Skip to Content

Cáncer De Hígado

CUIDADO AMBULATORIO:

El cáncer de hígado

puede impedir que su hígado funcione adecuadamente y evitar que elimine el material nocivo de su sangre. Los 2 tipos más comunes de cáncer de hígado son el carcinoma hepatocelular y el colangiocarcinoma.

Los siguientes son los síntomas más comunes:

  • Dolor abdominal
  • Debilidad y fatiga
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Náusea, vómito o pérdida del apetito
  • Inflamación del abdomen
  • Color amarillento en su piel o en la parte blanca de sus ojos

Llame al 911 en caso de presentar alguno de los siguientes:

  • Usted tiene una sensación de mareo, le falta la respiración o tiene dolor en el pecho.
  • Usted expectora o vomita sangre.
  • Usted se encuentra confundido o muy soñoliento y es difícil despertarlo.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene más debilidad o fatiga.
  • Usted tiene falta de apetito o pérdida de peso.
  • Usted tiene más dolor abdominal o inflamación.
  • Usted vomita o no puede retener líquidos.
  • Usted tiene un aumento de ictericia o su orina está oscura.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para el cáncer

puede consistir en alguno de los siguientes:

  • Se podría realizar una cirugía para extirpar los tumores pequeños que no se han propagado a otras partes del cuerpo.
  • Se podrían usar medicamentos para reducir el tamaño del tumor. El medicamento también podría usarse para reducir el flujo sanguíneo hacia el tumor o destruir las células cancerosas. Su proveedor de salud también le puede recomendar la vacuna contra VHB para prevenir la hepatitis B.
  • Se podría usar una ablación o embolización para tratar el tumor o para reducir el flujo sanguíneo hacia el tumor. En estos procedimientos se emplea la radiofrecuencia, corriente láser o eléctrica, o inyectando un medicamento cerca del tumor.
  • La radioterapia usa rayos x o gamma para tratar el cáncer. La radiación destruye las células cancerosas y podría detener la propagación del cáncer. También podría usarse para encoger el tumor y disminuir el dolor.
  • Un trasplante de hígado es una cirugía para reemplazar su hígado dañado con un hígado de un donante.

Lidiar con su cáncer de hígado:

  • No consuma alcohol. El alcohol es dañino para su hígado. También puede empeorar sus síntomas.
  • No fume. La nicotina es dañina para los vasos sanguíneos e impide el control del cáncer de hígado. El fumar aumenta su riesgo de presentar un nuevo cáncer o que el cáncer reaparezca y demorar el tiempo de recuperación después del tratamiento. No use cigarrillos electrónicos ni tabaco sin humo en lugar de cigarrillos regulares con el fin de dejar de fumar. Estos dispositivos todavía contienen nicotina. Pregunte a su proveedor de salud si está fumando y necesita información y ayuda para dejar de fumar.
  • Consuma líquidos según le indicaron. Demasiado o insuficiente consumo de líquido puede provocarle inflamación en sus piernas y abdomen. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y qué líquidos le recomiendan.
  • Consuma comidas livianas durante el día. Es posible que usted no sienta hambre, pero es importante que coma. Una nutrición apropiada puede darle más energía y ayudarlo a sentirse mejor. Un dietista puede ayudarlo a encontrar formas de consumir suficientes proteínas, calorías, vitaminas y minerales. Pregunte si usted necesita limitar el sodio (sal).

Acuda a su cita de control con su proveedor de salud según le indiquen:

Usted tendrá que regresar para que le ordenen exámenes adicionales. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide