Skip to Content

Abuso Físico De Las Personas Mayores

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es el abuso físico de las personas mayores?

El abuso físico ocurre cuando la persona encargada de cuidarlo le hace daño o lo pone en peligro. Esta persona puede ser un familiar u otra persona que está a cargo de su cuidado. Puede que esta persona lo golpee, abofetee, patee, empuje, le tire del pelo, lo queme o le haga comer a la fuerza. También puede que no le dé la cantidad adecuada de un medicamento. El abuso físico también incluye el abuso sexual. El abuso sexual se produce cuando otra persona tiene contacto sexual con usted sin su expreso consentimiento. El abuso físico puede ocurrir en su propio hogar, en el hogar de la persona que lo cuida o en una instalación, como un hogar de ancianos.

¿Qué ocasiona el abuso físico de una persona mayor?

No se conoce la causa exacta del abuso físico. Las condiciones de pobreza o de hacinamiento pueden ser una de las causas de este tipo de abuso. Las siguientes circunstancias pueden hacer que corra mayor riesgo de sufrir abuso físico:

  • Usted tiene problemas de aprendizaje o de memoria.
  • Tiene una condición de salud a largo plazo, como demencia, diabetes, parálisis o ha tenido un derrame cerebral.
  • No tiene familiares o amigos que puedan encargarse de cuidarlo.
  • Tiene dificultad para relacionarse con los demás.
  • Su cuidador depende en gran medida de que usted le dé dinero o le proporcione un lugar para vivir.
  • Su cuidador consume alcohol o usa drogas ilegales.
  • Su cuidador tiene un trastorno de la personalidad, depresión u otra enfermedad mental.
  • Su cuidador tiene un historial de violencia en la familia, como abuso físico o sexual.
  • Su cuidador se encuentra bajo presión debido a su trabajo, tener que cuidarlo a usted o debido a problemas económicos.

¿Cuáles son los signos y síntomas del abuso físico de una persona mayor?

  • Lesiones o caídas reiteradas, o lesiones pasadas que no se trataron cuando ocurrieron
  • Arañazos, marcas de mordidas o de objetos usados para inmovilizar a la persona, como cinturones, cuerdas o cables eléctricos
  • Fracturas o dislocación de huesos
  • Cortes o moretones, especialmente en la parte superior de ambos brazos (marcas de sujeción)
  • Cicatrices o quemaduras de cigarrillos, planchas o agua caliente
  • Sangrado o secreción de la nariz, la boca o los genitales

¿Cómo se diagnostica el abuso físico de una persona mayor?

Su médico examinará detenidamente su cuerpo en busca de heridas que podrían resultar del abuso físico. Es posible que el médico le pregunte si lo han golpeado, abofeteado, lastimado o tocado con intenciones sexuales sin su expreso consentimiento. Puede que también desee saber quién está abusando de usted y por cuánto tiempo ha estado sucediendo.

  • Análisis de sangre y orina: Es posible que le hagan análisis de sangre y de orina para comprobar si tiene algún problema de salud, como desnutrición o una infección.
  • Examen pélvico: Es posible que sea preciso hacer este examen a las mujeres para que los médicos puedan comprobar si tienen alguna lesión como consecuencia del abuso.
  • Prueba de frotis y cultivo: Es posible que tomen una muestra de la secreción de sus genitales y la envíen a un laboratorio para su análisis.
  • Radiografías: Las radiografías pueden mostrar si tiene algún hueso fracturado o fuera de lugar. Puede que también tomen radiografías de su tórax y abdomen.

¿Cómo se trata el abuso físico de una persona mayor?

Es posible que lo coloquen en un lugar diferente, como un centro de cuidado para adultos durante el día. Puede que le ofrezcan servicios especiales para garantizar su seguridad y su salud.

  • Asesoramiento psicológico: Es posible que sienta temor, depresión o ansiedad como consecuencia del abuso físico. Puede que su médico le sugiera que hable con un psicólogo de cómo se siente.
  • Medicamentos: Es posible que los médicos le receten un medicamento para aliviar el dolor. Podría precisar un antibiótico o una vacuna contra el tétanos si tiene una herida abierta. Es posible que también le administren otros medicamentos si tiene otras condiciones de salud.
  • Cirugía: Podría necesitar una cirugía para el tratamiento de las lesiones. Si tiene una fractura, se puede volver a colocar el hueso en su posición normal mediante una cirugía. También podría necesitar una cirugía para corregir una deformidad o para tratar otras lesiones.

¿Qué riesgos corre una persona mayor que ha sido víctima de abuso?

Existe la posibilidad de que sangre o contraiga una infección si tiene una cirugía para tratar sus heridas, fracturas u otras lesiones. Si no recibe tratamiento, es posible que tenga problemas de salud y emocionales graves. El abuso reiterado puede resultar en lesiones graves o la muerte de la persona. También existe la posibilidad de que se deprima.

¿Cómo puedo ayudarme a mí mismo?

  • Denuncie el abuso físico: Es posible que le resulte difícil hacerlo, pero es muy importante que denuncie el abuso físico. Los médicos pueden ayudarle si corre riesgo o es víctima de abuso físico.
  • Vaya a las consultas de seguimiento: Es posible que su médico hable con usted, su familia, sus amigos o las personas responsables por el abuso. Puede que esto incluya hablar de lo que sucederá si el abuso no se detiene.

¿Dónde puedo encontrar apoyo y más información?

  • National Center on Elder Abuse
    101 The City Drive South 200 Building
    Orange , CA 92868
    Phone: 1- 855 - 500-3537
    Web Address: http://www.ncea.aoa.gov/NCEAroot/Main_Site/Index.aspx

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • No puede asistir a su próxima consulta médica.
  • Tiene nuevos signos y síntomas.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Siente deseos de hacerse daño a usted mismo o a otra persona.
  • Le parece que no puede sobrellevar el abuso o que no puede recuperarse del abuso.
  • Le falta el aliento, le duele el pecho o su corazón late en forma acelerada.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide