Skip to Content

Derrame Cerebral

CUIDADO AMBULATORIO:

Un derrame cerebral

ocurre cuando el flujo sanguíneo a parte del cerebro es interrumpido. Esto puede provocar daño serio al cerebro debido a la falta de oxígeno. La función cerebral podría verse afectada dependiendo del lugar donde ocurre el derrame cerebral. Un derrame cerebral provocado por un coágulo de sangre se conoce como derrame cerebral isquémico y es el tipo más común. Un derrame cerebral provocado por un vaso sanguíneo que estalla o se desgarra se conoce como derrame cerebral hemorrágico. Cuando los síntomas de un derrame cerebral desaparecen completamente dentro de minutos a horas y no provocan daño, se conoce como un ataque isquémico transitorio (AIT). Un AIT es una señal de advertencia de que usted está en riesgo de tener pronto un derrame cerebral.

Llame al 911 en caso de cualquiera de lo siguiente:

  • Usted tiene cualquiera de los signos siguientes de un derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de la cara
    • Debilidad en un de sus brazos o una pierna
    • Confusión o dificultad para hablar
    • Mareos, dolor de cabeza severo, o perdida de visión
  • Usted tiene una convulsión.
  • Usted se siente mareado, con falta de aliento y tiene dolor en el pecho.

Busque atención médica inmediatamente si:

  • Usted tiene sangrado inusual o excesivo.
  • El azúcar en la sangre o la presión sanguínea usualmente es alta o baja.
  • Usted tiene dificultad para tragar.
  • Usted se cae.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene dificultad para tener una evacuación intestinal o para orinar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidado.

Signos de advertencia de un derrame cerebral:

La palabra C.B.H.T. (F.A.S.T. por sus siglas en inglés) puede ayudarlo a recordar y reconocer los signos de advertencia de un derrame.

  • C = Cara: Un lado de su cara está caído.
  • B = Brazos: Un brazo comienza a caerse cuando usted levanta los dos brazos.
  • H = Habla: Tiene dificultad para hablar o suena diferente de lo normal.
  • T = Tiempo de actuar: Una persona que está teniendo un derrame cerebral necesita ser atendido de inmediato. Un derrame cerebral es una emergencia médica que necesita tratamiento inmediato. La mayoría de los medicamentos funcionan mejor cuando son administrados rápidamente.

Signos y síntomas de un derrame cerebral:

Los signos y síntomas dependerán del tipo de derrame cerebral y de cuándo ocurrió:

  • Debilidad repentina en su brazo, pierna o cara
  • Dificultad repentina para caminar
  • Dificultad para hablar o entender las palabras que usted lee o escucha
  • Cambios en la visión
  • Incapacidad repentina de sentir parte de su cuerpo o de sus extremidades
  • Pérdida del conocimiento
  • Vómito o dolor de cabeza severo

Programe una cita con su proveedor de salud como se le indique:

Es posible que usted necesite regresar para que le realicen exámenes regulares de su función cerebral. Si usted está tomando warfarina, es posible que necesite regresar para exámenes de sangre regulares. Sus niveles del índice internacional normalizado (IIN) también necesitan revisarse. Estos exámenes ayudan a asegurarse de que usted esté tomando la cantidad correcta de warfarina. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

El tratamiento

depende del tipo de derrame cerebral que usted tenga:

  • Podrían darle medicamentos para evitar los coágulos sanguíneos, para disolver los coágulos o para ayudar a que su cuerpo coagule más fácilmente. Es posible que usted necesite medicamentos para tratar el colesterol alto, la hipertensión o la diabetes.
  • La trombolisis es un procedimiento que se usa para disolver los coágulos en una arteria. Un catéter será guiado dentro de la arteria hasta que esté cerca del coágulo. Pondrán medicamento en el catéter para ayudar a disolver el coágulo. O podrían jalar el coágulo de la arteria.
  • Una cirugía podría usarse para remover un coágulo sanguíneo o para aliviar la presión dentro de su cerebro. Es posible que usted necesite una cirugía para remover la acumulación de placa dentro de sus arterias carotídeas.

Acuda a rehabilitación como se le indique:

La rehabilitación es una parte importante del tratamiento. Un terapeuta de lenguaje le ayuda a aprender de nuevo o a mejorar su capacidad de hablar y de tragar. Es posible que usted comience lentamente y empiece a realizar tareas más difíciles con el tiempo. Los fisioterapeutas pueden ayudarlo a tener fuerza y a desarrollar resistencia. Los terapeutas ocupacionales le enseñan nuevas maneras de realizar actividades cotidianas, como vestirse. La terapia puede ayudarlo a mejorar la capacidad de caminar o de mantener su equilibrio. Su terapeuta podría incluir tareas o movimientos que usted necesita hacer para las actividades diarias. Un ejemplo es tener la capacidad de levantarse o bajarse de una silla.

Cuidado personal después de un derrame cerebral:

  • Haga de su hogar un lugar seguro. Quite cualquier cosa con la que se pueda tropezar. Ponga cinta a los cables eléctricos sueltos. Mantenga los caminos libres a través de su hogar. Asegúrese de que su hogar esté bien iluminado. Ponga materiales antiderrapantes en superficies que podrían ser resbaladizas. Un ejemplo es su bañera o el piso del baño.
  • Use dispositivos de apoyo. Un bastón o una caminadora podrían ayudarlo a mantener el equilibrio conforme camine.

Evite otro derrame cerebral:

  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillo y los cigarros pueden aumentar su riesgo de otro derrame cerebral y provocar daño a los pulmones. Pida más información a su proveedor de salud si usted fuma actualmente y necesita dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su proveedor de salud antes de usar estos productos.
  • No consuma alcohol en grandes cantidades. Consulte con su proveedor de salud sobre el alcohol. Usted tendrá que restringir la cantidad que consuma. El uso excesivo de alcohol o el embriagarse aumenta su riesgo de cualquier tipo de derrame cerebral. El alcohol también podría aumentar su presión arterial o adelgazar su sangre. El adelgazamiento de la sangre puede aumentar su riesgo de un derrame cerebral hemorrágico.
  • Revise su presión sanguínea como se le indique. La hipertensión puede aumentar su riesgo de un derrame cerebral. Si usted tiene hipertensión, siga las indicaciones de su proveedor de salud sobre cómo controlar su presión arterial.

  • Consuma una variedad de alimentos saludables. Los alimentos saludables incluyen los panes integrales, productos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Consuma al menos 5 porciones de frutas y vegetales cada día. Elija alimentos que sean bajos en grasa, colesterol, sal y azúcar. Consuma alimentos altos en potasio, como las papas o los plátanos.
  • Controle sus condiciones de salud. Las condiciones como la fibrilación auricular y la diabetes pueden aumentar su riesgo de un derrame cerebral. Controle su glucosa cuidadosamente si usted tiene hiperglucemia o diabetes.
  • Ejercítese como se le indique. La actividad es importante para evitar un derrame cerebral. Es posible que usted necesite trabajar junto con un terapeuta de ejercicio para aprender cómo ejercitarse de manera segura. El ejercicio podría ayudarlo a que pueda hacer sus actividades normales más fácilmente. El ejercicio también ayuda a controlar su presión arterial y el peso.
  • Mantenga un peso saludable. Pregunte a su proveedor de salud cuánto debería pesar. Pídale que le ayude a crear un plan de pérdida de peso si es que usted tiene sobrepeso. Pregunte sobre el plan de ejercicio más apropiado para usted.
  • Controle el estrés. El estrés puede aumentar su presión arterial. Busque nuevas maneras de relajarse, como la respiración profunda o escuchar música.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide