Skip to Content

Discalculia O Dificultad En El Aprendizaje De Las Matemáticas En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

La discalculia o trastorno en el aprendizaje de las matemáticas

es una discapacidad de aprendizaje que causa dificultad con las matemáticas. Una incapacidad del aprendizaje significa que su niño tiene dificultad con sus habilidades académicas aunque sus exámenes muestren que es inteligente.

Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Incapaz de reconocer los números escritos o dificultad en imaginar la línea numérica
  • Dificultad en aprender a contar o sólo puede contar con los dedos
  • No comprende que un número representa una cantidad
  • Ansiedad al hacer problemas de matemáticas o al ir a clase de matemáticas
  • Dificultad con la suma, resta, multiplicación o división de un sólo número
  • Dificultad para decir la hora o usar el dinero
  • No saber cuáles son los pasos para resolver una operación matemática
  • No tener memoria a largo plazo de las habilidades matemáticas, como memorizar las tablas de multiplicar
  • Problemas con las formas, como poder poner un objeto redondo dentro de un orificio redondo

Sobrellevar la dificultad del aprendizaje de las matemáticas:

  • Especialistas en aprendizaje como los tutores pueden enseñarle al niño de una forma que tenga sentido para él. Los niños con la dificultad para las matemáticas con frecuencia necesitan que les enseñen de una manera en que se usen varios sentidos. Por ejemplo, el niño puede necesitar que le lean la ecuación matemática para que pueda escuchar los números. Su niño puede que necesite escribir el problema o usar un color diferente para cada parte de la operación.
  • Un programa educacional individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) puede ser usado durante la preparatoria hasta que se gradúe. El programa individualizado de educación identifica las necesidades de aprendizaje de su hijo y ayuda a que sus profesores sepan como asistirlo con el aprendizaje. El plan puede llegar a ayudar al niño a formar las destrezas que necesitará después de la secundaria. También es posible que su niño pueda usar otros tipos de ayuda en la universidad para ayudarle a continuar mejorando. Unos ejemplos incluyen el uso de calculadoras ó tomar exámenes sin tiempo límite.

Apoye a su niño:

  • Apoye siempre a su niño. Felicite a su niño al tratar de completar sus tareas de matemáticas. Su niño puede sentirse frustrado si tiene muchos ejercicios o problemas para resolver. Las matemáticas pueden cansar a su niño y puede que pierda la concentración muy rápidamente. Anímelo a tomar descansos cortos mientras hace su tarea pero recordándole que la tiene que terminar. No le diga que las matemáticas son fáciles o que no debería demorarse tanto en resolver los problemas. Este tipo de comentario pueden producirle ansiedad o vergüenza cada vez que tiene alguna dificultad.
  • Revise las tareas de matemáticas con su niño. Haga que le diga cuál fue el proceso que uso para resolver los problemas. Haga un comentario positivo en el proceso que uso, incluso si la respuesta no sea la correcta. Muéstrele dónde cometió un error que condujo a una respuesta incorrecta. Deje que él corrija el problema. Es probable que usted se sienta frustrado si su niño comete varios errores seguidos. Tenga paciencia manténgase positivo y déle otras oportunidades para que su niño corrija sus errores. Con la práctica, su niño puede aprender a encontrar los errores por sí mismo y corregirlos sin necesidad de ayuda.
  • Concéntrese en los puntos fuertes de su niño. Es posible que su niño sienta que sus problemas con las matemáticas signifiquen que él no es bueno para nada. Ayúdelo a entender que las matemáticas son solo una de las aptitudes que una persona puede tener. Permita que su niño comparta con usted sus intereses y ayúdele a formar esa confianza en sí mismo y en sus habilidades. También puede que su niño esté más inclinado en trabajar en sus habilidades de matemáticas al sentirse más seguro con sus aptitudes.
  • No se enfoque en las calificaciones. La ansiedad de su niño puede aumentar si siente la presión de sacar buenas notas. Felicítelo cuando mejora, como por ejemplo cuando mejora la calificación de un examen o gana más puntos por haber completado la tarea. Está bien felicitarlo por una buena calificación en un trabajo o examen, pero no haga de las calificaciones su meta.
  • Practique las habilidades matemáticas por fuera de la escuela. Por ejemplo, cuando pasen por un reloj, pregúntele a su niño qué hora es. Cuando vaya a pagar en la caja de un almacén, muéstrele a su niño cómo dar la suma de dinero correcta y contar el cambio. Haga que su niño cuente las flores mientras pasan caminando por la calle. Pregúntele cuántos animales ve en el campo.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide