Skip to Content

Abstinencia De Opiáceos

LO QUE NECESITA SABER:

El síndrome de abstinencia es una respuesta a la falta repentina de opiáceos en el cuerpo. La abstinencia ocurre cuando usted disminuye repentinamente o deja de tomar un opiáceo del cual es dependiente. La dependencia significa que usted siente que necesita el opiáceo para funcionar mental o físicamente. Esto sucede después de haber usado opiáceos con regularidad por un período largo de tiempo. La abstinencia puede ocurrir con un opiáceo ilegal como la heroína, o con un opiáceo recetado, como la oxicodona o el fentanilo.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Usted sufre una convulsión.
  • No es posible despertarlo.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene latidos cardíacos rápidos.
  • Tiene náuseas y vómitos, o no puede dejar de vomitar.
  • Usted tiene los siguientes signos y síntomas de deshidratación:
    • Ojos o boca seca
    • Aumento de la sed
    • Su orina es de color amarillo oscuro, orina poco o no orina nada
    • Dolor de cabeza, mareos o confusión
    • Tiene respiración rápida o irregular, o latidos cardíacos rápidos o fuertes
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Medicamentos para la presión arterial disminuyen los síntomas de la abstinencia, como por ejemplo las náuseas, el vómito, la tensión muscular y la ansiedad.
  • Medicamento contra la ansiedad disminuye la ansiedad y lo ayuda a sentirse calmado y relajado.
  • Los medicamentos contra las náuseas ayudan a calmar su estómago y evitar que vomite.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Prevenir la abstinencia de un opiáceo recetado:

La mejor manera de prevenir el síndrome de abstinencia es prevenir la tolerancia. Es posible que necesite tomar un tipo diferente de analgésicos después de una cirugía o lesión. También puede hablar con su médico sobre las maneras de controlar el dolor sin medicamentos. Si usted necesita tomar un medicamento opiáceo, lo siguiente puede ayudar a prevenir la abstinencia:

  • No suspenda el uso del opiáceo súbitamente. Si usted ha estado usando opiáceos por más de 2 semanas, dejar de tomarlos repentinamente puede causar graves efectos secundarios. Hable al respecto con su médico para disminuir su dosis poco a poco.
  • Tome un opiáceo recetado exactamente como se indica. No tome más de la cantidad recomendada. No lo tome más a menudo o por más tiempo de lo recomendado. Si usted usa un parche para el dolor, asegúrese de remover el parche anterior antes de colocar uno nuevo. Hable con su médico o farmacéutico si tiene alguna pregunta sobre los medicamentos. Los opiáceos a menudo vienen con una Guía del medicamento para ayudarle a usarlos de manera segura. Pídale a su farmacéutico una copia si no la recibe cuando surte la receta.
  • Hable con el médico acerca de los signos o síntomas de un problema. Coméntele al médico si cree que está desarrollando tolerancia o dependencia a los opiáceos. Trabaje con su médico para detener o reducir la cantidad de manera segura.

Seguridad al tomar opiáceos:

  • No tome opiáceos que pertenezcan a alguien más. Es posible que la cantidad que una persona toma no sea la adecuada para usted.
  • No debe mezclar los opiáceos con otros medicamentos o alcohol. La combinación puede causar una sobredosis o hacer que usted deje de respirar. El alcohol, las pastillas para dormir y los medicamentos como los antihistamínicos pueden hacer que usted tenga sueño. Una combinación con opiáceos puede llevar a un coma.
  • Aprenda acerca de las señales de una sobredosis para que usted sepa cómo responder. Informe a otros acerca de estas señales para que sepan qué hacer si es necesario. Consulte con su médico acerca de la naloxona. Posiblemente pueda conservar la naloxona en su hogar en caso de una sobredosis. Su familia y amistades también pueden aprender cómo dársela si es necesario.
  • Mantenga los opiáceos fuera del alcance de los niños. Guarde los opiáceos en un gabinete con candado o en una ubicación a la que los niños no puedan llegar.
  • Siga las instrucciones sobre qué hacer con los opiáceos recetados que no utiliza. Su médico le dará instrucciones sobre cómo desecharlos con seguridad. Esto ayuda a asegurarse de que nadie más los tome.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que necesite regresar para que le hagan otros exámenes. Además podrían referirlo a una clínica especializada para recibir medicamentos de terapia de mantenimiento en forma regular. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Learn more about Abstinencia De Opiáceos (Aftercare Instructions)

Associated drugs

Hide