Skip to Content

Fractura De Pierna

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura de pierna es una fractura en cualquiera de los 3 huesos largos de la pierna. El fémur es el hueso más grande y va de su cadera a la rodilla. La fíbula y tibia son los 2 huesos en la parte inferior de su pierna que van de su rodilla al tobillo.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Analgésicos: Es posible que le receten un medicamento para aliviar el dolor. No espere hasta que su dolor esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • Analgesia controlada por el paciente: Usted podría recibir medicamentos para el dolor por una vía intravenosa o epidural conectada a una bomba de analgesia controlada por el paciente (ACP). Los médicos preparan la bomba de modo que usted pueda administrarse dosis pequeñas del analgésico para el dolor al apretar un botón. Es posible que esta bomba también le administre una cantidad constante del medicamento, además de la dosis que usted mismo se administra. Informe a los médicos si siente mucho dolor incluso cuando está usando el analgésico para el dolor.
  • Anticoagulantes: Este medicamento se podría administrar para ayudar a prevenir la formación de coágulos sanguíneos.
  • Vacuna antitetánica: Esta vacuna se aplica para prevenir que contraiga el tétano. Es posible que necesite recibirla si se le abrió la piel como resultado de la lesión. Debe darse la vacuna antitetánica si no se la ha dado en los últimos 5 a 10 años.

Exámenes:

  • Radiografía: Se tomarán rayos x para revisar y cerciorarse si los huesos de su pierna están siendo sujetados juntos de la forma correcta.
  • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. La máquina de rayos x usa una computadora para tomar imágenes de la pierna. Las imágenes podrían mostrar huesos quebrados u otras lesiones en la pierna. Es posible que le administren un tinte de contraste antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver con más claridad. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste.

Tratamiento:

El tratamiento va a depender del tipo de fractura que usted tenga, y su severidad. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Soporte, yeso o férula: Se podría colocar un corsé, yeso, o férula en su pierna para reducir su movimiento y sujetar los huesos fracturados en su lugar. Estos aparatos podrían ayudar a disminuir el dolor y prevenir más daño a los huesos.
  • Estimulación eléctrica: Durante la estimulación eléctrica se colocan corrientes eléctricas en la pierna lesionada. Las corrientes ayudan a incrementar el flujo sanguíneo a su pierna y así ayudar con su recuperación.
  • Terapia de ultrasonido: Los tratamientos con ultrasonido usan ondas de sonido que se dirigen a la pierna. Las ondas de sonido trabajan al permitir que los huesos de la pierna puedan sanar.
  • Cirugía: Si usted tiene una fractura abierta, podría necesitar desbridamiento antes de su cirugía. El desbridamiento es cuando su médico remueve tejido dañado e infectado, y limpia la herida. Se hace para evitar que contraiga una infección y que sane mejor. Cirugía para reparar su fractura de pierna podría incluir lo siguiente:
    • Fijación externa: Su médico colocará tornillos en los huesos fracturados a través de la piel. Los tornillos se aseguran a un dispositivo fuera de su pierna. La fijación externa mantiene los huesos unidos, de modo que se puedan sanar. A menudo se realiza este procedimiento si ha sufrido daños graves en los tejidos o si tiene varias lesiones. Usted aún podría necesitar cirugía abierta en su pierna para reparar áreas lesionadas después de que se haya removido la fijación externa.
    • Reducción abierta y fijación interna: Durante una fijación interna, su médico le hace una incisión en la pierna para enderezar los huesos fracturados. Luego va a usar tornillos y una placa de metal, clavos, alambres, o varillas para sujetar los huesos juntos. Esta cirugía va a permitir que sus huesos crezcan juntos de nuevo.
  • Tracción: Usted podría necesitar tracción cuando sus fracturas de hueso están desplazadas. La tracción jala los huesos para colocarlos nuevamente en su lugar. Es posible que se coloque un clavo en su hueso o yeso y se amarre al dispositivo de tracción. Se cuelgan pesas del dispositivo de tracción para ayudar a poner los huesos en la posición correcta.
  • Cierre de herida asistido por vacío: Este tratamiento podría ser necesario si usted tiene lesiones grandes que no se pueden cerrar mientras su fractura empieza a sanar. Su médico le colocará una esponja especial sobre la herida abierta. Luego cubrirá la esponja y la conectará a una máquina de presión negativa. Esta máquina se encargará de extraer líquido extra y ayudar a sanar la herida.

Fisioterapia:

Es posible que su médico quiera que usted comience a hacer fisioterapia mientras se encuentre en el hospital. Un terapeuta físico le ayudará con ejercicios para mejorar el movimiento de su pierna. Estos ejercicios también podrían ayudar a fortalecer los huesos y músculos de su pierna.

RIESGOS:

  • Un corsé, yeso, o férula, podría aumentar su riesgo de desarrollar lesiones en la piel. Aún con un yeso o cirugía, es posible que los huesos de su pierna no se recuperen debidamente. Durante la cirugía, los nervios, vasos sanguíneos, y tejidos en su pierna podrían sufrir daños. Usted podría contraer una infección o sentir dolor, adormecimiento o debilidad en su pierna después de la cirugía. La disminución de movimiento debido a la tracción podría conducir a lesiones en la piel o una infección pulmonar. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna. El coágulo podría trasladarse a los pulmones, al corazón o al cerebro y crear problemas que pongan en peligro la vida, como un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.
  • Sin tratamiento, es posible que los huesos de su pierna no se recuperen adecuadamente. Si su fractura se recupera por si misma, su pierna podría estar deforme. Es posible que usted no pueda mover su pierna tan bien como antes de su lesión. Usted podría tener dolor o perder sensación en su pierna. Usted podría sufrir daño a los tejidos y contraer una infección de pierna severa. Las infecciones severas podrían conducir a una infección de hueso, y usted necesitar una amputación de pierna. Estos y otros problemas podrían ser mortales.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide