Skip to Content
Is it Exocrine Pancreatic Insufficiency? Get more info

Dolor Abdominal Crónico

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el dolor abdominal crónico?

El dolor abdominal crónico es el dolor en el abdomen que dura más de 3 meses.

¿Qué causa el dolor abdominal crónico?

No se puede encontrar la causa del dolor abdominal crónico. Las siguientes son las causas posibles:

  • Ansiedad o estrés
  • Intolerancia a la lactosa o enfermedad celíaca
  • Enfermedad hepática, cáncer o pancreatitis crónica
  • Síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa o enfermedad de Chron
  • Una úlcera en el esófago o estómago, o una infección
  • Una hernia o crecimiento de tejido que hace que los órganos y tejidos se adhieran

¿Cuáles son los signos y síntomas del dolor abdominal crónico?

Los signos y síntomas del dolor abdominal crónico aparecerán y desaparecerán. Usted puede sentir dolor en todas las áreas del abdomen o en un solo lugar. Es posible que no quiera comer. Es posible que no quiera hacer sus actividades diarias. Usted también podría presentar alguno de los siguientes:

  • Cólicos
  • Reflujo gástrico
  • Distención abdominal y flatulencia
  • Estreñimiento o diarrea
  • Náuseas y vómitos

¿Cómo se diagnostica la causa del dolor abdominal crónico?

Su médico le preguntará sobre sus antecedentes familiares de dolor abdominal. Informe a su médico qué medicamentos toma y cuáles son sus síntomas. Informe al médico qué empeora o mejora sus síntomas y si ha intentado algún tratamiento. El médico lo examinará. Con base en lo que encuentre el médico después del examen y sus síntomas, puede que necesite alguno de los siguientes:

  • Los análisis de sangre: pueden hacerse para revisar si tiene inflamación, su función hepática, sus niveles de células sanguíneas, o para obtener información sobre su salud en general.
  • Una muestra de materia fecal puede examinarse para ver si usted absorbe los nutrientes de los alimentos que consume. También se puede examinar para detectar gérmenes que pueden estar causando su enfermedad.
  • Radiografía, ultrasonido, tomografía computarizada o imagen por resonancia magnética (IRM) podrían usarse para revisar los órganos dentro de su abdomen. A usted le pueden dar un líquido de contraste para que los órganos se aprecien mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Una endoscopia es un examen para observar el interior del esófago, el estómago y el intestino delgado. Durante una endoscopia, los médicos pueden encontrar problemas en el esófago, el estómago o el intestino delgado. Algunos problemas pueden arreglarse con herramientas pequeñas. Pueden tomarse muestras de su esófago, estómago o intestino delgado para enviarlas a un laboratorio para su examinación.
  • Una colonoscopia es un examen para observar dentro del colon. Durante una colonoscopia, los médicos pueden encontrar problemas en el colon. Algunos problemas pueden arreglarse con herramientas pequeñas. Pueden tomarse muestras de su colon para enviarlas a un laboratorio para su examinación.

¿Cómo se trata el dolor abdominal crónico?

Es posible que los médicos no puedan encontrar ningún problema médico que esté causando el dolor abdominal. Si no encuentran ningún problema, le recetarán tratamientos para disminuir sus síntomas. Con tratamiento, el dolor abdominal podría disminuir, ser menos frecuente o desaparecer. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos se pueden administrar para disminuir y manejar sus síntomas. También pueden darle medicamentos para manejar la ansiedad.
  • Terapia puede ayudarlo a aprender a afrontar el estrés y la ansiedad. Esto puede ayudar a disminuir el dolor abdominal.
  • Cirugía raramente es requerida, pero se podría realizar si hay algún problema en un órgano dentro del abdomen. Por ejemplo, un órgano adherido al tejido o una hernia.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • La aplicación de calor sobre el abdomen de 20 a 30 minutos cada 2 horas por los días que le indiquen. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Realice cambios en los alimentos que consume según se le indique. No coma alimentos que causan dolor abdominal u otros síntomas. Ingiera comidas pequeñas, más a menudo.
    • Coma más alimentos ricos en fibra si tiene estreñimiento. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas, verduras, alimentos de grano integral y legumbres.
    • No coma alimentos que causan gas si tiene distensión. Por ejemplo, brócoli, col y coliflor. No beba gaseosas o bebidas carbonadas, ya que también pueden provocarle gases.
    • No consuma alimentos o bebidas que contienen sorbitol o fructosa si tiene diarrea y distensión. Algunos ejemplos son jugos de frutas, dulces, mermeladas y gomas de mascar sin azúcar.
    • No coma alimentos altos en grasas, como comidas fritas, hamburguesas con queso, salchichas y postres.
    • Limite o no tome cafeína. La cafeína puede empeorar los síntomas, como la acidez o las náuseas.
    • Beba suficientes líquidos para evitar la deshidratación causada por la diarrea o los vómitos. Pregunte a su médico sobre la cantidad de líquido que necesita tomar todos los días y cuáles le recomienda.
  • Lleve un registro diario del dolor abdominal. Un diario puede ayudar a su médico a saber lo que está causando su dolor abdominal. Incluya cuándo ocurre el dolor, cuánto dura y la sensación causada por el dolor. Anote cualquier otro síntoma que tenga además del dolor abdominal. También anote lo que come y qué síntomas tiene después de comer.
  • Controle su estrés. El estrés puede causar dolor abdominal. Su médico puede recomendarle técnicas de relajación y ejercicios de respiración profunda para ayudar a disminuir el estrés. Su médico puede recomendarle que hable con alguien sobre su estrés o ansiedad, como un consejero o un amigo de confianza. Duerma lo suficiente y realice ejercicio regularmente.
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas. El alcohol puede empeorar el dolor abdominal. Pregunte a su médico si usted puede tomar alcohol. Pregunte cuanto es la cantidad segura para usted tomar.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos pueden dañarle el esófago y el estómago. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • El dolor abdominal empeora y se extiende a la espalda.
  • Usted vomita sangre o algo parecido a café molido.
  • Usted tiene sangre o mucosidad en su evacuación intestinal.
  • Usted no puede dejar de vomitar.
  • Tiene diarrea que dura más de 1 semana.
  • Usted se siente mareado, débil o tiene sensación de desmayo.
  • El tamaño del abdomen es más grande de lo normal y se siente duro y más doloroso.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Usted tiene síntomas nuevos.
  • Usted pierde peso sin proponérselo.
  • El dolor le impide llevar a cabo sus actividades diarias.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide