Skip to Content

Síndrome De La Banda Iliotibial

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome de la banda iliotibial?

El síndrome de la banda iliotibial (ITBS); conocido también como rodilla de corredor, se produce cuando la banda iliotibial se lesiona y causa dolor. La banda iliotibial es una banda larga de tejido. Se extiende desde la parte exterior de la pelvis (hueso de la cadera) hacia el exterior de la tibia (hueso de la canilla). Contribuye a mantener la rodilla en la posición correcta cuando usted se pone de pie o se mueve. El síndrome de la banda iliotibial se produce con mayor frecuencia en los corredores de larga distancia y los ciclistas.

Síndrome de la banda iliotibial

¿Cuáles son las causas del síndrome de la banda iliotibial?

  • Debilidad de los músculos de las caderas
  • Tensión en los músculos de las caderas
  • Inflamación debido al rozamiento de la banda iliotibial contra la pequeña bolsa de líquido que se encuentra entre los huesos y los tejidos
  • Rotación excesiva de la cadera hacia afuera y de la rodilla hacia adentro al hacer ejercicio
  • Diferencia en el largo de las piernas

¿Qué aumenta mi riesgo de tener el síndrome de la banda iliotibial?

Las carreras de larga distancia o cuesta abajo pueden aumentar el riesgo de que usted sufra del síndrome de la banda iliotibial. El ciclismo u otros ejercicios reiterativos con la parte inferior del cuerpo también pueden hacer que usted corra mayor riesgo de tener este síndrome.

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome de la banda iliotibial?

  • Dolor o inflamación en la cadera, la rodilla, el muslo o los glúteos
  • Dolor al tocar la cadera, la parte exterior del muslo o de la rodilla
  • Dolor que empeora cuando usted corre o hace ejercicios reiterativos y mejora cuando usted descansa

¿Cómo se diagnostica el síndrome de la banda iliotibial?

Su médico le preguntará dónde le duele y cuándo siente dolor. Comuníquele qué tipo de ejercicio hace.Es posible que su médico examine la fuerza y flexibilidad de su cadera. Podría moverle la cadera en distintas direcciones y preguntarle si siente dolor. Se fijará si las distintas partes de su pierna están inflamadas y le preguntará si siente dolor. También es posible que deba hacerse los siguientes exámenes:

  • Unas radiografías, un ultrasonido o una imagen por resonancia magnética (IRM) podría indicar si se ha lesionado la banda iliotibial. Es posible que le administren un medio de contraste para ver la banda iliotibial con mayor claridad en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se trata el síndrome de la banda iliotibial?

Los síntomas del síndrome de la banda iliotibial podrían mejorar después de recibir tratamientos menores durante 6 semanas. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Podrían indicarle la aplicación de un medicamento para aliviar el dolor y la inflamación sobre la piel del área que está dolorida. Siga las indicaciones.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura.
  • Las inyecciones de esteroides pueden ser administrados para disminuir la inflamación.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan. Podrían hacer una artroscopía de rodilla o una cirugía abierta para extraer parte de la banda iliotibial lesionada.

¿Qué puedo hacer para manejar mis síntomas?

  • Descanse. No haga ejercicios que le provoquen dolor. Es posible que deba descansar durante varias semanas. Consulte con su médico cuándo puede retomar sus ejercicios acostumbrados.
  • Aplique hielo en la cadera, la rodilla o el muslo de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • La aplicación de calor en el área dolorida durante 20 a 30 minutos antes de estirarse o ejercitarse. Use un paquete de calor o humedezca una toalla pequeña y colóquela en el horno de microondas durante 15 segundos. El calor alivia el dolor y permite estirar los músculos con mayor facilidad.
  • Masajee el área dolorida como le indiquen. Use un rodillo de espuma para masajear con cuidado las áreas doloridas. Coloque el rodillo sobre una superficie plana. Tiéndase de lado con el rodillo contra la pierna dolorida. Muévase de modo que el rodillo ruede hacia arriba y hacia abajo, desde la cadera hasta la parte superior de su rodilla. No se acueste con esto contra la parte exterior de su rótula.
  • Realice ejercicios de estiramiento según las indicaciones. Póngase de pie y cruce la pierna dolorida detrás de la pierna sana. Trate de tocar la parte exterior del tobillo de la pierna dolorida con el brazo. Mantenga esta posición durante 15 segundos. Haga esto 10 veces. Repita este ejercicio 10 veces, 3 a 5 veces por día. Pida a su médico o fisioterapeuta que le enseñe otros ejercicios de estiramiento.
  • Vaya a terapia física según indicaciones. Su fisioterapeuta le enseñará ejercicios para fortalecer los músculos de la cadera y aumentar su grado de flexibilidad.

¿Cómo puedo evitar el síndrome de la banda iliotibial?

  • Aumente gradualmente la cantidad de tiempo y la distancia que corre o monta en bicicleta. Comience de a poco. Pregunte a su médico cómo y cuándo puede aumentar el tiempo y la distancia cuando se ejercita.
  • No corra cuesta abajo o en las escaleras. Cuando su médico le permita hacer ejercicio, corra sólo sobre superficies planas. Podría sentir dolor si corre en colinas o escaleras, y su condición podría empeorar.
  • Entre en calor y estírese antes de hacer ejercicios o deportes intensos.
  • Cambie la altura del asiento o la posición de sus pies en la bicicleta. Consulte con su fisioterapeuta cuál es la altura y la posición correcta de sus pies en la bicicleta. Haga estos cambios para poner menos presión en su banda iliotibial.
  • Coloque su cuerpo en la postura correcta cuando se ejercite. Pregunte a su médico o fisioterapeuta cómo debe mover las piernas y los pies cuando corre o anda en bicicleta. Esto podría poner menos presión en su banda iliotibial.
  • Use zapatos o plantillas ortóticas que le den buen apoyo. Las plantillas ortóticas son acolchadas y se colocan dentro de los zapatos. Es posible que usted deba usar plantillas ortóticas dentro de sus zapatos de carrera si la planta de sus pies no se dobla o arquea lo suficiente cuando usted corre. Consulte con su médico si debería usar plantillas ortóticas

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • El área en cuestión se pone roja, caliente o está muy inflamada.
  • El dolor no mejora o empeora después de recibir tratamiento.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide