Skip to Content

Fractura De Salter-harris

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una fractura Salter-Harris?

Una fractura Salter-Harris en niños sucede cuando un hueso atraviesa una placa de crecimiento. Los huesos de su niño crecen a partir de las placas de crecimiento que están cerca del final del hueso. Las fracturas Salter-Harris ocurren con más frecuencia en los dedos o en la parte de abajo del brazo y pierna.


¿Qué tipos de fracturas Salter-Harris existen?

Existen 5 tipos de fracturas Salter-Harris:

  • Tipo 1: Las fracturas de tipo 1 atraviesan por completo la placa de crecimiento.
  • Tipo 2: Las fracturas de tipo 2 atraviesan la placa de crecimiento y quiebran parte de la parte larga del hueso.
  • Tipo 3: Las fracturas de tipo 3 atraviesan parte de la placa de crecimiento y quiebran parte del final del hueso.
  • Tipo 4: Las fracturas de tipo 4 atraviesan parte de la parte larga del hueso, placa de crecimiento, y final del hueso.
  • Tipo 5: Las fracturas de tipo 5 ocurren cuando la placa de crecimiento se aplasta.

¿Qué incrementa los riesgos de una fractura Salter-Harris?

  • Crecimiento: El crecimiento:Cualquier niño que aún esté creciendo está en riesgo de fracturas Salter-Harris. Los chicos adolescentes corren el mayor riesgo.
  • Deportes: Las fracturas Salter-Harris son comunes en gimnastas, jugadores de baloncesto, y jugadores de fútbol americano. La fractura también puede desarrollarse con el tiempo como resultado de entrenamiento deportivo fuerte.
  • Caídas: Caídas de bicicletas, patinetas, o esquíes pueden conllevar a fracturas de Salter-Harris.
  • Accidentes automovilísticos: La fuerza de un accidente de carro, motocicleta, o vehículo de todo terreno puede causar una fractura de Salter-Harris.
  • Agresión o abuso: Tirar o doblar el brazo o la pierna fuertemente puede quebrar la placa de crecimiento.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las fracturas Salter-Harris?

  • Dolor e inflamación
  • Sensibilidad
  • Cambio en la forma del área lesionada distinta a lo normal
  • No puede mover o apoyarse en el brazo o pierna lesionada

¿Cómo se diagnostican las fracturas Salter-Harris?

El médico de su niño le preguntará cuando empezaron los síntomas. Si su niño está lesionado, el le preguntará como sucedió la lesión. El médico le presionará con cuidado el área afectada para ver si hay inflamación y sensibilidad. Le pedirá a su niño que le muestre donde le duele y que mueva el área lesionada si puede. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Radiografía: Las radiografías son imágenes de los huesos de su niño que se toman para revisar si hay fracturas. Se podrían tomar varias imágenes.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Es un tipo de radiografía en donde se utiliza una computadora para tomar imágenes de los brazos y piernas de su hijo. Es probable que se le administre a su hijo un líquido de contraste antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver mejor. Las personas alérgicas al yodo o los mariscos también pueden ser alérgicas al tinte. Infórmele al médico si su niño es alérgico a los mariscos o a otra cosa o tiene otra enfermedad.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Las ondas de la resonancia magnética se usan para tomar imágenes del brazo o pierna de su niño. Su niño tendrá que acostarse quieto durante la resonancia magnética. Nunca entre a una habitación de resonancia magnética con algún objeto metal. Esto puede causar lesiones graves.

¿Cómo se tratan las fracturas Salter-Harris?

Su tratamiento depende del tipo de fractura que su niño tenga y su severidad. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Analgésicos: Es posible que a su hijo le administren medicamentos para eliminar o calmar el dolor.
  • Yeso o férula: Una tablilla detiene el movimiento del área afectada hasta que se haga el resto del tratamiento. Si el hueso no se ha dislocado (salido de lugar), a su niño le podrían poner una férula para asegurar que el hueso esté en su lugar mientras sana. Las férulas también se pueden usar después de la reducción (cuando el hueso se devuelve a su lugar) o cirugía.
  • Cirugía: Su niño podría necesitar cirugía para reparar ciertos tipos de fracturas Salter-Harris. Se le colocarán clavos o tornillos dentro del hueso quebrado. Estos sostendrán juntos los pedazos de hueso en los lugares correctos.

¿Cuáles son los riesgos de las fracturas Salter-Harris?

Es probable que el hueso de su niño no sane o sane mal. Con el tiempo, el crecimiento del hueso puede retrasarse o detenerse dependiendo del tipo de fractura Salter-Harris. El miembro podría doblarse o acortarse y por consiguiente adquirir una movilidad más limitada. Su hijo podría desarrollar una infección derivada de su lesión. Las fracturas Salter-Harris también pueden dañar los nervios, vasos sanguíneos, y músculos alrededor del hueso.

¿Qué puedo hacer para ayudar a sanar la fractura Salter-Harris de mi niño?

Su niño podría necesitar lo siguiente:

  • Eleve: Mantenga la férula o tablilla elevada por encima del nivel del corazón de su ni niño, siempre que sea posible, por 1 a 3 días. Su niño se puede acostar en una cama o reclinarse en una silla con almohadas por debajo de la pierna o pie lesionado. Use almohadas para ayudarle a elevar su brazo o mano lesionada. Su niño debe mover sus dedos sanos con frecuencia.
  • Hielo: Use hielo para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación. Ponga hielo picado en una bolsa de plástico y cúbrala con una toalla. Ponga el hielo sobre el yeso o la férula las veces y el tiempo que indique su médico.
  • Cuidado de la férula o tablilla: Use bolsas de plástico o algún material impermeable para que la férula o la tablilla se mantengan secas cuando su niño se baña. Asegúrese de que no le entre polvo, tierra, ni arena a la férula o tablilla. No saque el relleno o quiebre las partes duras de la férula. Su niño tampoco debe rascarse la piel por debajo de la férula con ganchos para ropa u otros objetos filosos.

¿Cómo se pueden prevenir las lesiones de deportes?

  • Revisiones regulares: Su niño debe ver un médico para realizarse exámenes para deportes. Pídale a su niño que le diga donde le duele. Las revisiones regulares podrían detectar lesiones desconocidas antes de empeorar.
  • Cambios de ejercicio: Su niño no debería hacer los mismos ejercicios o prácticas todos los días.
  • Juego seguro: Asegúrese que su niño compita con otros niños de su misma edad, nivel de condición física, y habilidad.
  • Descanse: Los periodos de descanso son necesarios durante los entrenamientos de deportes. Si su niño se lesiona, es recomendable que evite deportes de contacto por 4 a 6 meses para prevenir otra lesión.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted nota inflamación por debajo de la férula o el yeso.
  • La férula de su niño luce quebradiza o tiene puntos suaves.
  • Usted tiene preguntas sobre la condición o el cuidado de su niño.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • El dolor que su niño siente empeora, aún después de tomar medicamentos.
  • Su niño dice que su férula o tablilla se siente muy ajustada.
  • La piel bajo la férula o tablilla hormiguea o está entumecida.
  • Su hijo ya no puede mover sus dedos de las manos o pies.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide