Skip to Content

Hernia De Disco Lumbar

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una hernia de disco lumbar?

Se produce una hernia de disco lumbar cuando uno de los discos sobresale de la columna lumbar. Los discos lumbares son como cojines esponjosos que se encuentran entre las vértebras (huesos) de la parte inferior de la espalda. El disco herniado puede ejercer presión en los nervios o en la médula espinal.

¿Qué causa una hernia de disco lumbar?

  • Las fracturas o cambios en la forma de las vértebras pueden aumentar el riesgo de que se produzca una hernia de disco. El material gelatinoso que se encuentra dentro de los discos podría escaparse por las fracturas. Todo el disco también podría empezar a sobresalir.
  • Los discos se pueden debilitar si disminuye la cantidad de material gelatinoso que se encuentra en su interior. El disco se vuelve menos acolchado y sobresale entre las vértebras. Los discos se pueden debilitar con la edad. También se pueden debilitar cuando la persona maneja grandes distancias a menudo o permanece sentada la mayor parte del tiempo.
  • Una lesión en la espalda podría causar que un disco se debilite o sobresalga. La espalda se podría lesionar al levantar objetos muy pesados o realizar actividades físicas muy exigentes.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una hernia de disco lumbar?

Es posible que una hernia de disco lumbar leve no cause ningún signo o síntoma. Podría tener cualquiera de los siguientes signos y síntomas si el disco herniado pone presión contra los nervios o la médula espinal:

  • Ardor, punzadas u hormigueo que baja por una o por ambas piernas
  • Dolor en la parte inferior de la espalda, los glúteos, la ingle o las piernas
  • Pérdida de la sensación o debilidad en una pierna
  • Dificultad para caminar o mover los pies o los dedos de los pies

¿Cómo se diagnostica una hernia de disco lumbar?

Su médico le preguntará qué síntomas y problemas de salud tiene. Podría examinarle la espalda para comprobar si existe algunas áreas de anormalidad. Comuníquele si le duele alguna parte de la espalda al tacto. Podría asimismo examinarle los reflejos de los tobillos y las rodillas. Es posible que deba hacerse alguna de las siguientes pruebas:

  • Una prueba de elevación de pierna extendida se realiza para comprobar si el disco está ejerciendo presión contra los nervios o la médula espinal. El médico le pedirá que se acueste boca arriba con las piernas extendidas. Le levantará una pierna a la vez, tanto como sea posible. Pídale que se detenga si esto le causa dolor.
  • Una prueba de tensión neural se realiza para comprobar si el disco está ejerciendo presión contra los nervios o la médula espinall. Le indicarán que se siente con las piernas colgando y la espalda derecha. El médico le pedirá que se eche hacia delante mientras que continúa mirando hacia adelante. Luego le pedirá que mire hacia abajo, que extienda una pierna y que apunte hacia el techo con los dedos del pie. Comuníquele qué siente cada vez que el médico le pida que haga un movimiento. Tendrá que repetir esta prueba con la otra pierna.
  • Una imagen por resonancia magnética o tomografía computarizada; se podría usar para tomar imágenes de la parte inferior de su espalda. Las imágenes podrían mostrar si un disco sobresale o está poniendo presión en los nervios o en la médula espinal. Es posible que le administren un medio de contraste para que las imágenes se vean con mayor claridad. Informe al médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medio de contraste. No entre a la sala donde harán el estudio por resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal podría causar lesiones graves. Dígale al médico si tiene alguna pieza de metal sobre o dentro de su cuerpo.
  • Una mielografía es una radiografía de la médula espinal. Se administrará una inyección con un tinte alrededor de la médula espinal antes de tomar la radiografía.
  • Una radiografía de la parte inferior de la espalda se podría realizar de la parte inferior para comprobar si existe alguna anormalidad.
  • Una discografía se hace para comprobar si el dolor es el resultado de un disco que sobresale de la columna. El médico inyectará un tinte en el disco que cree que está herniado. Podría hacer una tomografía computarizada para observar el disco después de administrar la inyección.

¿Cómo se trata una hernia de disco lumbar?

Es posible que su médico le indique que guarde cama durante algunos días. Es preferible que descanse acostado de lado con las rodillas dobladas. Coloque un cojín entre las rodillas para reducir la presión en la columna y los nervios. También podría necesitar alguno de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos:
    • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos bajan la inflamación y alivian el dolor. Estos se pueden comprar sin receta médica. Pregunte a su médico cuál de estos medicamentos es apropiado para usted y qué dosis debe tomar. Siga las indicaciones. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos pueden causar sangrado estomacal o problemas renales si no se toman de la manera indicada. Si toma un anticoagulante, siempre pregunte a su médico si puede tomar este tipo de medicamentos sin correr peligro.
    • Analgésicos para el dolor podrían ser recetados. No espere a que el dolor sea demasiado fuerte para tomar este medicamento.
    • Relajantes musculares y esteroides también podrían ser recetados. Las esteroides bajan la inflamación.
    • Se podrían recetar medicamentos inyectables. La quimionucleólisis podría ayudar a encoger el disco herniado. Una inyección epidural adormece el área alrededor del disco herniado y alivia el dolor.
  • Su médico le podría recomendar fisioterapia. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda y aliviar el dolor. El fisioterapeuta podría enseñarle a agacharse, alzar peso, sentarse y ponerse de pie de modo de reducir el riesgo de que le duela la espalda.
  • Una cirugía podría ser necesaria para reparar el disco herniado si los otros tratamientos no dan resultado. Se podría hacer una cirugía para eliminar la hernia de disco y fortalecer la columna vertebral. También se podría hacer para reducir la presión en los nervios y la médula espinal.

¿Cómo puedo controlar el dolor de una hernia de disco lumbar?

  • Aplíquese calor. El calor contribuye a aliviar el dolor y los espasmos musculares. Aplíquese calor durante 20 a 30 minutos cada 2 horas por la cantidad de días que le indiquen.
  • Haga ejercicios y actividades que no fuercen su espalda. Los ejercicios que no irritan los músculos de la espalda podrían ayudar a aliviar el dolor. Algunos ejemplos de este tipo de ejercicios son caminar, nadar y montar en bicicleta. No levante objetos pesados mientras que su espalda se esté recuperando. Trate de no permanecer sentado durante mucho tiempo. Consulte con su médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicio.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Pierde la sensación en una o ambas piernas.
  • Le duele la parte inferior de la espalda cuando descansa.
  • Tiene dificultad para mover una o ambas piernas.
  • Comienza a tener pérdidas de orina o de evacuaciones intestinales y esto no es algo normal en su caso.
  • El dolor empeora, incluso después de haber tomado los medicamentos.
  • Tiene alguna pregunta o preocupación acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención médica de inmediato o llamar al 911?

  • No puede controlar cuándo orina o tiene una evacuación intestinal.
  • No puede mover una o ambas piernas.
  • Pierde la sensación en la ingle o los glúteos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide