Skip to main content

Meningitis Bacteriana Infantil

CUIDADO AMBULATORIO:

La meningitis bacteriana

es una inflamación de la membrana que rodea y protege el cerebro y la médula espinal de su niño. La inflamación se produce por una infección bacteriana y puede ser de peligro mortal. Las bacterias se encuentran en la boca, garganta o nariz. Se propagan de una persona infectada a otra al toser, besar o al compartir alimentos y bebidas. También se puede propagar por una infección en el oído, nariz, garganta, senos nasales o el cerebro. Una lesión cerebral o una cirugía en la cabeza también pueden propagar la infección.

Los signos y síntomas comunes son:

Cualquiera de los siguientes podría presentarse dentro de unas pocas horas o días:

  • Dolor de cabeza muy intenso, rigidez en el cuello y fiebre
  • Dolor en el cuello
  • Náuseas o vómitos
  • Sarpullido de color rojo o morado
  • Dolor en los ojos cuando el niño mira una luz brillante
  • Somnolencia o confusión mental

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene dificultad para despertar a su hijo.
  • Su hijo sufre una convulsión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene dolor de cabeza, fiebre y rigidez en el cuello.
  • Su hijo está confundido.
  • Su niño le dice que tiene problemas para ver o escuchar.
  • Su hijo tiene un sarpullido de color rojo o morado.

Llame al médico de su hijo si:

  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo está más molesto o soñoliento que de costumbre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Los antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
  • Esteroides reducen el enrojecimiento, el dolor y la inflamación.
  • Medicamentos anticonvulsivos ayudan a prevenir o controlar las convulsiones.
  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoagulante, siempre pregunte si los AINE son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Ayude a controlar los síntomas de su niño:

  • Haga que su niño descanse lo más posible. Una habitación oscura y tranquila podría ayudar si tiene dolor de cabeza. Consulte con el médico de su niño sobre cuándo su niño puede regresar al colegio o a la guardería.
  • De a su niño líquidos según indicaciones. Es posible que necesite tomar más líquidos para ayudar a evitar la deshidratación. Pregunte cuándo líquido darle a su niño cada día y cuáles son los más adecuados para él o ella.

Ayude a evitar la propagación de la meningitis bacteriana:

  • Lave sus manos y las de su niño con frecuencia. Use siempre agua y jabón. Enseñe a su niño cómo lavarse las manos. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • No permita que su hijo comparta artículos. Por ejemplo, juguetes, alimentos y bebidas.
  • Pregunte acerca de las vacunas que su hijo puede necesitar. Las vacunas sirven para proteger a su hijo y a otras personas a su alrededor contra enfermedades causadas por una infección. Su hijo debe recibir la vacuna contra la meningitis a las edades programadas. También debería recibir una vacuna anual contra la gripe tan pronto como se recomiende, normalmente a partir de septiembre u octubre. El médico de su niño puede indicarle qué otras vacunas debería recibir su hijo y cuándo debe recibirlas.

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Meningitis Bacteriana Infantil (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.