Skip to Content

Metástasis ósea

LO QUE NECESITA SABER:

La metástasis ósea es un cáncer que empieza en un área y luego se propaga a un hueso. Algunos ejemplos son el cáncer de pulmón, seno, tiroides, próstata y riñón. La metástasis ósea sucede con frecuencia en la columna, hueso de la parte superior del brazo o la pierna, costillas, cadera o cráneo. El cáncer que se propaga a un hueso puede debilitar el hueso y aumentar el riesgo de presentar fracturas.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Medicamentos:

  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere hasta que su dolor esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Esteroides pueden aliviar el dolor causado por la inflamación.
  • La quimioterapia se utiliza para eliminar las células cancerosas.
  • La terapia hormonal se puede usar para reducir el dolor y mantener la densidad mineral en el hueso para prevenir las fracturas. Algunos medicamentos de hormonas pueden ser usados para prevenir que el cáncer se reproduzca.
  • Los bisfosfonatos ayudan a reducir el dolor de huesos, retardan el daño causado por el cáncer y reducen el riesgo de presentar fracturas.

Exámenes:

  • Una radiografía o una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) se puede usar para detectar el tumor. Las imágenes también pueden mostrar la falta o el exceso de hueso causado por el tumor. Es posible que le administren un medio de contraste que sirve para que sus huesos se vean con más claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar daños graves. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Una gammagrafía ósea puede ser usado para examinar sus huesos. A usted le van a administrar un líquido denominado trazador. El trazador sirve para que los problemas en los huesos se vean mejor en el escáner. En el transcurso del tiempo usted podría necesitar más de una gammagrafía ósea para controlar el crecimiento del tumor.
  • Los análisis de sangre: se pueden usar para buscar químicos llamados marcadores de tumores que son expulsados por el tumor. El examen también puede mostrar si existe una alta concentración de calcio en su sangre. El cáncer óseo puede causar que el hueso se disuelva y libere el calcio que se encuentra dentro del hueso.
  • Una biopsia es un procedimiento que se usa para tomar una muestra del tumor para ser analizado para determinar la presencia de cáncer.

Tratamiento:

  • La radioterapia usa rayos de alta energía para aniquilar las células cancerosas o para evitar que crezcan muy rápido.
  • La terapia dirigida es un medicamento para combatir las células cancerosas al destruir lo que se encuentra en el interior de las células. Usted puede recibir terapia dirigida al mismo tiempo con quimioterapia o radioterapia.
  • Cirugía puede ser necesaria para prevenir fracturas. Se pueden usar tornillos, placas u otros dispositivos para hacer que el hueso sea más estable. La cirugía también se puede usar para ayudar a que el hueso fracturado cicatrice correctamente. El cemento médico para el hueso se usa junto con otros tratamientos para fortalecer el hueso.

RIESGOS:

Usted corre un mayor riesgo de presentar fracturas de hueso. Usted también puede desarrollar problemas del músculo o nervio si el tumor presiona su médula espinal. Los problemas incluyen debilidad y parálisis que pueden ser permanentes. Usted también puede desarrollar hipercalcemia (niveles altos de calcio en la sangre) si el tumor disuelve el hueso y libera el calcio almacenado en el hueso.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide