Skip to Content

Citomegalovirus Adquirido

CUIDADO AMBULATORIO:

El citomegalovirus (CMV) adquirido

se contagia por medio del contacto con líquidos corporales, como la sangre, la saliva, la orina y las lágrimas. Afecta tanto a adultos como a niños. La mayoría de las personas sanas no presentan síntomas y se recuperan sin saber que están infectadas. El CMV puede propagase por meses a años después de que alguien es infectado. Con el tiempo, el virus puede hacerse inactivo y tener menos posibilidades de propagarse. El CMV también puede activarse de nuevo cuando el sistema inmunológico de una persona se debilita, como cuando tiene una infección del VIH o se somete a un trasplante de órganos o médula ósea.

Síntomas posibles incluyen los siguientes:

  • Fiebres por 3 o más semanas y aumento de la fatiga
  • Glándulas linfáticas engrandecidas o dolor de garganta
  • Visión borrosa o dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar, tos o sibilancias
  • Dolor en el abdomen, músculos y articulaciones
  • Urticaria
  • Vómitos y diarrea
  • Confusión o problemas con el habla o para escuchar

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Usted sufre una convulsión.
  • No es posible despertarlo.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor abdominal intenso.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene nuevos síntomas o sus síntomas empeoran.
  • Sus síntomas regresan después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para el citomegalovirus adquirido

podría no ser necesario. Sus síntomas podrían desaparecer sin tratamiento. Los medicamentos antivirales podrían necesitarse para ayudar a tratar o prevenir una infección por CMV.

Prevenga el contagio del citomegalovirus adquirido:

Lávese las manos frecuentemente. Lávese bien las manos después de usar el baño, cambiar pañales y después de preparar o servir alimentos. Use agua y jabón cada vez que se lave las manos. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.

Lavado de manos

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Citomegalovirus Adquirido (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.