Skip to Content

Fractura De Mandíbula En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura de la mandíbula es una ruptura en la mandíbula de su niño (el hueso de la mandíbula inferior).

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

Su niño podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • El acetaminofeno disminuye el dolor. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad que su niño debe tomar y con qué frecuencia debe tomarlo. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede causar daño hepático si no se toma correctamente.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Antes de usar el medicamento, lea siempre la etiqueta de información y siga sus indicaciones. No administre éstos medicamentos a niños menores de 6 meses de edad sin el consentimiento de su médico.
  • Podrían darle medicamentos para el dolor con receta. Pregunte cómo administrar este medicamento a su niño de manera segura.
  • Se pueden administrar antibióticos para ayudar a tratar o evitar una infección bacteriana si el hueso roto atravesó la piel de su niño.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años de edad: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño de peligro mortal al cerebro e hígado. Revise las etiquetas del medicamento de su niño para aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Haga una cita de seguimiento con el proveedor de salud de su niño como se le indique:

Escriba sus preguntas para que recuerde hacerlas durante sus citas.

Cómo cuidar a su niño después de una fractura de mandíbula:

  • Ayude a su hijo a limpiar sus dientes 4-6 veces al día. Use un compresor de agua o un cepillo de dientes pequeño y de cerdas suaves. Consulte con el proveedor de salud de su niño para obtener más información sobre el cuidado de la boca.
  • Su niño puede necesitar más descanso de lo que él considera mientras se cura. Juegos tranquilos mantendrán a su niño ocupado para que no corre el riesgo de lesionarse. Motive a su niño a que lea en voz baja o dibuje. Pregúntele al proveedor de salud de su niño cuánto descanso necesita su niño y cuándo pueda regresar a sus actividades regulares.
  • No permita que su niño practique deportes mientras su mandíbula esté sanando. Su mandíbula fracturada puede sangrar, hacerse moretones con facilidad o fracturarse otra vez. Pregunte al proveedor de salud de su niño cuándo es seguro que su niño practique deportes de nuevo.

Nutrición:

  • Es posible que su niño no pueda consumir alimentos sólidos durante un periodo de tiempo para que su mandíbula puede descansar y sanar. Sólo se le permitirá tomar líquidos. Es posible que necesite usar un popote para beber líquidos si los dientes superiores e inferiores están conectados con alambres. Pregunte al proveedor de salud de su niño cómo cortar el alambre rápidamente si su niño necesita vomitar o tiene un ataque de tos. Mantenga el cortador de alambre donde lo pueda encontrar rápidamente.
  • Con el tiempo, su niño podrá comer alimentos blandos que sean fáciles de morder, masticar o deglutir. Los alimentos blandos son puré de manzana, alimentos para bebés, plátanos, cereal cocido, requesón, huevos, pudín y yogur. Pregunte a su proveedor de salud sobe más información sobre los alimentos y líquidos que a su niño le permitirán consumir.

Comuníquese con el proveedor de salud de su niño si:

  • Su niño tiene fiebre.
  • Los alambres o férulas en boca de su niño están sueltos.
  • Usted tiene preguntas o preocupaciones sobre la condición o el cuidado de su niño.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Su niño está vomitando y no puede mantener ningún tipo de líquidos.
  • El dolor de su niño ha aumentado, incluso después de haber tomado medicamento.
  • Su niño tiene problemas para respirar, hablar, tomar líquidos, comer o deglutir.
  • La férula de su niño se rompe o se daña, o se empapa de sangre.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide