Skip to Content

Tiroidectomía Total

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que necesita saber acerca de una tiroidectomía total:

Una tiroidectomía total es una cirugía para extraer la glándula tiroidea. La glándula tiroidea produce las hormonas que regulan el metabolismo, la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca. La glándula tiroidea tiene forma de mariposa. Se encuentra en la parte inferior delantera del cuello. Si tiene cáncer de tiroides o un crecimiento en la tiroides, es posible que deba realizarse una tiroidectomía. Un crecimiento que no es cáncer puede ser lo suficientemente grande como para causar problemas respiratorios. También podría necesitar esta cirugía si tiene hipertiroidismo. Esto significa que su tiroides produce demasiada hormona tiroidea. Usted podría tener dolor de garganta, ronquera o dificultad para tragar después de la cirugía. Es normal tener estos problemas hasta por 6 meses después de una tiroidectomía total.

Cómo prepararse para una tiroidectomía total:

  • Su médico le indicará cómo prepararse para la cirugía. Es posible que le indiquen que no coma ni tome nada pasada la medianoche anterior a la cirugía. El médico le indicará cuáles medicamentos tomar y cuáles no el día de la cirugía. Los exámenes de sangre sirven para comprobar las cantidades de calcio y de hormona tiroidea en la sangre. Es posible que le den antitiroideos para reducir la cantidad de hormona tiroidea producida por la glándula tiroidea.
  • Usted y su cirujano decidirán el tipo de cirugía adecuado para usted. Una tiroidectomía puede hacerse de varias maneras. El cirujano le realizará una incisión en la parte inferior del cuello. Esto es una tiroidectomía convencional. Una cirugía endoscópica implica varias pequeñas incisiones en el cuello. Se colocan herramientas y una pequeña cámara en las incisiones. La cámara ayuda al cirujano a encontrar el área adecuada para la cirugía. Una cirugía robótica implica incisiones en el pecho y la axila, o más arriba en el cuello. Las cirugías endoscópica y robótica dejan cicatrices más pequeñas y menos visibles.
  • Una ecografía puede realizarse para comprobar el estado de la tiroides y las zonas cercanas a la tiroides. Esto lo ayudará a orientar a su cirujano durante la cirugía.

  • Una gammagrafía de tiroides puede mostrar qué tan bien está funcionando su tiroides. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se aprecien mejor. Informe a su médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.
  • Una resonancia magnética (RM) puede realizarse para obtener imágenes de los músculos del cuello, las articulaciones, los huesos y los vasos sanguíneos. Es posible que le administren un líquido de contraste para que las imágenes se aprecien mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Laringoscopía puede ser necesaria antes de su cirugía. Esta prueba ayuda a su médico a comprobar cómo funciona la laringe.

Qué sucede durante una tiroidectomía total:

  • Por lo general, antes de una tiroidectomía total, se administra anestesia general. Este medicamento lo mantendrá completamente dormido y no sentirá dolor durante la cirugía. O en su lugar podrían administrarle anestesia local para adormecer el área. Es posible que sienta algo de presión durante la cirugía, pero no sentirá dolor.
  • Después de una o más incisiones, el cirujano extirpará la glándula tiroidea. Si usted tiene cáncer, es posible que el cirujano también extraiga el tejido y los ganglios linfáticos que se encuentran alrededor de la tiroides. Si está despierto durante la cirugía, puede que le pidan que les hable a sus médicos.
  • Podrían colocarle uno o más tubos de drenaje en la incisión para extraer el exceso de líquido del área de la cirugía. Cerrarán la incisión con puntos o un pegamento quirúrgico, y la cubrirán con un vendaje.

Qué sucede después de una tiroidectomía total:

Informe a los médicos si tiene dificultad para respirar o tragar. Dígales si siente el vendaje más apretado. Le harán análisis de sangre para medir sus niveles de calcio y hormona tiroidea en la sangre.

  • Le darán medicamentos de hormona tiroidea. Deberá continuar tomando estos medicamentos para reemplazar la hormona que la tiroides produciría. También podrían darle medicamentos para el dolor. Es posible que le den yodo radioactivo si le extirparon la glándula tiroidea a causa de cáncer. Este medicamento podría matar las células cancerosas que no fueron extraídas durante la cirugía.
  • La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias y a evitar una infección en los pulmones. Respire hondo lentamente y contenga el aliento tanto como pueda. Luego expulse el aire. Respire profundo 10 veces seguidas cada hora mientras esté despierto. Es posible que se le pidan que use un espirómetro incentivo para ayudarlo con esto. Coloque la boquilla plástica en su boca y lentamente tome aire lo más profundo que pueda. Contenga la respiración lo más que pueda. Luego expulse el aire.

Riesgos de una tiroidectomía total:

Usted podría sangrar más de lo esperado y necesitar una transfusión de sangre. Su voz podría estar ronca o débil después de la cirugía, y esto podría convertirse en un problema de larga duración. Además su cuello podría mostrar moretones e inflamarse y causarle dificultad para respirar o tragar. Es posible que sus glándulas paratiroideas no funcionen tan bien como antes de la cirugía. Esto podría hacer bajar demasiado sus niveles de calcio en la sangre. Esto podría representar un problema de corta duración después de la cirugía o más bien convertirse en un problema de larga duración. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en el brazo o la pierna. El coágulo podría desprenderse y viajar a su corazón o cerebro y crear problemas de peligro mortal, como un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene hormigueo o calambres musculares repentinos en la cara, brazo o pierna.
  • Tiene espasmos musculares en las piernas o los pies que no desaparecen.
  • Le viene dolor en el abdomen de forma repentina.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Se le abre la incisión o se le empapa de sangre el vendaje.
  • Se le hincha el cuello o tiene dificultad para tragar de forma repentina.
  • De repente se siente mareado y sin aire.
  • Le duele el pecho cuando respira hondo o tose, o escupe sangre al toser.

Comuníquese con su endocrinólogo o cirujano si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Siente dolor en el área de la cirugía que no desaparece después de tomar medicamento para el dolor.
  • Baja de peso, se siente muy nervioso y hambriento y transpira sin razón aparente.
  • Se siente muy cansado y tiene frío, aumenta de peso sin razón y tiene la piel muy seca.
  • Usted vomita varias veces seguidas.
  • Usted tiene comezón, hinchazón o sarpullido en su piel.
  • La incisión está inflamada, roja o supura pus.
  • Le surge debilidad en su voz o ronquera, o estos síntomas empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • La hormona de la tiroides reemplazará a la hormona que produciría la tiroides. Deberá tomar este medicamento todos los días.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su endocrinólogo o cirujano según indicaciones:

Es posible que deba regresar para que le cambien el vendaje, le quiten los tubos de drenaje o le hagan más pruebas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado de la herida:

Revise la herida diariamente en busca de signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón o pus. Lávese la piel que está alrededor de la zona de la herida de la incisión con agua y jabón. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Usted puede usar una loción suave para mejorar el aspecto de la cicatriz.

Suplementos:

Pregunte a su endocrinólogo si debe tomar calcio o vitamina D y qué cantidad debe tomar.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide