Skip to Content

Fractura De Salter-harris

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura Salter-Harris es una rotura en el hueso de su hijo que atraviesa una placa de crecimiento. Las placas de crecimiento son los tejidos que forman nuevo hueso en los extremos de algunos huesos para alargarlos a medida que su hijo crece. Por ejemplo, los huesos del muslo, los huesos del antebrazo y los huesos de los dedos. Cuando su hijo haya finalizado la etapa de crecimiento, estas placas se endurecerán y se convertirán en hueso sólido. Es posible que transcurran hasta 14 días antes de que algunas fracturas Salter-Harris puedan observarse en radiografías. Se necesita colocar un yeso o férula si su niño tiene una fractura Salter-Harris o se sospecha. Esto ayudará a evitar que se produzca una mayor lesión en la placa de crecimiento y en la porción cercana de hueso.

Fracturas Salter-Harris

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • El dolor que su niño siente empeora, aún después de tomar medicamentos.
  • La piel bajo la férula o tablilla hormiguea o está entumecida.
  • Su hijo ya no puede mover los dedos de las manos o de los pies.

Comuníquese con el médico de su niño o traumatólogo si:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Su hijo dice que la férula o el yeso se sienten muy ajustados.
  • Usted nota inflamación por debajo de la férula o el yeso.
  • La férula de su niño luce quebradiza o tiene puntos suaves.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o el cuidado de su niño.

Medicamentos:

  • Puede administrarse un medicamento recetado para el dolor. Consulte con el médico de su niño sobre cuál es la forma segura de administrar este medicamento. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No le dé a su niño otros medicamentos que contengan acetaminofeno sin consultar al médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte al médico de su niño cómo prevenir o tratar el estreñimiento.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cómo cuidar de mi niño:

  • Descansar puede ayudar a que la fractura de su hijo sane y a que pueda controlar el dolor. Haga que su hijo descanse a menudo durante el día.
  • Eleve la zona afectada por encima del nivel del corazón de su niño, con tanta frecuencia como sea posible, durante 1 a 3 días. Su niño se puede acostar en una cama o reclinarse en una silla con almohadas por debajo de la pierna o pie lesionado. Use almohadas para apoyar la zona. Su niño debe mover los dedos de las manos y de los pies con frecuencia para mantener el flujo sanguíneo.
  • El hielo ayuda a calmar el dolor y bajar la inflamación. Ponga hielo picado en una bolsa de plástico y cúbrala con una toalla. Ponga el hielo sobre el yeso o la férula las veces y el tiempo que indique su médico.
    Hielo y elevación
    Hielo y elevación

Cómo cuidar de la férula o tablilla de mi niño:

  • No moje el yeso o la férula. Use 2 capas de bolsas plásticas o material impermeable para que la férula o tablilla permanezcan secas cuando su niño se baña.
  • Asegúrese de que no le entre polvo, tierra, ni arena a la férula o tablilla.
  • Si su niño tiene un yeso en la pierna, pregunte cuándo es seguro que él camine con el yeso puesto.
  • No saque el relleno o quiebre las partes duras de la férula.
  • No permita que su niño use ganchos para ropa u otros objetos filosos para rascarse la piel por debajo de la férula.

Cómo prevenir las lesiones de deportes:

  • Lleve a su niño a realizarse exámenes regulares, según lo indicado. Pídale a su niño que le avise si le duele. Las revisiones regulares podrían detectar lesiones desconocidas antes de empeorar.
  • Ayude a su niño a realizar diferentes ejercicios. Su niño no debería hacer los mismos ejercicios o prácticas todos los días.
  • Enséñele a su niño a jugar de manera segura. Asegúrese que su niño compita con otros niños de su misma edad, nivel de condición física, y habilidad.
  • Haga que su hijo descanse durante las actividades deportivas, según lo indicado. Los periodos de descanso son necesarios durante los entrenamientos de deportes. Si su niño se lesiona, es recomendable que evite deportes de contacto por 4 a 6 meses para prevenir otra lesión.

Programe una cita con el médico de su hijo como se le haya indicado:

Es probable que el médico de su niño deba revisar la fractura cada semana mientras sana. Pregunte con qué frecuencia tiene que llevar a su niño al médico o al traumatólogo. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide