Skip to Content

Inhalación De Humo

LO QUE NECESITA SABER:

La inhalación de humo ocurre cuando usted inhala humo nocivo de materiales y gases en combustión. El humo nocivo podría contener sustancias químicas o venenosas, como monóxido de carbono o cianuro. Cuando el humo nocivo se inhala, sus pulmones y vía respiratoria se pueden irritar, inflamarse y obstruirse. Los pulmones y las vías respiratorias dañadas provocan que el oxígeno no entre a la sangre y podría desarrollar una falla respiratoria. Falla respiratoria significa que no puede respirar de forma adecuada para obtener suficiente oxígeno para las células de su cuerpo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Broncodilatadores: Usted puede necesitar los broncodilatadores para ayudar a expandir los conductos aéreos de sus pulmones y facilitarle su respiración.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado personal:

  • Ejercicios respiratorios: Usted puede sentir que le falta el aliento cuando está en actividad. A continuación, mencionaremos los ejercicios respiratorios que pueden ayudarle a respirar más fácilmente.
    • Expulse el aire con los labios apretados o fruncidos (como tocando trompeta).
    • Respire usando su diafragma. Coloque una mano sobre su abdomen y respire de manera que su mano se mueva hacia fuera o hacia arriba. Sus pulmones tendrán mas espacio para expandirse y podrán tomar más aire.
  • Respiración profunda: Este ejercicio debe hacerse una vez cada hora para evitar que usted contraiga una infección pulmonar. La respiración profunda despeja los conductos que van a sus pulmones. Lentamente, tome una respiración profunda y aguante la respiración lo más posible. Luego, deje salir el aire. Tome 10 respiraciones profundas y seguidas cada hora, mientras se encuentre despierto. Pueden pedirle que use un espirómetro para incentivar las respiraciones profundas. Coloque la boquilla plástica en su boca y lentamente tome aire lo más profundo que pueda. Sostenga el aire lo máximo que usted pueda. Luego, deje salir el aire.
  • Oxígeno: Es posible que usted necesite oxígeno adicional para facilitar su respiración. El oxígeno puede ser administrado mediante una máscara plástica que se coloca sobre su nariz y boca. En lugar de una máscara, puede ser administrado a través de sondas nasales que son unos tubos cortos y delgados colocados en la nariz. Si el oxígeno le reseca su nariz, o si tiene enrojecimiento o llagas en su piel, dígale al médico. No fume ni permita que nadie fume en el cuarto donde se está usando el oxígeno. Esto último, podría causar un incendio.
  • Posiciones especiales para dormir: Es posible que usted tenga dificultad para respirar mientras duerme. Dormir en una posición con la parte superior de su cuerpo levantada, puede ayudarle a respirar mejor. Para hacerlo, usted puede usar almohadas de espuma en forma de medialuna o elevar la cama en la cabecera. Existen muchos dispositivos que usted puede comprar para elevar la parte superior de su cuerpo mientras se encuentre en cama. Use un dispositivo que incline todo su cuerpo o que doble su cuerpo en la cintura. El dispositivo no debe doblar su cuerpo en la parte alta de la espalda o del cuello.

Prevención de la inhalación de humo:

  • Para evitar los incendios, asegúrese de que las conexiones eléctricas, chimeneas, estufas de leña y radiadores de calor funcionan adecuadamente. Utilice las sustancias inflamables cuidadosamente y guárdelas fuera del alcance de los niños.
  • No deje los cigarrillos encendidos desatendidos y deséchelos apropiadamente. Mantenga los encendedores de cigarros y fósforos fuera del alcance de los niños.
  • Diseñe un plan de escape en su casa, en caso de que haya un incendio. Practíquelo frecuentemente con su familia. Arrástrese en el suelo para escapar un edificio en llamas. El aire en el suelo será menos caliente y más limpio.
  • Utilice detectores de humo en su casa y revíselos regularmente para verificar que estén funcionando de forma adecuada.

Comuníquese con su médico de cabecera si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Consiga atención médica inmediatamente o llame al 911 si:

  • Usted tose o vomita sangre.
  • Usted tiene latido cardíaco acelerado y dolor en el pecho.
  • Le ha aumentado la falta de aliento.
  • Usted se siente débil y la piel se ve pálida y húmeda.
  • Usted tiene respiración silbante.
  • Sus labios o uñas se tornan azules.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide