Skip to Content

Maltrato - Abuso Físico Infantil

CUIDADO AMBULATORIO:

El abuso físico

de un menor ocurre cuando una persona intencionalmente lastima o pone en peligro a un niño. El maltrato físico puede incluir puñetazos, palizas, patadas, golpes, mordiscos, sacudidas, lanzar un objeto, estrangular, quemar, y alimentar a la fuerza. También se considera maltrato físico cuando se disciplina a un niño con castigos físicos que son demasiados fuertes para la edad o la condición del niño. El sujetar o amarrar a un niño a la fuerza también se podría considerar una forma de maltrato o abuso físico.

Signos y síntomas comunes del abuso físico en los niños:

El niño puede presentar lesiones o caídas repetidas sin explicación. El niño puede tener lesiones anteriores que nunca fueron tratadas. Es posible que también presente cualquiera de los siguientes:

  • Vómitos o irritabilidad
  • Rasguños, marcas de mordeduras, o marcas de objetos usados para dominar, como cinturones, cuerdas o cables eléctricos
  • Huesos rotos o dislocados
  • Moretones, cortes o cicatrices
  • Cicatrices o quemaduras de cigarrillos, planchas o agua caliente
  • Sangre o secreción proveniente de los ojos, nariz o boca
  • Pérdida inusual de vello corporal o un bajo peso corporal
  • Peleas, faltas u otros problemas en la escuela
  • Dificultad para ser sociable
  • Depresión, problemas de autoestima o problemas para dormir
  • Miedo a los extraños o se apega a una persona desconocida o al médico

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • El niño tiene sentimientos de autolesión o de hacerle daño a alguien más.
  • El niño tiene dificultad para respirar, dolor en el pecho o latidos cardíacos acelerados.

Llame al médico del niño si:

  • El niño presenta nuevos signos y síntomas desde la última consulta médica.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado del niño.

Tratamiento:

Un niño que ha sufrido un maltrato físico podría ser colocado en un hogar de crianza temporal o en una guardería. Estos servicios se podrían ofrecer para asegurar la seguridad y salud del niño.

  • La terapia puede ayudar al menor a sentirse menos asustado, deprimido o ansioso. Un consejero puede ayudarlo a hablar de sus sentimientos.
  • Los medicamentos para ayudar a calmar el dolor del niño o para tratar o prevenir una infección. Los medicamentos también pueden administrarse si el niño sufre de otras condiciones médicas.
  • La cirugía puede ser necesaria para tratar las lesiones del niño. La cirugía puede ayudar a reparar una fractura de hueso. La cirugía también puede ser necesaria para corregir una deformidad provocada por las lesiones.

Cuidado de las lesiones o heridas:

Si el niño tiene heridas, Solicite al médico que le proporcionen información sobre cómo cuidarlas.

El cuidado de un niño víctima de un maltrato físico:

  • Reporte la sospecha o la certeza de un maltrato o abuso físico. Puede ser difícil tener que denunciar el maltrato físico en niños, pero es muy importante hacerlo. Los médicos pueden ayudar al niño si corre riesgo de ser o si es víctima de abuso físico. Los médicos son requeridos por la ley de reportar el maltrato y abuso físico. Podría ser necesario que al niño lo retiren del hogar y lo lleven a un hogar de crianza temporal para protegerlo del abuso.
  • Vigile al niño para detectar si hay algún cambio. Tal vez note cambios en el comportamiento o la salud. Informe de cualquier cambio al médico o al consejero del niño.
  • Escuche al niño mientras juega, habla con otros o le habla a usted. Un niño puede representar lo que ha sucedido mientras está jugando. Puede que le cuente a usted o a otros algo de lo que ha pasado. No interrumpa ni haga preguntas. El niño puede dejar de hablar.

Acuda a las consultas de control con el médico o consejero del niño según le indicaron:

Escriba sus preguntas para que recuerde hacerlas durante las visitas del niño.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.