Skip to Content
Know what to ask with our GIST Doctor Discussion Guide

Esofagitis

CUIDADO AMBULATORIO:

La esofagitis es la inflamación o irritación del revestimiento del esófago.


Signos y síntomas comunes de la esofagitis:

Los signos y síntomas dependen de la causa de su esofagitis. Puede presentar cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor en el medio del pecho que puede propagarse a su espalda
  • Ardor o dolor en su esófago, dolor abdominal o indigestión
  • Dificultad para tragar o dolor al tragar
  • Una sensación de tener algo atascado en su esófago
  • Dolor de garganta, tos o ronquera
  • Atragantarse, babear o resollar
  • Úlceras bucales (parches blancos), un mal sabor en la boca o mal aliento
  • Náuseas o vómito
  • Problemas con la alimentación o retraso del crecimiento (niños pequeños)

Llame al 911 si presenta:

  • Usted tiene dolor de pecho que no se alivia en cuestión de unos minutos o incluso empeora.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted siente como si tuviera comida atorada en la garganta y no puede expulsarla cuando tose.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene síntomas nuevos o estos empeoran, aun después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría ayudar a sanar el revestimiento de su esófago y evitar complicaciones serias. El tratamiento dependerá de lo que está provocando su esofagitis. Los síntomas causados por un objeto tóxico como una batería de botón necesitaría tratamiento de inmediato. Es probable que los casos menos severos no necesiten tratamiento. Usted podría necesitar alguno de los siguientes si los síntomas continúan o empeoran:

  • Medicamentos se podrían administrar para combatir una infección o controlar la acidez estomacal. Es probable que su médico haga cambios a sus medicamentos, como por ejemplo cambiarlos a una presentación líquida.
  • Una dieta por eliminación podría ayudarle a encontrar esos alimentos que le están provocando sus síntomas. Usted dejará de consumir ciertos alimentos que pueden provocar esofagitis. Su médico le dirá que empiece a consumirlos otra vez pero solamente uno a la vez. Cada vez que usted no tenga síntomas, podrá empezar a consumir otro alimento de la lista. Cualquier alimento que le provoque síntomas podría estar provocando su esofaguitis.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan. Parte de su estómago puede envolverse para cubrir la válvula entre su estómago y esófago. Esto ayuda a evitar que el ácido suba hacia su esófago.

No fume:

La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y puros pueden causar daños en los vasos sanguíneos y pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

No tome alcohol:

El alcohol puede irritar su esófago. Consulte con su médico si usted necesita ayuda para dejar de tomar alcohol.

Mantenga las baterías y objetos similares fuera del alcance de los niños:

Los bebés por lo general se llevan todo a la boca para explorar. Las baterías estilo botón son fácil de tragar y pueden causar daños graves. Cierre con cinta adhesiva las tapas de los compartimientos de las baterías de aparatos electrónicos como controles remoto. Guarde las baterías y los materiales tóxicos fuera del alcance de los niños. Use chapas o cierres de seguridad para que los niños no puedan alcanzar los materiales peligrosos.

Controle o evite la esofagitis:

  • Limite o no consuma alimentos que pueden causar esofagitis. Alimentos como las naranjas y la salsa pueden irritar su esófago. La cafeína y el chocolate pueden provocar reflujo ácido. Los alimentos altos en grasas y fritos hacen que su estómago digiera los alimentos más lentamente. Esto aumenta la cantidad de ácido estomacal para su esófago. Coma comidas pequeñas y tome agua junto con su comida. Los alimentos blandos como el yogur y el puré de manzana podrían ayudarlo a aliviar su garganta. No coma nada al menos por 3 horas antes de acostarse.
  • Evite el reflujo ácido. No se incline a menos que sea necesario. Puede que el ácido suba hacia su esófago cuando usted se inclina. Si es posible, eleve la cabecera de su cama mientras duerme. Esto ayudará a evitar que el ácido suba. Controle el estrés. El estrés puede empeorar sus síntomas o provocar que el reflujo ácido suba.
  • Tome más líquido cuando se tome sus píldoras. Tómese un vaso lleno de agua cuando se tome sus píldoras. Pregúntele a su médico si usted puede tomarse sus píldoras por lo menos 1 hora antes de irse a dormir.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted puede necesitar exámenes o tratamientos de forma continua. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide