Skip to Content

Enfermedad Pulmonar Crónica Y Prevención De Una Infección

LO QUE NECESITA SABER:

¿Por qué es importante prevenir las infecciones cuando usted tiene una afección pulmonar crónica?

Cuando usted tiene una afección pulmonar crónica, las infecciones como un resfriado o la gripe, podrían ser graves. Estas infecciones pueden provocar un daño mayor a sus pulmones. Un episodio de neumonía lo pone en riesgo de tener más infecciones respiratorias en el futuro.

¿Cómo puedo prevenir las infecciones respiratorias?

  • Lávese las manos. Esto es lo más importante que puede hacer para evitar la infección. Lávese las manos varias veces al día. Asegúrese de que todos las personas que viven en su casa se laven las manos con agua y jabón después de usar el baño. Además, todos deberían lavarse las manos después de cambiarle el pañal a un niño y antes de preparar o comer alimentos.
    • Después de lavarse las manos, frótelas suavemente con una toalla limpia o una toalla de papel. Mantenga la toalla de papel en la mano mientras cierra la llave del agua. Al salir del cuarto de baño, sostenga una toalla de papel en la mano para tocar la perilla de la puerta.
      Lavado de manos
    • Use un desinfectante para manos a base de alcohol para limpiarse las manos si no hay agua. Llévelo con usted cuando salga de la casa. Antes de usar un desinfectante para manos, limpie la suciedad de las manos lo más que pueda. Sus manos deben estar secas antes de usar desinfectante para manos. Frote sus manos hasta que todo el líquido se haya secado.
  • Evite las multitudes durante la temporada de gripe. La temporada de gripe comienza los últimos días de octubre hasta mediados de marzo. No tenga contacto cercano con personas que estén enfermas. Permanezca de 3 a 6 pies de distancia de las personas cuando esté en público. Pídale a sus amigos y familiares que solo lo visiten cuando no estén enfermos.
  • Vaya a que lo vacunen. Las vacunas para la gripe y la neumonía pueden ayudar a evitar la infección. Pida más información a su médico acerca de las vacunas.
  • Cúbrase la boca al toser o estornudar. Lave y seque sus manos después de toser o estornudar.
  • No fume. Si usted fuma, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo. Pida información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Hágase resistente a la infección. Consuma una variedad de alimentos saludables como las frutas, las verduras y los alimentos integrales. Escoja productos lácteos, carnes y otras proteínas que sean bajas en grasa. Duerma lo suficiente y realice actividad física. Colabore con su médico para desarrollar un plan de ejercicios que sea adecuado para usted.
  • Proteja su boca de gérmenes que puedan conllevar a una infección. Cepille sus dientes al menos 2 veces al día. Vaya al dentista cada 6 meses.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide