Skip to Content

Tendinitis Rotuliana

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la tendinitis rotuliana?

La tendinitis patelar es la inflamación o irritación del tendón que conecta la rótula con la tibia. Puede ser una condición a corto plazo o convertirse en una debilidad a largo plazo en la rodilla.

Tendinitis

¿Qué aumenta mi riesgo de tendinitis rotuliana?

  • El abuso o aumento repentino de la actividad física
  • Actividades que incluyen saltos o cambios rápidos de dirección
  • Falta de flexibilidad
  • Debilidad muscular o falta de equilibrio
  • Un estilo de vida sedentario
  • Ciertos antibióticos

¿Cuáles son los signos y síntomas de la tendinitis rotuliana?

La tendinitis rotuliana empieza con dolor o inflamación en la rodilla. Es probable que usted sienta un dolor punzante o constante antes o después de hacer actividad física. Su condición puede llegar a progresar hasta que usted siente dolor en todo momento.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis rotuliana?

Su médico le examinará la rodilla y los músculos alrededor de la misma. Le preguntará sobre sus síntomas y cuándo le empezaron. Además le preguntará si usted ha tomado algún antibiótico recientemente o si ha sufrido de una lesión en su rodilla con anterioridad.

  • Una ecografía usa ondas de sonido para mostrar imágenes de la rodilla en un monitor. Un ultrasonido podría realizarse para mostrar la causa de los síntomas.
  • Unos rayos X o resonancia magnética toman imágenes para mostrar si usted tiene daño en el tendón rotuliano. Le podrían administrar un tinte para ayudar a que las imágenes se vean mejor. Informe al médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medio de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata la tendinitis patelar?

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor. Estos medicamentos pueden ser comprados sin orden de un médico. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Inyecciones pueden llegar a reducir la inflamación y ayudar a sanar el tendón.
  • Cirugía puede ser necesaria para remover tejidos dañados y así permitir que el tendón sane.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Descanse la rodilla para que se pueda curar. No empiece a hacer ninguna actividad hasta que su médico se lo indique.
  • El hielo en la rodilla de 15 a 20 minutos por hora o según indicaciones. Use una compresa con hielo o ponga hielo picado en una bolsa. Cúbrala con una toalla. El hielo previene que el tejido se dañe y disminuye la inflamación y el dolor.
    Hielo y elevación
  • Apoye su rodilla según indicaciones. Pídale a su médico más información sobre tipos de abrazaderas que usted puede usar para apoyar el tendón rotuliano y permitirle sanar.
  • Vaya a terapia física según las indicaciones. Un terapeuta físico le puede enseñar ejercicios para estirar y fortalecer los músculos de las piernas que apoyan su tendón.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene inflamación repentina en la rodilla.
  • Su dolor continua o empeora aún después de tomarse sus medicamentos para el dolor.
  • La piel que le cubre la rodilla se pone roja e inflamada.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted oye un chasquido o estallido repentino, o ve moretones que aparecen inmediatamente alrededor de su rodilla.
  • Usted no puede flexionar su rodilla o soportar peso sobre su pierna.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide