Skip to Content

Trasplante De Hígado

LO QUE NECESITA SABER:

El trasplante de hígado es la cirugía para reemplazar una parte o la totalidad del hígado con un hígado sano de otra persona.

Órganos abdominales

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Antes de la cirugía:

  • Consentimiento informado es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.
  • Una cánula intravenosa es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.
  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la cirugía. Es posible que le administren la anestesia por vía intravenosa. O también la puede inhalar a través de una máscara o de un tubo que se coloca en su garganta. El tubo puede causar que sienta la garganta irritada cuando se despierte.
  • Una vía central (un tipo de catéter intravenoso) podría colocarse. La vía central se puede usar para administrar medicamentos o líquidos IV. Éste también puede ser conectado a un monitor para tomar ciertas lecturas de presión arterial. Esta información ayuda a los médicos a revisar la función del corazón.

Durante su cirugía:

  • La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la cirugía. Su cirujano va a realizar unas incisiones debajo y a cada lado de su caja torácica. También se realizará una incisión en el centro de su abdomen. Se moverán los músculos y otros tejidos a un lado para ayudar a que el cirujano vea el hígado con mayor facilidad. Los vasos sanguíneos que están sujetados a su hígado van a ser cortados y cerrados para suspender cualquier sangrado. El flujo de sangre a su hígado será suspendido durante la operación.
  • El cirujano extirpará el hígado y colocará el hígado del donante. Conectará los vasos sanguíneos del hígado donado a los suyos. Luego la sangre podrá correr a través del hígado nuevo. Luego, su cirujano sujetará las vías biliares a las del hígado donado. Su médico podría usar puntos de sutura, pegamento quirúrgico o un haz de rayos láser para interrumpir cualquier sangrado. Se colocan drenajes alrededor de su hígado para remover cualquier exceso de sangre o líquido después de la cirugía. Cerrarán la incisión con puntos de sutura y la cubrirán con un vendaje.

Después de la cirugía:

  • A usted podrían llevarlo a una sala de recuperación y luego a la unidad de cuidado intensivo (UCI). Los médicos la observarán de cerca para asegurarse de que esté bien. No se levante de la cama hasta que su médico lo autorice. Cuándo los médicos vean que usted está bien, la llevarán de vuelta a su habitación del hospital. Un médico podría quitarle los vendajes inmediatamente después de la cirugía para revisar su herida o drenaje. El drenaje(s) es retirado cuando la incisión ha dejado de drenar.
  • Lo ayudarán a caminar después de la cirugía. El movimiento ayudará a evitar la formación de coágulos de sangre. Es posible que también le den ejercicios para hacer en la cama. No se levante de la cama por su cuenta hasta que su médico le indique que puede hacerlo. Hable con sus médicos antes de levantarse por primera vez. Es posible que usted necesite ayuda para levantarse de forma segura. Cuando usted pueda levantase por su cuenta, siéntese o acuéstese de inmediato si se siente débil o mareado. Entonces oprima el botón de llamada para que los médicos sepan que necesita ayuda.
  • Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará disminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Usted podrá tomar líquidos y comer ciertos alimentos una vez que su función estomacal regrese a la normalidad después de la cirugía. Es posible que al principio le den trocitos de hielo. Luego recibirá líquidos como agua, caldos, jugo y sodas claras. Si no tiene malestar estomacal después de haber tomado estos líquidos, podría recibir alimentos como helados y puré de manzana. Una vez que pueda comer los alimentos blandos con facilidad, podrá comenzar a ingerir alimentos sólidos de a poco.
  • Los medicamentos pueden administrarse para prevenir o tratar el dolor, las náuseas o una infección causada por bacterias. Se le dará un medicamento contra el rechazo. Este previene que su cuerpo rechace su hígado nuevo. Es posible que usted necesite tomar este medicamento por el resto de su vida. Éste se administra para prevenir la anemia y ayudar a que su cuerpo produzca glóbulos rojos. Las vitaminas y minerales, especialmente la vitamina D, el calcio o el hierro, pueden necesitarse para mejorar su salud.
  • Exámenes de sangre y orina podrían enviarse al laboratorio para análisis. Estos análisis revisan lo bien que su hígado nuevo está funcionando.
  • Una radiografía, una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) del tórax puede mostrar cómo están funcionando los pulmones y el hígado después de la cirugía.

RIESGOS:

Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Los líquidos que se usa durante la cirugía podrían acumularse en su abdomen y pulmones. Un exceso de líquido podría causarle dificultad para respirar. Los nervios, vasos sanguíneos, músculos, intestinos, y otros órganos pueden dañarse. Usted podría tener ritmo cardíaco anormal o su presión sanguínea podría disminuir durante la cirugía. Se le podría formar un coágulo sanguíneo potencialmente mortal en el brazo o la pierna. Su condición puede empeorar durante la cirugía y podría volverse potencialmente mortal. Su cuerpo puede rechazar el hígado nuevo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.