Skip to main content

Terrores Nocturnos

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Jan 5, 2023.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos forman parte de un trastorno del sueño que hace que su hijo se despierte repentinamente y asustado. Su hijo no recuerda el terror al día siguiente. Los terrores nocturnos no son lo mismo que las pesadillas. Las pesadillas ocurren cuando su hijo está soñando. Los terrores nocturnos se producen cuando su hijo está entre la vigilia y el sueño.

¿Qué aumenta el riesgo de los terrores nocturnos en mi niño?

Los terrores nocturnos son más comunes en niños de 4 a 7 años. No se conoce la causa exacta de los terrores nocturnos. Lo siguiente podría aumentar el riesgo de su niño:

  • Fiebre o enfermedad
  • Estrés provocado por factores como el aprender a usar el inodoro, una nueva niñera o comenzar en una escuela nueva
  • Antecedentes familiares de terrores nocturnos
  • No dormir lo suficiente o sentirse más cansado de lo habitual
  • Demasiada actividad física
  • Grandes cantidades de cafeína
  • Ciertas afecciones, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Tener otro trastorno de sueño, tal como la apnea del sueño apnea del sueño

¿Cuáles son los signos y síntomas de los terrores nocturnos?

Un terror nocturno puede durar menos de 1 minuto o hasta 30 minutos. El episodio de terror puede ocurrir mientras su hijo está en la cama. Puede caminar o correr durante el episodio de terror. Su niño puede presentar cualquiera de los siguiente durante un terror:

  • Está respirando aceleradamente, sudando o tiene un ritmo cardíaco acelerado
  • No puede reconocerlo o no le responde cuando usted le habla o lo toca
  • No responde a alguien que intenta consolarlo
  • Chilla, llora, grita, jadea o gime
  • Se sienta, con una mirada fija, o se ve confundido o asustado
  • Patea, se revuelca o patalea en la cama

¿Cómo se diagnostican los terrores nocturnos?

El médico de su niño le preguntará a usted acerca del historial médico de su niño, los terrores nocturnos y los patrones de sueño de su niño. Puede indicarle un estudio del sueño para su niño. Un estudio de sueño da información acerca del cerebro, corazón y respiración durante el sueño de su niño. Se pueden usar otras pruebas para descartar otras causas posibles de los síntomas de su hijo.

¿Cómo se tratan los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos no requieren de ningún tratamiento. Los terrores nocturnos van desapareciendo en la mayoría de los niños según ellos van creciendo. Los médicos le ayudarán a aprender cómo prevenir o controlar los terrores nocturnos de su hijo.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a prevenir o controlar los terrores nocturnos?

  • Mantenga la calma. No se deje llevar por el pánico mientras su niño está sufriendo un terror nocturno. No lo despierte durante un terror nocturno. Se volverá a dormir por su cuenta.
  • Haga de la habitación de su niño un lugar seguro. No coloque objetos que puedan quebrarse, como juguetes, lámparas o espejos, cerca de su niño. Su hijo puede lesionarse con estos objetos si se sale de la cama o patea o patalea en su cama.
  • Mantenga a su niño seguro. Cierre las ventas y puertas en caso de que su niño camine dormido cuando tenga miedos nocturnos. También puede colgar una campana en la puerta de su hijo que le advierta cuando su hijo no está en su cama.
  • Ayude a su niño a controlar los miedos. Hable con su hijo sobre sus miedos. Ayude a su hijo a encontrar la manera de manejar el estrés. El médico de su hijo también puede derivarlo a un terapéuta. Un terapeuta puede ayudar a su hijo a superar su estrés.
  • Ayude a su hijo a prepararse para la hora de acostarse. Limite el tiempo frente a la pantalla antes de la hora de acostarse de su hijo. No permita que su hijo coma ningún bocadillo inmediatamente antes de acostarse. Si su hijo tiene hambre, prepárale un bocadillo saludable. Pídale al médico de su hijo una lista de alimentos adecuados para él. Asegúrese de que su hijo vaya al baño antes de irse a dormir.
  • Ayúdele a su niño a dormir lo suficiente. El médico de su hijo puede decirle cuánto necesita dormir su hijo cada noche. Mantenga la habitación de su hijo fresca, oscura, y en silencio. Esto ayudará a que su hijo siga durmiendo. Anime a su hijo a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días para cree una rutina para dormir.
  • Mantenga un registro de la rutina de sueño de su hijo. Utilice el registro para hacer un seguimiento de los hábitos de sueño de su hijo. Si su hijo tiene un episodio de terror nocturno, anote cuánto duró. Describa cualquier cosa que su hijo haya hecho durante el episodio de terror, como por ejemplo, dar golpes, correr o intentar salir de la casa.

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Su hijo tiene dificultad repentina para respirar.
  • Su hijo se ha lastimado o ha lastimado a otras personas.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Los terrores nocturnos de su niño lo impiden a hacer sus actividades diarias.
  • Los terrores nocturnos de su niño se empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Terrores Nocturnos

Treatment options

Care guides

Medicine.com guides (external)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.