Skip to Content

Inhalación De Humo

CUIDADO AMBULATORIO:

La inhalación de humo

significa que usted inhaló humo de materiales y gases en combustión. El humo podría contener sustancias químicas o venenosas, como monóxido de carbono y cianuro. Las sustancias químicas nocivas pueden provenir del caucho, carbón, plástico o cables eléctricos en combustión.

Los signos y síntomas

dependen de la fuente del humo y del tiempo de exposición:

  • Tos y ronquera
  • Dolor en el pecho o la presencia de sangre cuando tose
  • Dificultad para respirar, como falta de aliento y respiración ruidosa.
  • Dolor de cabeza, dolor abdominal y náusea
  • Irritación en los ojos o problemas para ver
  • Desmayo
  • Hollín en sus fosas nasales o garganta

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted expectora o vomita sangre.
  • Usted tiene un ritmo cardíaco acelerado y dolor torácico.
  • Usted tiene más falta de aire.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Se siente débil.
  • Tiene la piel pálida y fría y húmeda.
  • Usted tiene respiración silbante.
  • Sus labios o uñas de los dedos se ponen azules.

Llame a su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

depende de cómo lo afectó el humo. Los pulmones y las vías respiratorias pueden irritarse, hincharse y bloquearse. El daño en las vías respiratorias y los pulmones impiden que el oxígeno ingrese a la sangre. Usted podría desarrollar insuficiencia respiratoria. La insuficiencia respiratoria significa que usted no puede respirar lo suficientemente bien como para obtener el oxígeno que las células de su cuerpo necesitan. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos podrían administrarse para abrir las vías aéreas para que usted pueda respirar con mayor facilidad. Usted también podría necesitar medicamentos para prevenir o tratar el dolor o una infección bacteriana.
  • Los antídotos podrían administrarse para suspender o controlar los efectos del humo que se inhaló. Los antídotos utilizados dependerán del tipo de humo que haya inhalado.
  • La terapia de oxígeno hiperbárico se usa para que su cuerpo obtenga más oxígeno. El oxígeno es aplicado bajo presión para ayudar a que entre en sus tejidos y su sangre.
  • El oxígeno adicional puede necesitarse si el nivel de oxígeno en su sangre es más bajo de lo normal.
  • Un respirador es una máquina que le administra oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por bien.

Cuidados personales:

  • Evite la irritación de las vías respiratorias. Sus pulmones podrían irritarse con más facilidad durante las siguientes semanas. Evite trabajar o estar cerca de sustancias químicas irritantes y el humo. El ejercicio intenso también podría ocasionar irritación en los pulmones. Haga ejercicio a un nivel que sea cómodo para usted.
  • Haga ejercicios de respiración si siente que le falta el aire cuando está activo.
    • Expulse el aire con los labios apretados o fruncidos (como tocando una trompeta).
      Inhalar y exhalar
    • Coloque una mano sobre su abdomen y respire de manera que su mano se mueva hacia fuera o hacia arriba. Sus pulmones tendrán más espacio para expandirse y podrán tomar más aire.
  • Haga respiraciones profundas 1 vez cada hora, o según las indicaciones. La respiración profunda ayudará a evitar que contraiga una infección pulmonar. Respire hondo lentamente y contenga el aliento tanto como pueda. Luego, deje salir el aire. Respire profundo 10 veces seguidas cada hora mientras esté despierto. Es posible que se le pidan que use un espirómetro incentivo para ayudarlo con esto. Coloque la boquilla plástica en su boca y lentamente tome aire lo más profundo que pueda. Sostenga el aire lo máximo que usted pueda. Luego suelte el aire.
    Como utilizar un espirómetro incentivo
  • Use el oxígeno adicional según las instrucciones para ayudarlo a respirar más fácilmente. Infórmele a su médico si su nariz se reseca o si usted tiene enrojecimiento o úlceras en su piel. Nunca fume ni permita que otras personas fumen en la misma habitación mientras esté prendido el oxígeno. Esto podría provocar un incendio.
  • Cambie la posición en la que duerme si tiene problemas para respirar cuando está acostado. Duerma en una posición con la parte superior de su cuerpo levantada para que pueda respirar más fácilmente. Usted puede usar cuñas de espuma o elevar la parte de la cabecera de la cama. Existen dispositivos que ayudan a elevar la parte superior de su cuerpo mientras está en la cama. Use un dispositivo que incline todo su cuerpo o que doble su cuerpo en la cintura. El dispositivo no debe doblar su cuerpo en la parte alta de la espalda o del cuello.

Prevención de la inhalación de humo:

  • Asegúrese de que las conexiones eléctricas, las chimeneas, las estufas de leña y los radiadores de calor funcionen adecuadamente. Use los líquidos inflamables de forma segura. Guárdelos en un área bajo llave, fuera del alcance de los niños. Use un cierre o pestillo a prueba de niños para que no puedan llegar a los líquidos.
    Cierres comunes para niños
  • No deje cigarrillos encendidos. Deseche los cigarrillos apropiadamente. Mantenga los encendedores y los fósforos en un sitio seguro, fuera del alcance de los niños.
  • Diseñe un plan de escape en su casa, en caso que haya un incendio. Practíquelo frecuentemente con su familia. Arrástrese en el suelo para escapar un edificio en llamas. El aire en el suelo será menos caliente y más limpio.
    Seguridad contra incendios en el hogar
  • Use detectores de humo en su casa. Coloque 1 detector en cada nivel de su casa y fuera de cada habitación. Revise los detectores de humo regularmente para asegurarse de que funcionen. Cambie las baterías al menos 1 vez al año.
  • Si necesita escapar de un edificio en llamas, arrástrese por el suelo. El aire estará más fresco y menos lleno de humo.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Inhalación De Humo (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.