Skip to Content

Fibrosis Pulmonar

LO QUE NECESITA SABER:

La fibrosis pulmonar es la cicatrización de los tejidos de su pulmón con el paso del tiempo. También se conoce como enfermedad pulmonar intersticial. Las bolsas de aire y tejidos en sus pulmones se inflaman, se forman cicatrices y los tejidos se engruesan y se ponen rígidos. Esto afecta la cantidad de oxígeno que usted obtiene y le dificulta la respiración.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos, podrían administrarse para disminuir la inflamación del tejido pulmonar y ayudar a evitar la cicatrización.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Use oxígeno en el hogar:

Use oxígeno en el hogar como se le indique. Usualmente se administra a través de una cánula nasal. Este es un par de tubos cortos y delgados que se colocan justo adentro de la nariz. Dígale a su médico si su nariz se le seca o si la piel se le pone roja o adolorida. Nunca fume ni permita que otras personas fumen en la misma habitación mientras esté prendido el oxígeno. Esto podría provocar un incendio.

Realice ejercicios de respiración:

Realice ejercicios de respiración en el hogar para ayudarlo a respirar más fácilmente. Frunza los labios cuando exhale el aire. Use su diafragma para respirar. Coloque una mano sobre su abdomen y respire de manera que su mano se mueva hacia fuera o hacia arriba. Esto ayuda a dejar mas espacio para que sus pulmones puedan tomar más aire.

Vaya a rehabilitación pulmonar:

La rehabilitación pulmonar (RP) es un programa dirigido por especialistas que lo ayudarán a fortalecer cuidadosamente sus pulmones y evitar un daño mayor al tejido. El plan incluye educación acerca de su condición, ejercicio, estrategias de respiración y las formas de conservar la energía. La RP podría ayudar a disminuir sus problemas de respiración y a ayudarlo a desempeñar sus actividades diarias mejor.

No fume:

Si usted fuma, nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo. El fumar aumenta el daño a su tejido pulmonar. Solicite información a su médico si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Póngase la vacuna contra la gripe:

Póngase la vacuna contra la gripe cada año tan pronto esté disponible. Usted también podría necesitar la vacuna antineumocócica para evitar la neumonía.

Programe una cita con su médico o neumólogo como se le indique:

Es posible que necesite regresar a que le realicen más tomografías computarizadas o exámenes de función pulmonar para monitorear su condición. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted expulsa un moco sanguinolento.
  • Usted tiene respiración silbante.
  • Usted tiene inflamación en las piernas o pies.
  • Usted necesita más oxígeno del que solía necesitar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.
  • Usted presenta latidos cardíacos acelerados o dolor en el pecho.
  • Su falta de aliento empeora.
  • Se siente tan mareado que no se puede parar.
  • Sus labios o uñas de los dedos se ponen azules.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide