Skip to Content

Dolor De Rodilla

CUIDADO AMBULATORIO:

Dolor de rodilla

puede empezar de forma repentina, o ser un problema a largo plazo. Puede sentir dolor en la parte lateral, delantera o trasera de la rodilla. Puede tener la rodilla rígida e hinchada. Puede oír sonidos de chasquido o sentir que la rodilla cede o se le bloquea al andar. Puede sentir dolor cuando se sienta, se pone de pie, camina o sube y baja escaleras. El dolor de rodilla puede estar provocado por condiciones como obesidad, inflamación, esguinces o desgarros de los ligamentos o los tendones.

Busque atención médica de inmediato si:

  • El dolor empeora, incluso después del tratamiento.
  • No puede flexionar o enderezar la pierna completamente.
  • La hinchazón alrededor de la rodilla no disminuye a pesar del tratamiento.
  • La rodilla le duele y se nota caliente al tacto.

Comuníquese con su médico si:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

dependerá de la causa del dolor: Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Las inyecciones de esteroides podrían administrarse en la rodilla. Los esteroides reducen la inflamación y el dolor.
  • La cirugía puede usarse para algunas lesiones, como para la reparación del desgarro del ligamento cruzado anterior (LCA).

Lo que puede hacer para manejar los síntomas:

  • Repose la rodilla para que se pueda curar. Limite las actividades que aumenten el dolor. Haga ejercicios de bajo impacto, como caminar o nadar.
  • Aplique hielo para ayudar a disminuir la inflamación y el dolor. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla antes de aplicarla sobre la rodilla. Aplique hielo durante 15 a 20 minutos por hora o según indicaciones.
  • Aplique compresión para ayudar a reducir la inflamación. Use una férula o venda solamente si sigue las instrucciones del caso.
  • Eleve la rodilla para ayudar a disminuir el dolor y la inflamación. Eleve la rodilla mientras esté sentado o acostado. Apoye la pierna sobre almohadones para mantener la rodilla por encima del corazón.
  • Evite que la rodilla se mueva, como se le haya indicado. Su médico podría ponerle un yeso o férula. Usted podría necesitar de un yeso en su pierna para estabilizar su rodilla. El yeso en la pierna puede ajustarse para aumentar su rango de movimiento a medida que su rodilla sana.
    Rodillera articulada

Lo que puede hacer para prevenir el dolor de rodilla:

  • Mantenga un peso saludable. El exceso de peso aumenta su riesgo de sufrir dolor de rodilla. Consulte con su médico cuánto debería pesar. Él puede ayudarlo a crear un plan de pérdida de peso seguro si usted tiene sobrepeso.
  • Haga ejercicio o entrene correctamente. Utilice los aparatos adecuados para los deportes. Use zapatos que brinden un buen soporte. Verifique su postura a menudo mientras hace ejercicio, juega deportes o entrena para un evento. Esto puede ayudar a prevenir el estrés y la tensión en las rodillas. Descanse entre sesiones para no esforzar excesivamente las rodillas.

Acuda en 24 horas a una cita de seguimiento con su médico o como se le indique:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide