Skip to Content

Fractura De Mandíbula En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura de mandíbula es la quebradura del maxilar inferior de su hijo. Es posible que el hueso de la mandíbula tarde semanas o incluso meses en curarse.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Actividad:

Al principio el niño puede necesitar reposo de cama. El médico de su hijo le informará cuándo podrá levantarse de la cama sin correr riesgos. Un médico ayudará a su hijo a levantarse por primera vez. Si el niño se siente débil o mareado, siéntelo o acuéstelo inmediatamente.

Nutrición:

Es posible que su hijo no pueda ingerir alimentos sólidos durante un tiempo para que su mandíbula pueda estar en reposo y sanar. Sólo se le permitirá tomar líquidos. Es posible que necesite usar un sorbete para beber líquidos si los dientes superiores e inferiores están inmovilizados con alambres.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Medicamentos:

  • Los analgésicos se pueden administrar para disminuir el dolor. No espere hasta que el dolor de su niño esté muy fuerte para solicitar más medicamento.
  • El acetaminofén alivia el dolor.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) ayudan a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Antibióticos podrían ser administrados para ayudar a tratar o prevenir una infección bacteriana si el hueso se fracturo a través de la piel de su niño.
  • Una vacuna antitetánica evita que su niño contraiga el tétano. Su hijo debe recibir una vacuna contra el tétano si no le han aplicado una en los últimos 5 a 10 años.

Exámenes:

Para ver un hueso quebrado se pueden tomar radiografías, hacer una tomografía computarizada o una resonancia magnética de la cabeza o la mandíbula de su hijo. Es posible que a su hijo le den un líquido de contraste para poder obtener una mejor imagen del hueso fracturado. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su niño tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.

Tratamiento:

  • Dispositivos como alambres, vendas elásticas, férulas y vendajes se pueden usar para sostener la mandíbula de su hijo y permitir que el hueso sane.
  • Cirugía puede ser necesaria para colocar el hueso de la mandíbula a su posición normal si la fractura es grave. Para sostener unidas las partes de la mandíbula, pueden usar pines, placas y tornillos. La cirugía también puede necesitarse para corregir una deformación o para reparar tejidos dañados como la boca, lengua, nervios o vasos sanguíneos.

RIESGOS:

Su hijo podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección si se practica una cirugía. Si no se trata inmediatamente después de la lesión, su hijo puede sufrir un daño permanente en el nervio o parálisis.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide