Skip to Content

Dolor De Rodilla

LO QUE NECESITA SABER:

El dolor de rodilla puede empezar de forma repentina, o ser un problema a largo plazo. Puede sentir dolor en la parte lateral, delantera o trasera de la rodilla. Puede tener la rodilla rígida e hinchada. Puede oír sonidos de chasquido o sentir que la rodilla cede o se le bloquea al andar. Puede sentir dolor cuando se sienta, se pone de pie, camina o sube y baja escaleras. El dolor de rodilla puede estar provocado por condiciones como obesidad, inflamación, esguinces o desgarros de los ligamentos o los tendones.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Acuda en 24 horas a una cita de seguimiento con su médico o como se le indique:

Quizá necesite tratamientos de seguimiento, como inyecciones de esteroides para reducir el dolor. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidados personales:

  • Descanse la rodilla para que se pueda curar. Limite las actividades que aumenten el dolor.
  • El hielo puede reducir la inflamación. Envuelva hielo en una toalla y póngasela sobre la rodilla durante el tiempo que le recomienden y con la frecuencia que le indiquen.
  • La compresión con una rodillera o una venda puede ayudar a reducir la hinchazón. Use una férula o venda solamente si sigue las instrucciones del caso.
  • La elevación ayuda a calmar el dolor y bajar la inflamación. Eleve la rodilla mientras esté sentado o acostado. Apoye la pierna sobre almohadones para mantener la rodilla por encima del corazón.

Medicamentos:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y cuándo. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Ejercítese según indicaciones:

Es posible que deba consultar con un fisioterapeuta o hacer los ejercicios que le recomienden para mejorar la movilidad y reducir el dolor. Quizá le aconsejen que camine, nade o monte en bicicleta. Siga su plan de ejercicios exactamente del modo que le han indicado para evitar más lesiones.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • El dolor empeora, incluso después del tratamiento.
  • No puede flexionar o enderezar la pierna completamente.
  • La hinchazón alrededor de la rodilla no disminuye a pesar del tratamiento.
  • La rodilla le duele y se nota caliente al tacto.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide