Skip to Content

Trasplante De Hígado

LO QUE NECESITA SABER:

Un trasplante de hígado es cirugía para remover una parte o la totalidad de su hígado y reemplazarlo con el hígado de un donante sano. Normalmente, su hígado funciona para eliminar los productos de desecho de su sangre y ayuda con la coagulación de la sangre. El hígado donado podría ser de una persona que ha fallecido o de una persona viva.


COMO PREPARARSE:

Antes de la cirugía :

Mientras espera para el hígado donado:

  • No beba alcohol al menos 6 meses antes de su trasplante. Solicite ayuda a su médico si usted es incapaz de dejar de beber por su propia cuenta.
  • Su médico podría ordenar medicamentos para su uso mientras está esperando el trasplante. Si usted sufre de hepatitis viral, podría necesitar medicamentos de globulina inmune o antiviral. Estos medicamentos podrían ayudar a reducir la cantidad de virus en su cuerpo antes de la cirugía. Consulte con su médico para obtener más información sobre los medicamentos que usted podría necesitar antes del trasplante.
  • Usted quizás necesite ayuda para su hígado antes de su trasplante para reducir los niveles de toxinas (desechos) en su sangre. La ayuda para su hígado podría incluir intercambio de plasma para remover su plasma y que sea reemplazada por plasma de un donante. La plasma es un líquido amarilliento que compone la sangre. Usted también podría necesitar hemodiálisis antes de su trasplante. La hemodiáilisis utiliza un filtro para extraer las toxinas de su cuerpo que su cuerpo no puede eliminar por sí mismo.
  • Si usted tiene cáncer de hígado, es probable que necesite tratamiento para disminuir el crecimiento del tumor antes de su trasplante. Consulte con su médico para obtener más información sobre estos tratamientos para el cáncer de hígado.
  • Usted podría necesitar una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM). También podría necesitar un ultrasonido abdominal, un ultrasonido Doppler y una radiografía torácica. Estas pruebas se hacen para detectar cáncer u otras obstrucciones en el flujo de sangre hacia su hígado. Harán análisis de sangre para comprobar el funcionamiento del hígado y de otros órganos. Usted también podría necesitar una endoscopía superior para determinar si hay sangrado en su esófago. Consulte con su médico para obtener más información sobre estos y otros exámenes que usted podría necesitar. Anote la fecha, hora, y lugar de cada prueba .
Preparación para su cirugía:
  • Anote la fecha, hora y lugar correctos de su cirugía.
  • Pida a alguna persona que lo lleve a casa después que de salga del hospital. No conduzca usted mismo.
  • Traiga consigo a la cita médica todos los envases de sus medicamentos o una lista de sus medicamentos. Infórmele al médico si usted es alérgico a cualquier medicamento. Infórmele al médico si usted usa productos herbales, suplementos nutricionales, o medicamentos de venta libre (sin receta médica).
  • Pregúntele a su médico si usted tiene que dejar de usar la aspirina o algun otro medicamento prescribida o sin receta médica antes de su procedimiento o cirugía.
  • Es posible que usted necesite una transfusión de sangre si pierde mucha sangre durante la cirugía. Durante una transfusión de sangre, usted va a recibir sangre entera, o partes de la sangre a través de una vía intravenosa (IV). Usted también podría necesitar una transfusión después de la cirugía. Usted puede pedirle a un familiar o amigo que tenga su mismo grupo sanguíneo que done sangre para usted. Pida más información a su médico sobre las transfusiones de sangre.

El día de la cirugía:

  • Usted o un familiar cercano deberán firmar un documento legal conocido como un formulario de autorización. Esto da su permiso a los médicos para hacer el procedimiento o cirugía. También explicará los problemas que podrían ocurrir y las opciones que usted tiene. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas antes de firmar este formulario.
  • Qué traer: Usted puede traer artículos como un cepillo de dientes y una bata.
  • Exámenes de sangre y de orina: Es probable que le realicen pruebas de sangre y orina el día de la cirugía para revisar la función de sus órganos. Estas pruebas también se pueden realizar para detectar infecciones, o cualquier consumo reciente de alcohol o drogas.
  • Un anestesiólogo hablará con usted antes de su cirugía. Es posible que necesite medicamento para mantenerlo dormido o para adormecer alguna área de su cuerpo durante la cirugía. Infórmele a los médicos si usted o alguien en su familia ha tenido un problema con la anestesia anteriormente.
  • Medicamentos:
    • Medicamento contra el rechazo: Estos medicamentos ayudan a que su cuerpo no rechace el nuevo hígado. Es posible que usted necesite tomar este medicamento por el resto de su vida.
    • Antibióticos: Es posible que se le administren antibióticos a través de su vía intravenosa (IV) antes de la cirugía. Los antibióticos ayudan a prevenir infecciones producidas por bacteria.
  • Vía arterial: Una vía arterial es un tubo que se coloca dentro de una arteria (vaso sanguíneo), usualmente en la muñeca o ingle. La ingle es el área donde su abdomen se junta con la parte superior de su pierna. Una línea arterial podría usarse para medir su presión arterial o para extraer sangre.
  • Línea de presión venosa central: Una línea de presión venosa central (PVC) es un tubo delgado que se coloca en una vena cerca de la clavícula, en el cuello o en la ingle. Se puede usar esta línea para observar el líquido y la presión dentro de los vasos sanguíneos. También se puede utilizar para la administración de medicamentos o líquidos.

QUÉ SUCEDERÁ:

Qué sucederá:

  • Se le va a administrar anestesia para mantenerlo dormido y libre de dolor durante la cirugía. Su médico le hará incisiones debajo y a cada lado de la caja torácica. También se realizará una incisión en el centro de su abdomen. Se moverán los músculos y otros tejidos a un lado para que el médico observe el hígado más fácilmente. Los vasos sanguíneos que están sujetados a su hígado van a ser cortados y cerrados para suspender cualquier sangrado. El flujo de sangre a su hígado será suspendido durante la operación.
  • Su hígado será extirpado, y el hígado donado será colocado en su lugar. Su médico va a suturar los vasos sanguíneos del hígado donado a los suyos. Luego se permite que la sangre corra a través del hígado nuevo. Luego su médico sujetará las vías biliares a las del hígado donado. Su médico podría usar puntos de sutura, pegamento quirúrgico, o una haz de láser para suspender cualquier sangrado. Se colocan drenajes alrededor de su hígado para remover cualquier exceso de sangre o líquido después de la cirugía. Finalmente, su médico cerrará las incisiones con suturas y las cubrirá con vendajes. Los vendajes van a ayudar a mantener sus lesiones limpias y secas, y a prevenir infecciones.

Después de cdirugía:

Lo trasladarán a una habitación donde usted pueda descansar y estar bajo observación. Los médicos supervisarán su ritmo cardíaco, presión sanguínea, respiración y temperatura atentamente. Es posible que usted aún tenga el tubo endotraqueal (ET) colocado en la boca y la garganta. El tubo ET se conectará a una máquina que se conoce como ventilador que lo va a ayudar a respirar. Este tubo no se remueve hasta que usted pueda respirar por sí mismo. Cuando usted esté completamente despierto, aún podría tener varios tubos puestos. Estos tubos pueden dificultar su habilidad de moverse, pero son necesarios para supervisar su condición. No se levante de la cama hasta que el médico se lo ordene y hasta que alguien lo pueda ayudar. Los médicos revisarán la herida a menudo para observar su recuperación y detectar cualquier problema. Los médicos también le darán medicamentos para el dolor.

COMUNÍQUESE CON SU médico SI:

  • Se enferma de un resfriado o de gripe.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted es diabético y sus niveles de azúcar en la sangre no están donde le ha indicado su médico.
  • Usted tiene nuevos dolores de cabeza o temblores.
  • Usted tiene nuevo dolor o sensibilidad en la parte superior de su abdomen.
  • Sus piernas comienzan a inflamarse.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su cirugía o condición.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Usted está orinando menos que de costumbre, o nada en lo absoluto.
  • Usted se siente muy confundido o sufre una convulsión.
  • Se siente muy débil o se cansa fácilmente.
  • Siente menos apetito y está bajando de peso.
  • Usted tiene evacuaciones negras y alquitranadas o vomita sangre.
  • Usted nota una nueva coloración amarillenta o un aumento de esta coloración en su piel o la parte blanca de sus ojos.
  • Usted tiene dolor intenso en la parte superior de su abdomen.
  • Su abdomen se inflama.

RIESGOS:

  • Los líquidos que se usa durante la cirugía podrían acumularse en su abdomen y pulmones. Un exceso de líquido podría causarle dificultad para respirar. Durante la cirugía, sus vasos sanguíneos podrían sufrir daño, y usted podría perder grandes cantidades de sangre. Usted podría tener ritmo cardíaco anormal o su presión sanguínea podría disminuir durante la cirugía. Raramente, usted podría sufrir un ataque cardíaco durante la cirugía cuando la sangre comienza a fluir a través de su nuevo hígado. Usted también podría correr mayor riesgo de presentar úlceras y sangrado en el estómago. Usted podría tener una disminución en el nivel de electrólitos (sales en el cuerpo), lo cual podría causar daño a su corazón y ser de peligro mortal.
  • Después de la cirugía, se podría filtrar bilis (líquido amarillento del hígado) de sus conductos biliares a su estómago. Usted podría contraer una infección en la herida, el abdomen, el pulmón o la sangre. Después de la operación usted corre mayor riesgo de desarrollar coágulos de sangre que podrían viajar a sus pulmones. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Este problema puede poner en peligro su vida. Se podrían formar coágulos de sangre en los vasos sanguíneos de su hígado. Es posible que el hígado nuevo no funcione, y usted podría necesitar un hígado nuevo inmediatamente. También podrían fallar otros órganos en su cuerpo y amenazar su vida.
  • Después del trasplante, usted corre mayor riesgo de sufrir diabetes, problemas renales, y colesterol alto. Usted también podría correr riesgo de enfermedades en los huesos y el corazón y cáncer. Su cuerpo podría rechazar su nuevo hígado, y usted podría necesitar otro trasplante. Si usted tenía cáncer en el hígado, podría reaparecer, y usted podría necesitar otro trasplante. Si usted tiene hepatitis viral, el virus podría regresar y causar que falle su hígado nuevo. Si usted elige no tener un trasplante de hígado, los síntomas podrían empeorar y volverse una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide