Skip to Content

Bursitis De Rodilla

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la bursitis de rodilla?

La bursitis de rodilla es la inflamación de la bursa en la rodilla. La bursa es una bolsa (saco) llena de líquido que actúa como colchón entre un hueso y un tendón. Los tendones son cordones de tejido resistente que conectan los músculos a los huesos.

Anatomía de la rodilla

¿Qué aumenta mi riesgo de bursitis de rodilla?

  • Una lesión, como una caída
  • Una infección bacterial
  • El uso excesivo de las rodillas, como cuando corre o brinca
  • Presión constante sobre las rodillas, como cuando se hinca para trabajar en el jardín, para limpiar el piso o instalar alfombra
  • Afecciones médicas como la artritis reumatoide o gota

¿Cuáles son los signos y síntomas de la bursitis de rodilla?

  • Dolor, inflamación o sensibilidad en la rodilla
  • Disminución del movimiento o rigidez en la rodilla
  • Piel enrojecida y caliente sobre la rodilla

¿Cómo se diagnostica la bursitis de rodilla?

Su médico le examinará la rodilla y le preguntará sobre su lesión o actividades. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los análisis de sangre pueden mostrar signos de infección o una enfermedad como la artritis reumatoide.
  • Radiografía o imagen por resonancia magnética (IRM) pueden mostrar problemas con la posición de los huesos, artritis o fracturas. A usted le podrían administrar un medio de contraste para que su rodilla se pueda observar mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Una muestra de líquido de la rodilla se analiza para detectar signos de infección. La extracción del líquido de la bursa también podría ayudar a aliviar sus síntomas.

¿Cómo se trata la bursitis de rodilla?

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • Antibióticos ayudan a combatir infección provocada por una bacteria.
  • Una inyección de esteroides podrían ayudar a reducir el dolor y la inflamación.
  • La cirugía se puede usar para extraer la bursa. La cirugía solamente se realiza en casos en que otros tratamientos no hayan funcionado.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Descanse la rodilla tanto como sea posible para disminuir el dolor y la inflamación. Empiece a hacer un poco más día a día. Regrese a sus actividades diarias como se le haya indicado.
  • Aplique hielo para ayudar a bajar la inflamación y el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbralo con una toalla y colóquelo sobre la rodilla por 15 a 20 minutos, de 3 a 4 veces al día como se le indique.
  • La aplicación de calor ayuda a disminuir el dolor y la rigidez. Aplique calor en el área por 15 a 20 minutos, de 3 a 4 veces cada día como se le indique.
  • Aplique compresión para disminuir la inflamación. Los médicos podrían envolver la rodilla con cinta o con un vendaje elástico para disminuir la inflamación. Afloje el vendaje elástico si usted comienza a perder sensibilidad en los dedos de los pies.
  • Eleve la rodilla por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye la rodilla sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Vaya a terapia física si se lo indican. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para mejorar su rango de movimiento y aumentar la fuerza de la rodilla.

¿Cómo puedo evitar la bursitis de rodilla?

  • Haga estiramientos, calentamiento y enfriamiento cuando hace ejercicio: Esto ayudará a aflojar los músculos y a disminuir la tensión en las rodillas. Descanse entre sesiones de ejercicio.
  • Proteja las rodillas. Use rodilleras cuando se hinque en una superficie dura y cuando practique deportes. Párese y camine alrededor cada 20 minutos si tiene que hincarse por un largo periodo de tiempo.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Su dolor e inflamación aumentan
  • Sus síntomas no mejoran con el tratamiento.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide