Skip to Content

Enfermedad De Graves

CUIDADO AMBULATORIO:

La enfermedad de Graves

es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca la glándula tiroides. A consecuencia de esto, su organismo segrega una cantidad excesiva de hormona tiroidea, lo que causa hipertiroidismo. La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se encuentra en la parte delantera del cuello. La hormona tiroidea regula la temperatura corporal, el ritmo cardíaco y el peso.

Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Nerviosismo, irritabilidad, cansancio o debilidad muscular
  • Dificultad para dormir o mayor sensibilidad al calor
  • Temblores en las manos o mayor sudoración
  • Latido cardíaco irregular o acelerado
  • Diarrea o evacuaciones intestinales más frecuentes que de costumbre
  • Pérdida de peso involuntario
  • Los niños podrían tener más dificultad para prestar atención y sus calificaciones en la escuela podrían bajar
  • Síntomas de la enfermedad de Graves oftálmica, como ojos saltones, inflamación de los párpados, vista doble, sensibilidad a la luz, dolor o presión en los ojos
  • Piel de color rojo o más gruesa en las espinillas de las piernas

Tormenta tiroidea:

Se produce una tormenta tiroidea cuando sus niveles de hormona tiroidea aumentan demasiado. Es posible que su temperatura corporal suba mucho, su corazón lata muy rápidamente y que usted tenga dificultad para pensar. Podría sudar más, tener vómitos o diarrea. Es probable que usted convulsione o entre en coma. Se puede producir una tormenta tiroidea si usted tiene hipertiroidismo y contrae una infección o deja de tomar su medicamento para la tiroides. Las lesiones, quemaduras, y ciertos medicamentos también pueden causar una tormenta tiroidea.

Llame al 911 o haga que alguien llame al 911 en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted siente que se va a desmayar.
  • Usted tiene dolor de pecho repentino o falta de aire.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene dificultad para pensar con claridad.
  • Usted está temblando o sudando.
  • Su corazón late más rápido que de costumbre o de forma irregular.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene náuseas, vómitos o diarrea.
  • Usted se siente nervioso, inquieto, confuso o agitado. .
  • Se le acaba el medicamento para la tiroides o ha dejado de tomarlo.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la enfermedad de Graves

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Los medicamentos antitiroideos disminuyen los niveles de la hormona tiroidea y sus síntomas.
  • El yodo radiactivo se administra para dañar o eliminar algunas de las células de la glándula tiroides. Esto puede disminuir la cantidad de hormona tiroidea producida. Informe a su médico si usted está dando de lactar, o si sabe o sospecha que está embarazada. Este medicamento podría ser perjudicial para su bebé.
  • Un medicamento para el corazón se puede administrar a fin de controlar y regular su ritmo cardíaco.
  • Tratamiento de problemas oculares también podrían ser necesarias. La sequedad o irritación de los ojos se puede aliviar con gotas. Podrían administrarle esteroides para aliviar el dolor y la inflamación de los ojos. Es posible que usted deba usar lentes especiales si ve doble. Podrían administrarle radiación para aliviar la inflamación si tiene problemas graves con la vista.
  • Cirugía se puede hacer para quitar toda o parte de la glándula tiroides.

Mantenga la enfermedad de Graves bajo control:

  • No fume ni se exponga al humo de segunda mano. El humo de los cigarrillos puede empeorar los síntomas o aumentar su riesgo de que contraiga la enfermedad de Graves oftálmica. La nicotina y otros químicos de los cigarrillos y cigarros también pueden provocar daño en los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Duerma con la cabeza elevada si tiene síntomas en la vista. Esto puede contribuir a aliviar la inflamación de sus párpados. Su médico podría recomendarle que se cubra los ojos con cinta mientras duerme. Esto puede ayudar a prevenir la resequedad en los ojos.
  • Use lentes de sol para aliviar la sensibilidad a la luz.
  • Siga las indicaciones para el uso de los medicamentos y no falte a las consultas de seguimiento. No suspenda el uso de su medicamento, a menos que su médico le indique que lo haga. Su hormona tiroidea podría aumentar y usted podría tener otros problemas de salud si deja de tomar el medicamento. Deberá acudir a consultas regulares de seguimiento para comprobar el nivel de su hormona tiroidea.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que deba regresar y hacerse análisis de sangre en forma periódica para comprobar los niveles de la hormona tiroidea en su sangre. Esto ayudará a que su médico decida si le ha prescrito la dosis apropiada del medicamento. No deje de tomar sus medicamentos sin antes consultarlo con su médico. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide