Skip to Content
Are you living with NSCLC? Learn your prognosis here >>

Asfixia En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de la asfixia en los niños?

Los bebés y los niños muy pequeños exploran su ambiente poniendo objetos en sus bocas. Esto aumenta su riesgo de asfixia si se tragan un objeto pequeño. Lo objetos pequeños pueden atorarse fácilmente en sus vías respiratorias debido a que las vías respiratorias son muy estrechas. Los niños pequeños también tienen un mayor riesgo de asfixia con ciertos alimentos porque no pueden masticar bien la comida. Es posible que los niños pequeños no puedan toser lo suficientemente fuerte para expulsar un objeto de sus vías respiratorias. La asfixia puede representar una amenaza para la vida.

¿Qué aumenta el riesgo de asfixia en mi niño?

  • Ser menor de 4 años de edad
  • Dificultad para tragar debido a condiciones médicas como retraso mental o lesión cerebral traumática
  • Caminar, correr, acostarse, hablar o reirse con alimentos en su boca
  • Jugar juegos con alimentos como aventar comida al aire y atraparla con la boca o llenarse la boca con comida

¿Qué objetos pueden provocar asfixia?

  • Globos
  • Canicas o pelotas pequeñas
  • Juguetes, partes de juguetes o piezas de juegos pequeños
  • Moños, broches o cintas para el cabello pequeñas
  • Piezas de joyería o cuentas pequeñas
  • Tapas de marcadores o plumas
  • Monedas o botones
  • Baterías pequeñas de tipo botón
  • Imanes de refrigerador o juguetes con imanes
  • Pedazos de alimentos para perro

¿Cuáles alimentos pueden provocar asfixia?

No le dé los siguientes alimentos a los niños menores de 4 años de edad:

  • Uvas enteras o trozos de verduras o frutas crudas
  • Salchichas de hot dogs o embutidos
  • Nueces y semillas
  • Trozos de carne, queso o de crema de cacahuate
  • Palomitas de maíz
  • Goma de mascar y malvaviscos
  • Caramelos duros

¿Qué debo hacer si mi niño se está asfixiando?

  • Llame al 911 si su niño se estaba ahogando y se ha desmayado. Realice reanimación cardiopulmonar (RCP) si usted está capacitado en cómo realizarla. Si usted o nadie más ha recibido la capacitación, mejor espere a que llegue el auxilio.
  • Llame al 911 si su niño está despierto pero no puede respirar, hablar, hacer ruido o si se está poniendo azul. Haga la maniobra abdominal (Maniobra de Heimlich) si usted está capacitado en como hacerla. La maniobra abdominal se deber hacer de forma apropiada para evitar causar un mayor daño al menor. Las compresiones abdominales las enseñan en los cursos de primeros auxilios. La reanimación cardiopulmonar (RCP) también la enseñan como parte de este curso.
  • Vigile a su niño con cuidado si puede respirar y hablar. Las vías respiratorias de su niño no están completamente obstruidas si puede respirar y hablar. No golpee su espalda o trate de sacar el objeto por su boca. Esto podría empujar el objeto más lejos en sus vías respiratorias. Permanezca con su niño y conserve la calma hasta que el atragantamiento haya terminado.

¿Qué puedo hacer para evitar la asfixia?

  • Inspeccione los juguetes cuidadosamente antes de dárselos a su niño. Observe el juguete cuidadosamente para asegurarse que no tenga partes pequeñas que puedan soltarse fácilmente y provocar la asfixia. Los empaques de los juguetes usualmente vienen con avisos sobre el riesgo de atragantamiento en los niños. Los juguetes puede que no sean seguros para un niño bien pequeño incluso si el juguete así lo indique.
  • Enseñe a los niños mayores acerca de los peligros de asfixia. Recuerde a su niño mayor de mantener sus juguetes lejos del alcance de su niño más pequeño. Pídale que nunca deje que su niño pequeño juegue con sus juguetes. Los niños mayores no debería ofrecer alimentos que puedan provocar asfixia a los bebés y a los niños menores.
  • Revise regularmente su hogar en busca de objetos pequeños con los que se pueda asfixiar un niño. Busque en lugares donde estos objetos pequeños no se vean con claridad, como debajo de los muebles. Acuéstese en el suelo en busca de artículos pequeños que su niño pueda encontrar y llevárselo a la boca.
  • Corte los alimentos en pedazos pequeños para su niño. Los pedazos deberían tener un tamaño de ½ pulgada o más pequeños. Recuérdele a su niño que mastique bien los alimentos.
  • Supervise a su niño cuando esté comiendo. Pídale a su niño que se siente durante la comida. Enséñelo a no correr, caminar, jugar o acostarse con alimentos en su boca. No permita que su niño corra, practique deportes o se pasee en su carro con goma de mascar, caramelo o una paleta en su boca.
  • Tome un curso de primeros auxilios o de reanimación cardiopulmonar. Estos cursos pueden ayudarlo a estar preparado en caso de una emergencia. Pregunte a su médico por organizaciones de capacitación cerca de usted.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo comienza a babear, a atragantarse o a resollar o continúa tosiendo después de recuperarse de la asfixia.
  • Su hijo tiene dificultad para tragar o respirar después de recuperarse de la asfixia.
  • Su hijo se recuperó después de la asfixia, pero se puso azul, se puso flácido o se desmayó mientras se asfixiaba.
  • Usted piensa que su niño se tragó un objeto como un juguete o una batería pequeña.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Su niño se estaba asfixiando, pero se recuperó después de toser.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide