Skip to Content

Enfermedad Autoinmune

LO QUE NECESITA SABER:

Una enfermedad autoinmune provoca que el sistema inmunológico de su cuerpo ataque por error a las células sanas en su cuerpo. Los anticuerpos son creados por su cuerpo para destruir sustancias extrañas que pueden ser perjudiciales para usted. Una enfermedad autoinmune provoca que los anticuerpos ataquen a las células sanas en vez de atacar a las sustancias extrañas. Esto provoca inflamación en las áreas afectadas. La enfermedad podría afectar a cualquier parte de su cuerpo, incluyendo a la piel, los órganos, la sangre, su sistema digestivo y los tejidos conectivos. Existen muchas enfermedades autoinmunes, como el lupus, la enfermedad celíaca y la diabetes.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Usted tiene dolor o inflamación severa.
  • Usted tiene fiebre junto con rigidez y dolor.
  • Usted tiene sangre en su orina, en sus evacuaciones intestinales o en su vómito.
  • Usted tiene dolor abdominal severo.
  • Usted está confundido, se siente mareado o se desvanece.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene nuevos síntomas.
  • Usted está orinando menos de lo usual.
  • Usted está sangrando de su nariz o de sus encías.
  • Usted se hace moretones fácilmente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Podrían darle medicamentos para reemplazar las hormonas tiroideas, insulina u otras hormonas que su cuerpo no está produciendo. También es posible que le den medicamentos para reducir la capacidad de su sistema inmunológico de atacar las células sanas o para disminuir la inflamación en sus músculos o en sus articulaciones.
  • Las cremas o lociones de uso tópico podrían ayudar a controlar un salpullido u otros síntomas que afectan su piel.
  • Podrían recetarle medicamento. Consulte con su proveedor de salud cómo tomarse este medicamento con precaución.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • El acetaminofeno reduce el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y con qué frecuencia. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede provocar daño al hígado si no se toma correctamente.
  • Los esteroides podrían ayudar a reducir la inflamación y a aliviar el dolor.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Controle su enfermedad autoinmune:

  • Repose lo necesario. Consulte con su proveedor de salud si usted está teniendo dificultad para dormir debido al dolor o a otros síntomas. Repose sus articulaciones si están rígidas o adoloridas. Su proveedor de salud podría recomendarle dispositivos de soporte como muletas o férulas para ayudar a que sus articulaciones reposen.
  • Consuma una variedad de alimentos saludables. Los alimentos saludables incluyen a las frutas, verduras, carnes magras y productos lácteos bajos en grasa. Colabore con su proveedor de salud o dietista para crear un plan alimenticio saludable. Es posible que usted necesite dejar de comer ciertos alimentos si su sistema digestivo se ve afectado por su enfermedad autoinmune.
  • Vaya a terapia física u ocupacional como se le indique. Un fisioterapeuta puede ayudarlo a crear un plan de ejercicio. El ejercicio podría ayudarlo a tener más energía. También podría ayudarlo a mantener flexibles las articulaciones rígidas y a aumentar la amplitud de movimiento. Un terapeuta ocupacional puede ayudarlo a aprender a realizar sus actividades diarias cuando tenga dolor o inflamación durante un brote.
  • No fume. El fumar podría empeorar sus síntomas. Pida información a su proveedor de salud si usted fuma actualmente y necesita dejar de hacerlo.
  • Consulte con su proveedor de salud acerca de un embarazo. Si usted es una mujer y desea quedar embarazada, consulte con su proveedor de salud. Usted o su bebé podrían correr riesgos de complicaciones. Es posible que usted necesite esperar hasta que su enfermedad esté controlada o que sus medicamentos se terminen antes de quedar embarazada. Usted también podría tener dificultad para quedar embarazada debido a su enfermedad. Su proveedor de salud podría recomendarle maneras de mejorar su capacidad para quedar embarazada.
  • Controle el estrés. El estrés podría retardar la sanación y conllevar a una enfermedad. Aprenda maneras de controlar el estrés, como la relajación, la respiración profunda o escuchando música.

Controle los brotes:

Un brote significa que algo desencadenó sus síntomas. El estrés, el clima frío y la luz solar son algunos ejemplos de desencadenantes. Su proveedor de salud puede ayudarlo a crear un plan de control que incluye qué hacer si usted tiene un brote. Trate los brotes rápidamente para evitar enfermedades serias.

  • Aplique hielo o calor como se le indique. El hielo ayuda a reducir el dolor y la inflamación, y podría ayudar a evitar daño al tejido. Use una compresa fría o ponga hielo triturado en una bolsa. Cúbrala con una toalla y aplíquela al área adolorida por 15 a 20 minutos cada hora, o como se le indique. El calor ayuda a reducir el dolor y los espasmos musculares. Aplique una compresa cálida en el área por 20 minutos cada 2 horas, o como se le indique.
  • Eleve el área por encima del nivel de su corazón. La elevación puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor, especialmente en sus articulaciones. Eleve el área con la mayor frecuencia posible.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le indique:

Es posible que usted necesite exámenes o tratamiento continuo. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide