Skip to Content

Tratamiento Focal De La Retina Con Láser

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber sobre el tratamiento focal de la retina con láser?

El tratamiento focal con láser es un procedimiento utilizado para tratar las fugas de vasos sanguíneos y el edema (acumulación de líquido) en la retina. El láser crea calor que sella los vasos y vaporiza el líquido en el área. Los tejidos en la retina también se vuelven más delgados. El área de los vasos que gotean es más pequeña, creando menos acumulación de líquido. El tratamiento focal con láser no le devolverá la pérdida de la visión, pero puede evitar que esta empeore. El edema macular diabético es la condición más común para la que se utiliza el tratamiento focal con láser.

Anatomía del ojo

¿Cómo debo prepararme para una ablación endometrial?

  • Su médico le indicará cómo prepararse. Consiga que alguien lo lleve a su casa después de su procedimiento. Es posible que necesite que le traten 1 ojo a la vez. El tratamiento puede ser con algunas semanas de diferencia. Es posible que también necesite someterse a más de un tratamiento en cada ojo. Asegúrese de que alguien lo lleve a su casa después de cada sesión de tratamiento.
  • Lleve gafas de sol oscuras a sus citas de tratamiento focal con láser. Se utilizan gotas para dilatar (ensanchar) las pupilas antes del tratamiento. Sus pupilas absorberán más luz solar dañina de lo normal mientras están dilatadas. Necesitará usar las gafas de sol oscuras durante el viaje de regreso a casa.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos que usted toma actualmente. El médico le dirá si necesita dejar de usar alguno de estos medicamentos para el procedimiento y cuándo debe hacerlo. Le dirá qué medicamentos puede tomar o no el día del procedimiento.

¿Qué sucederá durante el procedimiento?

  • Se le puede administrar anestesia local en forma de gotas para los ojos o inyecciones para ayudar a prevenir molestias. Igualmente usted podría sentir un dolor leve durante el procedimiento, pero no debería sentir dolor. Se colocará una lente de contacto en su córnea. La lente mantendrá el ojo quieto y ayudará al enfoque del láser.
  • La máquina utilizada para el procedimiento es similar a la máquina utilizada durante un examen ocular regular. Se sentará con la barbilla en el mentón y la frente contra el reposacabezas. Es posible que se le pida que mire a un objetivo con el ojo que no está siendo tratado. Esto le ayuda a mantener el ojo tratado donde su médico lo quiere durante el tratamiento.
  • El láser puede estar dirigido a ciertos vasos sanguíneos de la retina. Se puede administrar en forma de cuadrícula para apuntar a más vasos sanguíneos. Verá destellos de luz brillante durante el procedimiento. Coméntele al médico si siente dolor intenso mientras se está utilizando el láser. Es posible que necesite hacer cambios en el procedimiento.
  • Se puede administrar tratamiento anti-factor de crecimiento endotelial vascular (anti-VEGF) para reducir la inflamación y mejorar la visión. Durante este tratamiento, se inyecta el medicamento en el vítreo del ojo. El vítreo es el material gelatinoso que llena el interior del ojo.

¿Qué debo esperar después del procedimiento?

  • Es probable que usted pueda reanudar la mayoría de sus actividades de inmediato.
  • Usted puede sentir un leve dolor en el ojo o ver destellos de luz durante uno o dos días.
  • Su visión puede ser borrosa hasta por una semana.
  • Usted puede tener dolor de cabeza durante unas horas.
  • Pasarán por lo menos 3 meses antes de que los médicos sepan si el tratamiento funcionó.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento focal con láser?

Las células en la retina cerca del área de tratamiento pueden dañarse. Las cicatrices creadas para sellar las fugas pueden estar muy juntas. Esto puede dañar la parte de la retina que da la visión más clara. Pueden crecer vasos sanguíneos anormales debajo de parte de la retina, afectando la visión. Es posible que necesite inyecciones anti-VEGF para tratar la pérdida de la visión de los vasos sanguíneos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.