Skip to Content

Tétano En Los Niños

LO QUE NECESITA SABER:

El tétano es una enfermedad provocada por una infección bacteriana. La bacteria por lo general se encuentra en la tierra, polvo y en las evacuaciones intestinales de algunos animales y humanos. La bacteria podría entrar en el cuerpo de su niño a través de una herida en la piel. Una madre también puede transmitir la bacteria a su bebé durante un parto vaginal. La bacteria produce una toxina que daña los nervios. Esto provoca espasmos musculares severos.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Una cánula intravenosa

es una sonda pequeña que se introduce en la vena de su niño y se usa para administrarle medicamentos o líquidos.

Ingesta y eliminación:

Es posible que los médicos necesiten saber cuánto líquido está ingiriendo y orinando su niño. Es posible que su niño necesite orinar en un contenedor en la cama o en el inodoro. Un médico medirá la cantidad de orina. Si su niño usa pañales, podría ser necesario pesarlos. No tire los pañales o tire la orina por el inodoro antes de preguntarle a un médico.

Medicamentos:

  • La antitoxina se usa para evitar que la toxina ataque a los nervios.
  • Sedantes podrían usarse para ayudar a su niño a dormir. El reposo ayudará a su cuerpo a aliviarse de la infección.
  • Antibióticos tratan las infecciones bacteriales.
  • Relajantes musculares ayudan a controlar los espasmos musculares.
  • Los medicamentos anticonvulsivos ayudan a detener o evitar las convulsiones.
  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor de su niño sea severo para pedir más medicamento.

Los análisis de sangre:

podrían usarse para revisar los niveles de calcio de su niño. Los niveles altos de calcio pueden provocar espasmos musculares. Sus niveles de magnesio o sodio también podrían ser revisados.

Tratamiento:

A su niño lo mantendrán en un cuarto oscuro y tranquilo para evitar los espasmos musculares.

  • Una sonda nasogástrica (NG) podría usarse si su niño tiene dificultad para tragar. Se coloca una sonda NG en la nariz de su niño, y ésta pasa por su garganta hasta que llega al estómago. Podrían darle alimentos líquidos y medicamentos a través de la sonda nasogástrica.
  • Una traqueotomía podría ser necesaria para evitar o tratar problemas respiratorios severos. Se realiza una abertura a través de la parte frontal del cuello de su niño. Se conecta una sonda a la abertura. Su niño respirará por medio de la sonda.
  • Cirugía podría usarse para remover el tejido afectado por el tétano. El desbridamiento es un tipo de cirugía que se usa para limpiar una herida y remover el tejido muerto. Los objetos como la tierra o el vidrio también serán removidos.

RIESGOS:

Los espasmos musculares podrían ser tan severos que desgarren los músculos o que fracturen los huesos. Su niño podría desarrollar neumonía por aspiración o problemas respiratorios graves. Él podría desarrollar una condición seria que se conoce como rabdomiolisis. Esta condición provoca que su cuerpo descomponga el músculo. La rabdomiolisis puede conllevar a insuficiencia renal. Es posible que su niño presente un latido cardíaco irregular que represente una amenaza para su vida. El tétano que afecta a los nervios en el cráneo de su niño puede conllevar al sangrado del cerebro. Si se deja sin tratamiento, el tétano puede representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide