Skip to Content

Fractura De Pierna

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura de pierna es una fractura en cualquiera de los 3 huesos largos de la pierna. El fémur es el hueso más grande y va de su cadera a la rodilla. La fíbula y tibia son los 2 huesos en la parte inferior de su pierna que van de su rodilla al tobillo.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos para el dolor: Usted podría recibir medicamentos para quitar o aliviar el dolor. No espere hasta que el dolor sea grave para tomar su medicamento.
  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Programe una cita de seguimiento con su médico de cabecera o especialista en huesos tal como se le indica:

Es posible que necesite regresar a cita para que le quiten el yeso, la férula o los puntos de sutura. Es posible que necesite una radiografía de la pierna para comprobar qué tan bien el hueso ha sanado. Anote sus preguntas para que no las olvide durante sus citas.

Cuidado de la herida:

Lave la herida cuidadosamente con agua y jabón. Seque el área y cúbrala con vendas nuevas, limpias como le hayan indicado. Cámbiese las vendas cuando se humedezcan o ensucien.

Bañarse con un yeso o una férula:

Si usted no tiene heridas abiertas, podría tomar un baño o una ducha 2 días después de la cirugía. Si usted tiene un yeso o una férula, es importante que no se moje. Antes de bañarse, cubra el yeso o la férula con una bolsa de plástico. Pegue la bolsa a su piel encima de la férula o yeso para sellar el agua. Mantenga la pierna fuera del agua en caso de fugas en la bolsa. Pregunte cuándo está bien tomar un baño o ducharse.

Cuidado del yeso o férula:

  • Revise la piel alrededor del yeso o férula todos los días.
  • Se recomienda no empujar o inclinarse sobre ninguna parte del yeso o férula, pues se podrían romper.
  • Se recomienda no usar objetos agudos o con punta para rasguñar la piel bajo el yeso o férula.

Cuidados personales:

  • Descanso: Podría ser necesario descansar la pierna y evitar actividades que causan dolor de pierna. Para las fracturas causadas por estrés, usted tendrá que evitar la actividad que causó la fractura hasta que logre sanar. Pregunte cuándo puede regresar a sus actividades normales como por ejemplo el trabajo y los deportes.
  • Hielo: El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. Además podría ayudar a prevenir daños en los tejidos. Use una compresa de hielo o ponga hielo picado en una bolsa de plástico, luego cúbrala con una toalla y colóquela sobre su pierna por 15 a 20 minutos cada hora o según le indiquen.
  • Elevación: Usted podría usar almohadas para mantener su pierna a una altura por encima de la altura del corazón. La elevación ayuda a disminuir la inflamación y el dolor y mejora el flujo sanguíneo.

Terapia física:

Un terapeuta físico le ayudará con ejercicios para mejorar el movimiento de su pierna. Los ejercicios también pueden ayudar a fortalecer los huesos y músculos de su pierna. Si usted aún no tiene permitido ponerse de pie, el terapeuta podría mostrarle como ejercitar sus piernas en cama.

Muletas o andadera:

Usted podría necesitar usar muletas o una andadera para ayudarle a caminar mientras su pierna sana. Es importante usar las muletas o andadera correctamente. Pida más información sobre el uso correcto de estos aparatos.

Comuníquese con su médico de cabecera o especialista en huesos si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene llagas nuevas alrededor del yeso, férula o tablilla.
  • Tiene dificultad nueva o empeorada moviendo su pierna.
  • Nota un mal olor saliendo de abajo de su yeso.
  • Tiene un sarpullido nuevo en la piel.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Busque atención inmediata o llame al 911 si:

  • Su yeso se abre o daña.
  • El dolor en su pierna herida empeora aún después de descansar y tomar su medicamento.
  • La piel o los dedos de su pierna herida se inflaman, enfrían o ponen azules.
  • Tiene drenaje saliendo de las heridas de su cirugía o de las zonas de piel abiertas.
  • La sangre le empapa las vendas.
  • No tiene sensación en su pierna debajo de su herida.
  • Las heridas de su cirugía o de las zonas de piel abiertas se vuelven rojas, tibias, e inflamadas.
  • Su pierna se siente caliente, sensible, y dolorosa. Podría verse inflamada y roja.
  • De repente siente desvanecimiento y falta de aliento.
  • Tiene dolor de pecho cuando respira profundo o tose. Usted podría toser sangre.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide