Skip to Content

Maltrato - Abuso Físico Infantil

LO QUE NECESITA SABER:

El maltrato físico a un menor ocurre cuando una persona intencionalmente lastima o pone en peligro a un niño. El maltrato físico puede incluir puñetazos, palizas, patadas, golpes, mordizcos, sacudidas, lanzar un objeto, estrangular, quemar, y alimentar a la fuerza. También es considerado maltrato físico cuando se disciplina a un niño con castigos físicos que son demasiados fuertes para la edad o la condición del niño. El sujetar o amarrar a un niño a la fuerza también se podría considerar una forma de maltrato o abuso físico.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Actividad:

Al principio, puede ser necesario que el niño descanse en cama y duerma lo suficiente. Llame de inmediato a sus médicos si el niño tiene problemas para respirar o dolor en el pecho.

Medicamentos:

  • Antibióticos pueden ser necesarios para prevenir o tratar una infección bacteriana.
  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere a que el dolor del niño sea muy intenso para pedir una cantidad adicional de analgésico. Informe a los médicos si usted cree que el dolor del niño continúa o empeora.
  • Una vacuna antitetánica puede prevenir que el niño contraiga tétano, y puede ser administrada si el niño tiene una lesión abierta. El niño debe recibir una vacuna contra el tétano si no la ha recibido en los últimos 5 a 10 años. Esta vacuna podría provocar enrojecimiento, inflamación, y dolor en el brazo del niño.

Su niño podría necesitar oxígeno adicional

si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Su niño puede recibir oxígeno mediante una máscara colocada sobre su nariz y boca o por unos tubos pequeños que se colocan en sus fosas nasales. Pregunte al médico de su niño antes de retirarle la máscara o los tubos de oxígeno.

Exámenes:

  • Exámenes de sangre y orina pueden mostrar signos de infección. También pueden ser usados para obtener información sobre el bienestar en general del niño.
  • Los signos neurológicos también llamados síntomas neurológicos, evaluaciones neurológicas o estado neurológico. Durante una evaluación neurológica, los médicos revisan cómo reaccionan las pupilas de su niño a la luz. También pueden examinar la memoria y con qué facilidad se despierta el niño. También podría examinarse el uso de la mano y el equilibrio. La forma en que el niño responda a los exámenes puede mostrar a los médicos si la lesión o enfermedad ha afectado a su cerebro.
  • Una radiografía, una imagen de resonancia magnética o una tomografía computarizada pueden mostrar cualquier hueso roto o dislocado, o lesiones internas. Las imágenes también pueden mostrar sangrados o dislocaciones. Al niño le pueden administra un medio de contraste que sirve para que los médicos observen con mayor claridad la lesión. Infórmele al médico si alguna vez el niño ha sufrido una reacción alérgica a un medio de contraste. No permita que el niño entre al cuarto de la resonancia con algún objeto de metal. El metal puede causar lesiones serias. Informe al proveedor si el niño tiene algún metal sobre o dentro de su cuerpo.

Tratamiento:

  • La terapia puede ayudar al menor a sentirse menos asustado, deprimido o ansioso. Un consejero puede ayudar a que el niño hable sobre sus sentimientos.
  • Cirugía puede ser necesaria para tratar las lesiones del niño. La cirugía puede ayudar a reparar una fractura de hueso. La cirugía también puede ser necesaria para corregir una deformidad provocada por sus lesiones.

RIESGOS:

Si colocan al niño en un hogar temporal o en un centro de cuidado, podría ser difícil para él estar lejos de su familia o de sus amigos. El asesoramiento psicológico podría ser difícil y doloroso emocionalmente. El niño puede presentar en la escuela cambios de comportamiento y académicos. También el menor podría desarrollar otros problemas. Estos problemas pueden incluir escaparse de la casa, el uso de drogas o alcohol, depresión y problemas de autoestima, alteraciones del estado de ánimo y problemas para relacionarse. Los actos de violencia repetidos podrían llevar a lesiones graves y ser una amenaza de muerte. Es posible que el niño quiera lastimarse a sí mismo o hacer daño a otras personas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide