Skip to Content

Fractura De Salter-harris

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura Salter-Harris en niños sucede cuando un hueso atraviesa una placa de crecimiento. Los huesos de su niño crecen a partir de las placas de crecimiento que están cerca del final del hueso. Las fracturas Salter-Harris ocurren con más frecuencia en los dedos o en la parte de abajo del brazo y pierna. Es posible que la fractura Salter-Harris de su hijo no se vea en los rayos X al principio. Algunas fracturas Salter-Harris toman hasta 14 días antes de que se puedan observar en un rayos Xs. Se necesita colocar un yeso o férula si su niño tiene una fractura Salter-Harris o se sospecha. Esto va a ayudar a prevenir más lesión a la placa de crecimiento y huesos cercanos.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Analgésicos: Es posible que a su hijo le administren medicamentos para eliminar o calmar el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo para darle su medicamento a su niño.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Programe una cita con el médico o traumatólogo dentro de 1 semana o como se le indique:

Es probable que el médico de su niño necesite revisar la fractura cada semana mientras sana. Pregúnte con qué frecuencia tiene que llevar a su niño al médico o al traumatólogo. Anote cualquier pregunta que tenga así se acuerda de hacerla durante sus citas de seguimiento.

Cómo cuidar de mi niño:

  • Eleve: Mantenga la férula o tablilla elevada por encima del nivel del corazón de su ni niño, siempre que sea posible, por 1 a 3 días. Su niño se puede acostar en una cama o reclinarse en una silla con almohadas por debajo de la pierna o pie lesionado. Use almohadas para ayudarle a elevar su brazo o mano lesionada. Su niño debe mover sus dedos sanos con frecuencia.
  • Hielo: Ponga hielo picado en una bolsa de plástico y cúbrala con una toalla. Ponga el hielo sobre el yeso o la férula las veces y el tiempo que indique su médico.

Cómo cuidar de la férula o tablilla de mi niño:

  • No moje el yeso o la férula. Use 2 capas de bolsas plásticas o material impermeable para que la férula o tablilla permanezcan secas cuando su niño se baña.
  • Asegúrese de que no le entre polvo, tierra, ni arena a la férula o tablilla.
  • Si su niño tiene una férula en la pierna, pregunte cuando es correcto que su niño camine con la férula puesta.
  • No saque el relleno o quiebre las partes duras de la férula.
  • No permita que su niño use ganchos para ropa u otros objetos filosos para rascarse la piel por debajo de la férula.

Cómo prevenir las lesiones de deportes:

  • Descanse: Los periodos de descanso son necesarios durante los entrenamientos de deportes. Si su niño se lesiona, es recomendable que evite deportes de contacto por 4 a 6 meses para prevenir otra lesión.
  • Revisiones regulares: Su niño debe ver a su médico como se le indique. Pídale a su niño que le diga donde le duele. Las revisiones regulares podrían detectar lesiones desconocidas antes de empeorar.
  • Cambios de ejercicio: Su niño no debería hacer los mismos ejercicios o prácticas todos los días.
  • Juego seguro: Asegúrese que su niño compita con otros niños de su misma edad, nivel de condición física, y habilidad.

Comuníquese con el médico de su niño o traumatólogo si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted nota inflamación por debajo de la férula o el yeso.
  • La férula de su niño luce quebradiza o tiene puntos suaves.
  • Usted tiene preguntas sobre la condición o el cuidado de su niño.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • El dolor que su niño siente empeora, aún después de tomar medicamentos.
  • Su niño dice que su férula o tablilla se siente muy ajustada.
  • La piel bajo la férula o tablilla hormiguea o está entumecida.
  • Su hijo ya no puede mover sus dedos de las manos o pies.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide