Skip to Content
Find MS events and support groups near you! Get started >>

Síndrome De Dolor Regional Complejo

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome de dolor regional complejo?

El síndrome de dolor regional complejo es una condición dolorosa que se puede producir en una o más de las extremidades del cuerpo. Existen 2 tipos de síndrome de dolor regional complejo. Se desconoce la causa del tipo 1. El tipo 2 ocurre cuando se produce daño en los nervios.

¿Qué aumenta el riesgo de tener síndrome de dolor regional complejo?

  • Traumatismo que causa un esguince o una fractura de hueso
  • Cirugía
  • Cortaduras, heridas punzantes, quemaduras o congelación
  • Inmobilización de una extremidad, como cuando se encuentra enyesada
  • Condiciones de salud, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome de dolor regional complejo?

Es posible que tenga alguno de los siguientes signos o síntomas en una de las extremidades:

  • Dolor punzante severo, ardor
  • Hormigueo o sensación de electricidad
  • Aumento del sudor
  • Inflamación y espasmos musculares
  • Manchas y sensibilidad al tacto en la piel
  • Rigidez de las articulaciones o pérdida del movimiento
  • Pérdida del cabello y cambios en las uñas

¿Cómo se diagnostica el síndrome de dolor regional complejo?

Su médico le preguntará si ha tenido alguna lesión, cirugía o traumatismo recientemente. Le preguntará qué enfermedades tiene. Es posible que deba hacerse alguno de los siguientes exámenes:

  • Análisis de sangre para que los médicos obtengan información acerca de cómo está funcionando su cuerpo.
  • Pruebas por formación de imágenes, como una radiografía o escán óseo para que los médicos puedan comprobar si existe algún problema con sus huesos.
  • Un estudio de imágenes por resonancia magnética para obtener imágenes del interior de su cuerpo. Se podría usar para comprobar si existe algún problema o se ha producido algún cambio en sus huesos y tejidos. Nunca entre a la sala donde harán el estudio por resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal podría causar lesiones graves. Dígale al médico si tiene algún implante de metal en su cuerpo.
  • Pruebas de temperatura de la piel y sudor para comprobar si hay una diferencia de temperatura entre la extremidad lesionada y las extremidades sanas. Se hace una prueba de sudor para comprobar si existe un aumento del sudor en la extremidad lesionada.
  • Pruebas de conducción nerviosa para comprobar si se ha dañado algún nervio en la extremidad lesionada.

¿Cómo se trata el síndrome de dolor regional complejo?

  • Se administrarán medicamentos para tratar la inflamación, el dolor en los nervios y la circulación sanguínea. Pida instrucciones por escrito para que los medicamentos le alivien el dolor.
  • Su médico podría ordenar que haga fisioterapia. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para aumentar el grado de movimiento y fortalecer la extremidad lesionada.
  • Se podría hacer un bloqueo nervioso para detener las señales de dolor que van al cerebro. El médico inyectará una substancia en el nervio o alrededor del nervio que está causando el dolor.
  • Podría ser necesario hacer una cirugía para destruir los nervios que están causando el dolor. Podría ser necesario implantarle un dispositivo que le administre un analgésico para el dolor o que envíe señales a la médula espinal para controlar el dolor. Si el síndrome de dolor regional complejo afecta de manera considerable su calidad de vida, es posible que deban amputarle la extremidad afectada.

¿Cómo puedo contribuir a controlar mi síndrome de dolor regional complejo?

  • Manténgase activo. Es posible que se le calme el dolor si mueve la extremidad lesionada.
  • Aprenda a relajarse. El dolor podría aumentar con la ansiedad. Pida a su médico que le enseñe técnicas de relajación para aliviar el dolor.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted piensa que el dolor que siente en la extremidad es peor del dolor que debería sentir debido a una lesión reciente.
  • Continúa doliéndole la extremidad después de que la lesión se ha curado.
  • Usted siente dolor en la extremidad con cosas que normalmente no causan dolor, como cuando le tocan la piel.
  • Nota inflamación, sudor y cambios de temperatura en la extremidad lesionada.
  • Tiene dificultad para mover la extremidad lesionada.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide