Skip to Content

Cáncer Testicular

CUIDADO AMBULATORIO:

El cáncer testicular

generalmente comienza en las células testiculares que producen el esperma. El cáncer testicular es más común en los hombres de 15 a 39 años de edad.


Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Un bulto que no duele o un cambio en como se sienten sus testículos
  • Los testículos aumentan o disminuyen de tamaño
  • Inflamación en el escroto
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Dolor sordo en la parte inferior del abdomen o en la ingle
  • Dolor o molestia en los testículos o el escroto
  • Inflamación o sensibilidad en el pecho

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su pierna se siente cálida, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • De repente se siente mareado y sin aire.
  • Le duele el pecho cuando respira hondo o tose.
  • Usted expectora sangre.

Comuníquese con su médico u oncólogo si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene vómitos y no puede retener ningún alimento o líquido en el estómago.
  • Usted siente un bulto u otros cambios en el testículo.
  • Usted se siente deprimido y siente que no puede afrontar su enfermedad.
  • Usted está confundido o no puede pensar con claridad.
  • Usted tiene dolor que no disminuye ni desaparece después de tomar el medicamento para el dolor.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para el cáncer testicular

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Cirugía puede ser necesaria para remover su testículo. Los ganglios linfáticos que contienen cáncer también pueden ser removidos.
  • La radioterapia mata las células cancerosas y puede llegar a detener la propagación del cáncer por medio del uso de rayos X o rayos gama.
  • La quimioterapia se usa un medicamento para tratar el cáncer eliminando las células cancerosas. La quimioterapia también puede usarse para reducir el tamaño de los nódulos linfáticos afectados por el cáncer.

Como el cáncer testicular puede afectar su capacidad de tener relaciones sexuales:

Un hombre que tenga un testículo normal y saludable todavía puede tener relaciones sexuales y producir esperma. Antes del tratamiento, pregúntele a su médico como puede llegar a cambiar su capacidad de tener relaciones sexuales. El tratamiento puede afectar estas capacidades. Algunos hombres optan por la extracción y congelación de su esperma para poder ser padres más adelante.

Hágase un autoexamen testicular:

Un autoexamen testicular puede ayudarle a saber qué apariencia tienen y cómo se sienten al tacto normalmente sus testículos. Pida más información a su médico u oncólogo acerca de los autoexámenes testiculares y con qué frecuencia debería hacérselos.

  • Párese frente al espejo y observe su escroto. Fíjese si nota algún cambio de forma, tamaño o color. Puede ser normal que un lado del escroto sea más grande o se encuentre más bajo que el otro.
  • Examine un testículo a la vez. Coloque los pulgares de ambas manos en la parte de adelante del testículo. Ponga los dedos índices en la parte de atrás del testículo. Haga girar con cuidado cada testículo entre los pulgares y los índices de las dos manos. Compruebe si tiene algún bulto o si nota algún cambio en el testículo. Puede ser normal que un testículo sea un poco más grande que el otro. Busque un tubo largo, como un cordón, que se encuentra en la parte superior y posterior de cada testículo. Este es el epidídimo. Compruebe si siente algún cambio en el epidídimo.

Controle el cáncer testicular:

  • No fume. La nicotina puede dañar vasos sanguíneos y dificultarle el control de su cáncer testicular. El fumar aumenta su riesgo de presentar un nuevo cáncer o que el cáncer reaparezca y demorar el tiempo de recuperación después del tratamiento. No use cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo en vez de cigarrillos o para tratar de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida a su médico información si usted fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Tome más líquidos para evitar la deshidratación. Usted también tendrá que reemplazar líquidos si vomita o tiene diarrea debido a los tratamientos del cáncer. Pregúntele a su médico cuáles son los líquidos adecuados para usted y cuánto necesita tomar a diario.
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas, según indicaciones. Limite el consumo de alcohol a 2 tragos por día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • Consuma alimentos saludables. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a aumentar su nivel de energía. Pregunte a su médico acerca del mejor plan de ejercicio para usted.

Programe una cita de seguimiento con su oncólogo según indicaciones:

Es necesario que acuda con su oncólogo para el tratamiento en curso. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide