Skip to Content

Hipertensión Portal

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la hipertensión portal?

La hipertensión portal es un aumento en la presión arterial de la vena porta de su hígado. La vena porta es el principal suministro de sangre para su hígado. Ciertas enfermedades forman un tejido cicatrizante que estrechan las venas en su hígado. El tejido cicatrizante disminuye el flujo de sangre que corre a través de su hígado. Esto causa que se eleve la presión arterial en su hígado.

¿Qué causa o aumenta mi riesgo de hipertensión portal?

  • Cirrosis (insuficiencia hepática) causada por el alcoholismo o la hepatitis
  • Un coágulo de sangre o la obstrucción de sangre en la vena porta o en una vena que lleva sangre desde el hígado al corazón
  • Esquistosomiasis (un parásito), o un virus hepático
  • Insuficiencia cardíaca
  • Demasiado hierro en su sangre
  • Antecedentes familiares de hipertensión portal, o estrechamiento de la vena porta al nacer

¿Cuáles son los signos y síntomas de la hipertensión portal?

  • Piel pálida, dedos inflamados, o la piel o las palmas enrojecidas o con comezón
  • Coloración amarillenta en la parte blanca de sus ojos o la orina de color café oscuro
  • Abdomen inflamado, inflamación de las venas que atraviesan su abdomen, o venas de araña en su estómago o espalda
  • Tumores recientes con venas visibles
  • Agrandamiento del tejido mamario en el varón o testículos encogidos
  • Ritmo cardíaco acelerado o fuerte
  • Confusión
  • Espasmos musculares o movimientos involuntarios de las manos
  • Falta de apetito o pérdida de peso súbita

¿Cómo se diagnostica la hipertensión portal?

Su médico le va a preguntar acerca de sus signos y síntomas y antecedentes de anomalías hepáticas. También puede preguntarle si ha sufrido una lesión en su abdomen o problemas con la coagulación de la sangre. Infórmele si usted ha tomado píldoras anticonceptivas o vitamina A recientemente. Es posible que también necesite alguno de los siguientes tratamientos:

  • Los análisis de sangre: se pueden utilizar para determinar que tan bien funciona su hígado o si tiene problemas de coagulación.
  • Un ultrasonido, una tomografía axial computarizada (TAC), o un escáner de resonancia magnética (RM) se puede necesitar para observar si tiene problemas con el flujo de sangre dentro de su hígado. Las pruebas pueden utilizarse también para medir la presión arterial en el hígado. Es posible que le administren un líquido de contraste para que su hígado y la vena porta se vean con mayor claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste.

¿Cuál es el tratamiento para la hipertensión de la vena porta?

  • Los bloqueadores beta disminuye la presión arterial en su vena porta al bajar su ritmo cardíaco y al ensanchar sus venas sanguíneas. Una presión más baja puede ayudar a prevenir un daño al hígado y prevenir un sangrado.
  • Extracción de liquido se puede necesitar cuando el líquido en su abdomen le impide respirar con facilidad. Se utilizará una aguja para extraer de su abdomen el líquido acumulado. Es probable que necesite que se le extraiga líquido más de una vez.
  • Cirugía se puede necesitar para mejorar el flujo de sangre dentro de su hígado. Es posible que necesite de un trasplante de hígado en caso de que no mejore su condición. Solicite que su médico le suministre más información sobre los tipos de cirugía que podría necesitar.

¿Qué puedo hacer para controlar la hipertensión portal?

  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. Algunos alimentos bajos en sodio utilizan sales de potasio para añadir sabor. Demasiado potasio también puede causar problemas de salud. Su médico le dirá qué cantidad de sodio y potasio es segura para el consumo en un día. Él puede recomendarle que limite el sodio a 2,300 mg al día.

  • Siga el plan de comidas recomendado por su médico. Un dietista o médico puede darle más información sobre planes de bajo contenido de sodio o el plan de alimentación DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión). El plan DASH es bajo en sodio, grasas saturadas y grasa total. Es alto en potasio, calcio y fibra.

  • No consuma alcohol. El alcohol le va a estrechar aún más sus vasos sanguíneos, crear daños al hígado y empeorar su condición. Hable con su médico si usted necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento. Algunos medicamentos pueden dañar su hígado. Por ejemplo, antibióticos, acetaminofeno y píldoras anticonceptivas.

Llame al 911 si presenta:

  • Usted tiene dolor en el pecho o falta de aire.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted vomita sangre.
  • Usted tiene evacuaciones intestinales con sangre o negras.
  • Usted tiene las piernas inflamadas.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Su abdomen se inflama.
  • Usted orina muy poco.
  • Su corazón está latiendo más rápido que lo habitual para usted.
  • Está más olvidadizo o confundido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide