Skip to Content

Fusión Vertebral Anteroposterior

LO QUE NECESITA SABER:

La fusión de la columna vertebral anteroposterior es una cirugía para reparar su espina dorsal. Durante la cirugía, 2 o más vértebras se unen utilizando injertos de hueso o implantes, tornillos o varas. La fusión de la columna vertebral se utiliza para tratar fracturas en las vértebras o condiciones espinales dolorosas que no pueden ser controladas con medicamentos u otros tratamientos. Puede ser utilizado para corregir una deformidad tal como la escoliosis. También puede hacerse si usted tiene un disco (un acojinamiento entre la vértebra) que ha sido dañado.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamento para el dolor: Usted podría necesitar medicamento para suspender o reducir el dolor.
    • Aprenda como tomar su medicamento. Pregunte cual es el medicamento que necesita tomar y la dosis. Asegúrese que usted sepa cómo, y cuando lo necesita tomar al igual que la frecuencia.
    • No espere que su dolor este muy fuerte para tomar su medicamento. Informe a sus médicos si no disminuye su dolor.
    • Los medicamentos para dolor podrían causar mareos o soñolencia. Para prevenir caídas, llame a alguien cuando se vaya a levantar de la cama o si necesita ayuda.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Tenga seguimiento con su médico de cabecera o con el cirujano ortopeda según indicado:

Puede que usted necesite pruebas de imágenes tales como los rayos-X, TC o escán RM para asegurar que sus vértebras están sanando correctamente. Anote sus preguntas para que recuerde preguntarlas durante sus citas.

Fisioterapia:

Puede que usted necesite fisioterapia después de su cirugía. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios que mejorarán su movimiento y fortaleza. La fisioterapia también puede ayudar a disminuir el dolor.

  • Puede que un fisioterapeuta le tome medidas para una abrazadera para la espalda. Esta abrazadera puede apoyar su espalda y lo ayude a sentirse más cómodo, o puede que limite su movimiento. Puede que usted necesite tener puesto la abrazadera por más de 3 meses.
  • Puede que su fisioterapeuta le enseñe a hacer ejercicios para hacer en el hogar. Estos también pueden hacerse a solas o con la ayuda de un familiar. Sólo haga los ejercicios de rango de movimiento que su fisioterapeuta le sugiera. No haga otros ejercicios. No haga los ejercicios de rango de movimiento más frecuentemente que lo indicado.
  • Puede que se le pida que haga un poco más según usted se sienta más fuerte y el dolor haya disminuido.

Cuidado de la herida:

  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la hinchazón, dolor y el enrojecimiento. Lo mejor es comenzar a usar el hielo justo después de la cirugía y continuar usándolo durante las siguientes 24 a 48 horas. Ponga hielo picado en una bolsa plástica y envuélvala con una toalla formando un paquete. Coloque este paquete sobre la incisión durante 15 a 20 minutos cada hora y por tanto tiempo como usted lo necesite. No duerma sobre el paquete de hielo porque podría sufrir una quemadura.
  • Limpieza: Puede que usted tenga tiras delgadas de cinta adhesiva sobre sus incisiones. Manténgalas limpias y secas, con excepción de cuando se está bañando. Deje que se despeguen por sí solas. No las jale para quitárselas. Pídale a familiares, amistades o a su médico del hogar que lo ayuden a lavar sus incisiones cuidadosamente con agua y jabón. Pídale a su médico de cabecera o a su cirujano ortopeda más información de cuán frecuentemente debe de lavar la herida.

Bañarse con suturas:

Pregunte cuándo se puede bañar. No permita que las suturas se mojen amenos que su médico de cabecera se lo indique. Lave cuidadosamente la parte de su cuerpo que tiene las suturas. No haga fricción sobre las suturas para secar su piel. Palmadee el área cuidadosamente con una toalla. Cuando el área se haya secado, aplique una venda nueva y limpia según indicado. Una silla para la ducha en la ducha o tina puede facilitar su baño. Una alfombrilla de hule en el piso de su ducha o en la tina puede evitar que usted se caiga mientras se baña.

Actividades:

Evite actividades que requieran levantar, halar o empujar objetos pesados. No levante nada sobre su cabeza. No tuerza o doble la cintura. Puede que usted también necesite limitar otros movimientos corporales. Pregúntele a su médico de cabecera cuándo puede empezar a hacer actividades normales.

  • Descanso: Puede que usted sienta deseos de descansar más a menudo después de la cirugía. Lentamente empiece a hacer más actividades cada día. Descanse si siente que necesita hacerlo. No se acueste sobre su estómago. Limite las subidas y bajadas de escalones a sólo una vez al día por 1 a 2 semanas si le es posible. Su fisioterapista le puede dar instrucciones específicas de posiciones de dormir y sentarse.
  • Conducir: Pregunte cuándo puede volver a conducir un vehículo. No tome viajes en automóvil aun como pasajero hasta que su médico de cabecera se lo indique.

Comuníquese con su médico de cabecera o cirujano ortopeda si:

  • El dolor se empeora aun después de haber tomado su medicamento para el dolor.
  • Usted tiene escalofríos, tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Busque ayuda inmediatamente o llame al 911 si:

  • Sus incisiones están hinchadas, enrojecidas o goterean pus, o sus suturas o grapas se separan.
  • Su venda se empapa de sangre.
  • Usted no puede controlar cuándo orina o tiene evacuaciones intestinales.
  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Algunas partes de su cuerpo están entumecidas, tienen hormigueo, se sienten frías al tocar, o se ven azuleadas.
  • Usted no puede sentir ni mover sus piernas.
  • Usted tiene dificultad para respirar o repentinamente tiene dolor en el pecho.
l

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide