Skip to Content

Fractura De Mandíbula En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es una fractura de mandíbula?

Una fractura de mandíbula es la quebradura del maxilar inferior de su hijo. Es posible que el hueso de la mandíbula tarde semanas o incluso meses en curarse.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura de mandíbula?

  • Moretones o inflamación en la mandíbula, mentón, labios o encías
  • Mandíbula deformada o torcida, o la mandíbula que se ha movido fuera de su posición normal
  • Pérdida o aflojamiento de dientes
  • Náuseas o vómito
  • Dolor o protuberancia en la parte de la mandíbula que se encuentra debajo de la oreja del niño
  • Hormigueo o adormecimiento en el mentón o labio inferior
  • Dificultad para respirar, hablar, comer o para abrir su boca

¿Cómo se diagnostica una fractura de mandíbula?

Para ver un hueso quebrado se pueden tomar radiografías, hacer una tomografía computarizada o una resonancia magnética de la cabeza o la mandíbula de su hijo. Es posible que a su hijo le den un líquido de contraste para poder obtener una mejor imagen del hueso fracturado. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su niño tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata una fractura de mandíbula?

El tratamiento para su niño dependerá del daño y tipo de fractura. La mayoría de las fracturas de mandíbula leves en niños se curan por sí solas. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Los analgésicos pueden ser administrados o recomendados por el médico de su hijo.
  • Antibióticos podrían ser administrados para ayudar a tratar o prevenir una infección bacteriana si el hueso se fracturo a través de la piel de su niño.
  • Una fijación con alambres de la mandíbula es posible que se use para mantener la mandíbula en su lugar y evitar que se mueva. Esto ayudará a que los huesos se sanen de la manera adecuada. A usted le darán unos alicates pequeños para usar en caso de una emergencia. El médico de su hijo le enseñará cómo y cuándo usar los alicates. Lleve siempre con usted los alicates hasta que el médico de su hijo le retire los alambres.
  • Cirugía puede ser necesaria para colocar el hueso de la mandíbula a su posición normal si la fractura es grave. Para sostener unidas las partes de la mandíbula, pueden usar pines, placas y tornillos. La cirugía también puede necesitarse para corregir una deformación o para reparar tejidos dañados como la boca, lengua, nervios o vasos sanguíneos.

¿Qué puedo hacer para manejar la fractura de mandíbula de mi hijo?

  • Aplique hielo. El hielo ayuda a disminuir la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra con una toalla antes de aplicarlo sobre el rostro de su hijo. Aplique hielo por 15 a 20 minutos por hora o según indicaciones.
  • El médico de su hijo le dirá qué alimentos le puede dar. Si tiene la mandíbula fijada con alambres, tendrá que comer alimentos licuados con líquidos. Algunos de los líquidos que puede usar son leche, jugo de frutas y jugo de verduras. Los líquidos no deben contener trozos enteros ni pulpa. Tendrá que ingerir estos alimentos con una jeringa o un sorbete. Si la boca de su hijo no está fijada con alambres, es posible que pueda comer solo alimentos blandos. Algunos de estos alimentos son el puré de manzana, plátanos, cereal cocido, requesón, gelatina, pudín y yogur.
  • Ayude a su hijo a limpiar su boca de 4 a 6 veces por día. Use un cepillo de dientes pequeño y suave. Un duchador bucal también puede ayudar a quitar la comida y las partículas entre los dientes. Aplique vaselina en los labios de su hijo para evitar que se agriete. Consulte con el médico de su niño para obtener más información sobre el cuidado de la boca.
  • Su hijo puede necesitar más descanso mientras se cura. Los juegos tranquilos mantendrán a su hijo entretenido y disminuirá el riesgo de sufrir más lesiones. Haga que su niño lea o dibuje silenciosamente. Pregúntele al médico de su hijo cuánto descanso necesita y cuándo puede regresar a sus actividades regulares.
  • No permita que su hijo practique deportes mientras su mandíbula se esté curando. La mandíbula fracturada puede sangrar, se pueden formar moretones con facilidad o fracturarse otra vez. Pregunte al médico de su niño cuándo es seguro que su niño practique deportes de nuevo.
  • Dígale a su hijo que no haga presión sobre la mandíbula en recuperación. No debe empujar la mandíbula ni permitir que nada la empuje. Que su hijo duerma de espalda.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo está vomitando y no puede retener los líquidos.
  • El dolor que siente su hijo ha aumentado, incluso después de haber tomado el medicamento.
  • Su hijo tiene problemas para respirar, hablar, tomar líquidos, comer o deglutir.
  • La férula de su niño se rompe o se daña, o se empapa de sangre.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • Su hijo tiene fiebre .
  • Los alambres o férulas en boca de su niño están sueltos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide