Skip to Content

La Glomerulonefritis Postestreptocócica

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la glomerulonefritis postestreptocócica?

La glomerulonefritis postestreptocócica (GNPE) es una inflamación en los riñones de su niño. Puede impedir que los riñones de su niño hagan la eliminación del desecho y del exceso de líquido. Esto puede conllevar a hipertensión y ser perjudicial para su niño. La glomerulonefritis postestreptocócica usualmente sucede después de una infección estreptocócica como la faringitis estreptocócica o el impétigo. La glomerulonefritis postestreptocócica es común en los niños entre los 5 a 12 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas de la glomerulonefritis postestreptocócica?

Los síntomas ocurren repentinamente en el transcuros de 1 a 4 semanas después de la infección de su niño. Su niño podría presentar cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Disminución de la orina u orina color ámbar (miel rojiza)
  • Inflamación de la cara, piernas o pies
  • Fatiga o dolor en las articulaciones
  • Fiebre o sarpullido
  • Dolor de cabeza
  • Convulsiones

¿Cómo se diagnostica la glomerulonefritis postestreptocócica?

El médico de su niño le preguntará acerca de cualquier infección que su niño pudiera haber tenido. Se realizarán exámenes de orina y de sangre para determinar como están funcionando los riñones de su niño. Si su niño ha tenido faringitis estreptocócica, su médico podría ordenarle un cultivo de garganta. El proveedor llevará a cabo un examen para escuchar por sonidos anormales de los pulmones y el corazón de su niño. También le revisará a su niño las piernas y la cara por inflamación.

¿Cómo se trata la glomerulonefritis postestreptocócica?

  • Medicamentos:
    • Diuréticos pueden ser administrados para disminuir la inflamación. La función de los diuréticos es remover el exceso de líquido del cuerpo de su niño.
    • Medicamentos para la presión arterial se puede administrar para bajar la presión arterial de su niño.
    • Antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
    • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Diálisis podría ser necesaria si su niño tiene insuficiencia renal grave. La diálisis sirve para limpiar la sangre de su niño cuando los riñones ya no lo pueden hacer.

¿Cómo puedo controlar la condición de mi niño?

  • Ayúdele a su niño a reposar según indicaciones. El reposo es importante para la recuperación de su niño. Permítale que regrese a sus actividades normales y que realice más cuando se sienta más fuerte.
  • Vigile la presión arterial de su niño. Consulte con el médico de su niño sobre cómo se debe tomar la presión arterial y cuál es el rango en que debería estar. Mantenga un registro de la presión arterial y llévelo a las citas de seguimiento.
  • Vigile la frecuencia con que orina su niño. Escriba el número de veces que el niño orina y de qué color es la orina.
  • Siga el plan de nutrición de su niño como se le indique. Es posible que sea necesario que limite el sodio (sal) y el potasio que su niño consume. También podría ser necesario que usted limite la cantidad de líquido que el niño toma. Esto ayudará a disminuir la acumulación de líquido en el cuerpo.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted no puede despertar a su niño.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • Su hijo tiene falta de aliento repentina o no puede hablar en oraciones completas.
  • Su hijo está respirando rápido y su corazón le está latiendo más rápido de lo normal.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo está inquieto o irritable.
  • Su hijo tiene vómito severo.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • La cara, piernas o pies de su niño continúan inflamándose, aún con el tratamiento.
  • La presión arterial de su niño no está dentro del rango que su médico le indicó que debería estar.
  • Los síntomas de su niño duran más de 2 semanas.
  • Su hijo tiene fiebre .
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide