Skip to Content

Síndrome Del Bebé Sacudido

LO QUE NECESITA SABER:

El síndrome del bebé sacudido es una lesión cerebral provocada por una sacudida violenta. También se le llama trauma violento a la cabeza. Las sacudidas intensas causan sangrado, moretones e inflamación en el cerebro de su bebé. Como resultado, la lesión o trauma reduce la cantidad de oxígeno que llega al cerebro de su bebé. Es probable que provoque daño cerebral severo y definitivo y puede ser de peligro mortal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 por cualquiera de los siguientes:

  • Usted cree que tal vez vaya a sacudir o lastimar a su bebé de alguna otra forma.
  • Su bebé tiene dificultad para respirar o deja de respirar por completo.
  • Su bebé está muy soñoliento, cuesta mucho despertarlo o no se despierta del todo.
  • Su bebé convulsiona.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Su bebé no tiene energía o se ve debilitado.
  • Usted cree que otra persona ha sacudido a su bebé.
  • Su bebé no tiene deseos de comer o está vomitando.
  • Su bebé se encuentra muy irritable y llora más de lo normal.

Comuníquese con el proveedor de salud de su bebé si:

  • Su bebé tiene fiebre.
  • Su bebé está llorando fuertemente y usted no lo logra consolar.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su bebé.

Tenga siempre a mano números de teléfono de emergencia:

Haga una lista con los números de teléfono que pueda encontrar rápidamente en caso de emergencia. El número de ayuda para The Childhelp National Abuse Helpline (Línea nacional de apoyo para niños abusados) es 1-800-422-4453 . También incluya números de teléfono de personas en las que usted confía y números de la policía o emergencias local.

Si su bebé no deja de llorar:

  • Deténgase. Ponga al bebé en un lugar seguro y salga de la habitación. No toque al bebé si usted está muy molesto o enfadado.
  • Cálmese. Llame a los números de emergencia o a un amigo o familiar para pedir consejos y apoyo. Lentamente cuente hasta 10 y respire profundo varias veces.
  • Regrese donde está su bebé. Una vez que usted se haya calmado trate de calmarlo para que deje de llorar. Trate de ponerlo en un cochecito o llevarlo a caminar. También se recomienda tratar de consolarlo con su cobija o peluche favorito.

Prevenga el síndrome del bebé sacudido:

  • Escoja cuidadosamente a las personas que van a cuidar de su bebé. Asegúrese de que toda persona que cuida de su bebé, incluyendo niñeras, comprenda los peligros de sacudir a los bebés. No deje a su niño solo con alguien que a usted le preocupa.
  • Tenga paciencia y concéntrese. Llorar es normal para los bebés. Un bebé llora por muchas razones. Podría tener hambre, necesitar que le cambien el pañal o porque tiene mucho frío o calor. Algunas veces llora sólo porque quiere que lo alcen. El llanto también puede ser una de las maneras que su bebé usa para liberar el estrés o la tensión. Si se lesiona o se enferma, su bebé podría llorar para avisarle. Lo más probable es que usted tenga que tratar varias cosas para saber qué es lo que su bebé necesita o quiere. Cálmese y concéntrese en ayudar o consolar a su bebé.
  • Controle sus sentimientos. Es normal sentirse perturbado y enfadado cuando su bebé llora sin consuelo. Aprenda cómo manejar estos sentimientos. Planee con anticipación para prevenir lesionar a su bebé. Cuando se sienta enojado con su bebé, llame a un amigo o un familiar. Coloque los números telefónicos de los centros de apoyo en un sitio donde usted pueda verlos y usarlos.

Programe una cita de seguimiento con el proveedor de salud de su bebé según indicaciones:

Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide