Skip to Content

Ablación Endovenosa

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de la ablación endovenosa:

La ablación endovenosa es un procedimiento que usa una energía de radiofrecuencia o láser para tratar las venas varicosas. Las várices son venas dilatadas y torcidas de las piernas que se abultan debajo de la piel. La ablación endovenosa podría ayudarlo a tratar el dolor, la decoloración de la piel o las úlceras en su pierna que son provocadas por sus venas varicosas.

Cómo prepararse para una ablación endovenosa:

  • Su médico hablará con usted acerca de cómo prepararse para su procedimiento. Él podría indicarle que no coma o tome nada varias horas antes de su procedimiento. Le dirán qué medicamentos tomar o no tomar el día de su procedimiento. Es posible que usted necesite dejar de tomar anticoagulantes varios días antes de su procedimiento para evitar sangrado.
  • Usted podría necesitar un ultrasonido para ayudar a que su médico planee su procedimiento. Un ultrasonido usa ondas sonoras para mostrar imágenes en un monitor. Un ultrasonido podría realizarse para mostrar la forma y ubicación de sus venas varicosas. Usted necesitará planear para que alguien lo lleve a su casa después de su procedimiento.

Qué sucederá durante una ablación endovenosa:

  • Es posible que le administren anestesia local para adormecer el área de la cirugía. Con la anestesia local, usted todavía podría sentir presión o molestia durante la cirugía, pero no debería sentir ningún dolor. También podrían administrarle un sedante por vía intravenosa para ayudarlo a relajarse durante el procedimiento. Si su médico está usando un láser, él le dará unos lentes para usar durante el procedimiento para proteger sus ojos.
  • Su médico podría realizar una incisión pequeña en su piel. Él introducirá un catéter pequeño a través de su piel hacia dentro de su vena. Su médico mandará energía láser o de radiofrecuencia a través del catéter y calentará su vena. El calor quemará y cerrará su vena para detener el flujo de sangre. Sus venas varicosas se encogerán y dejarán de abultarse debajo de su piel. Su médico removerá el catéter. Él colocará un vendaje pequeño sobre su incisión.

Qué sucederá después de la ablación endovenosa:

  • Es posible que pase la noche en el hospital para vigilar la circulación de su pierna. Usted podría necesitar usar medias de compresión. Las medias son ajustadas y ejercen presión a sus piernas. Esto mejora el flujo de sangre y ayuda a prevenir coágulos. Usted podría necesitar un ultrasonido dentro de un lapso de 72 horas para observar sus venas y determinar si hay coágulos de sangre. Su médico podría indicarle que comience sus actividades normales inmediatamente después de una ablación endovenosa. También podría indicarle que evite viajar por aire o sentado por mucho tiempo.
  • Es posible que usted sienta dolor leve a moderado. Usted podría desarrollar moretones de leves a severos. Su médico le indicará cómo tratar el dolor y los moretones.

Riesgos de una ablación endovenosa:

Es posible que sangre más de lo habitual o que desarrolle una infección. Usted podría desarrollar una bolsa de sangre debajo de su piel que posiblemente necesiten remover. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna. Esto podría poner en peligro su vida. Los nervios y los vasos sanguíneos podrían sufrir daño durante su procedimiento. Su vena podría inflamarse, ponerse roja y adolorida. Su piel podría sufrir de quemaduras.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene dificultad para respirar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • La sangre empapa el vendaje.
  • Siente que la pierna está caliente, sensible y dolorida.
  • Cualquier parte de su pierna se siente adormecida o pálida al tacto.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Su herida está roja, inflamada o drena pus.
  • Usted tiene náuseas o vómitos.
  • Usted tiene comezón en la piel, inflamación o un sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cuidado propio en su hogar:

  • Manténgase activo. No pase demasiado tiempo sentado o parado. Tome caminatas cortas durante el día. El caminar mejorará el flujo sanguíneo y evitará la formación de coágulos de sangre en su pierna. Pregunte a su médico cuánta actividad usted necesita cada día.
  • Use medias de compresión o vendajes como se le indique: Las medias de compresión son ajustadas y ejercen presión en sus piernas. Esto mejora el flujo de sangre y ayuda a prevenir coágulos.
  • Aplique una compresa tibia como se le indique: Una compresa tibia puede ser una toalla pequeña o un paño para lavarse pequeño. Humedézcala en agua tibia (no caliente). Aplique la compresa tibia sobre su pierna. Una compresa tibia podría ayudarlo con la molestia debido a una lesión en su vena durante el procedimiento.
  • Eleve su pierna por encima del nivel de su corazón cuando no se esté moviendo. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Coloque su pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerla elevada cómodamente.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidado de la herida:

Lave cuidadosamente la herida con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Revise la incisión en busca de signos de infección como enrojecimiento, hinchazón o pus.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide