Skip to Content

Fractura De Pierna

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una fractura de pierna?

Una fractura de pierna es una fractura en cualquiera de los 3 huesos largos de la pierna. El fémur es el hueso más grande y va de su cadera a la rodilla. La fíbula y tibia son los 2 huesos en la parte inferior de su pierna que van de su rodilla al tobillo.


¿Qué causa una fractura de pierna?

Las fracturas de hueso casi siempre son la consecuencia de una lesión. Los accidentes automovilísticos y de deportes son causas comunes de fracturas de pierna. Las fracturas por estrés pueden ocurrir como resultado del uso repetitivo o el uso excesivo. Las fracturas por estrés son fisuras diminutas que se forman en los huesos largos, como la tibia. La osteoporosis (huesos frágiles) puede aumentar su riesgo de fracturas de pierna si usted sufre una caída.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura de pierna?

  • Dolor que empeora cuando usted se para sobre la pierna lesionada o la mueve
  • Dificultad para mover la pierna
  • Posición o forma anormal de la pierna
  • Inflamación o moretones
  • Debilidad o pérdida de sensación en la pierna

¿Cómo se diagnostica una fractura de pierna?

Su médico le preguntará cómo se lesionó la pierna. Examinará su pierna. Es posible que el médico toque áreas de su pierna para ver si usted tiene menos sensibilidad. El médico además lo revisará para buscar heridas abiertas en la piel. Es posible que deba realizarse una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una resonancia magnética. Es posible que le den tinte de contraste para ayudar a que la fractura se vea con más claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata una fractura de pierna?

El tratamiento va a depender del tipo de fractura que usted tenga, y su severidad. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Una abrazadera, un yeso o una férula se podrían colocar en su pierna para limitar su movimiento y sostener los huesos fracturados en su lugar. Estos aparatos podrían ayudar a disminuir el dolor y prevenir más daño a los huesos.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte cómo tomar estos medicamentos de una forma segura.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • La fijación externa es cirugía que se realiza para colocarle tornillos en los huesos fracturados. Los tornillos se fijarán a un dispositivo fuera de su pierna. La fijación externa mantiene los huesos unidos, de modo que se puedan sanar. Usted aún podría necesitar cirugía abierta en su pierna para reparar áreas lesionadas después de que se haya removido la fijación externa.
  • La reducción abierta y fijación interna podría realizarse para regresar los huesos a su posición correcta. Esto podría incluir el uso de cables, clavos, placas o tornillos especiales. Estos instrumentos sirven para mantener las partes del hueso alineadas de modo que la pierna sane adecuadamente.
  • La tracción puede ser necesaria si los huesos de su hijo se quebraron en dos pedazos. La tracción jala los huesos para colocarlos nuevamente en su lugar. Es posible que se coloque un clavo en su hueso o yeso y se amarre al dispositivo de tracción. Se cuelgan pesas del dispositivo de tracción para ayudar a poner los huesos en la posición correcta.

¿Qué puedo hacer para ayudar a sanar la fractura de mi pierna?

  • Descanse la pierna como se le indique y evite actividades que causen dolor en las piernas.
  • Aplique hielo en la pierna de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Eleve su pierna por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Use muletas o un andador según las indicaciones. Las muletas le ayudarán a caminar y quitar un poco de peso de la pierna lesionada hasta que sane.
  • Fisioterapia podría recomendarse. Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • El dolor que siente en su pierna lesionada empeora aún después de descansar y tomar medicamentos.
  • El yeso se moja o se daña.
  • El pie o los dedos del pie están entumecidos.
  • La piel en los dedos de la pierna lesionada se enrojece, está fría, o azul.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • El yeso o la abrazadera están muy apretados.
  • Hay manchas nuevas de sangre o un mal olor que sale de por debajo del yeso.
  • Usted tiene dificultad para mover su pierna o la dificultad que ya tenía empeora.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide