Skip to Content

Síndrome De Dolor Patelofemoral

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome de dolor patelofemoral?

El síndrome de dolor patelofemoral, SDPF, es un dolor dentro o alrededor de la patela (rótula). El síndrome es común en deportistas y también se conoce como rodilla de atleta o rodilla de corredor. El síndrome se puede desarrollar cuando la rótula roza contra el fémur (hueso del muslo) a medida que usted mueve su rodilla. Esto también puede suceder cuando la rótula se desplaza fuera de lugar. Este síndrome puede ser causado por condromalacia rotuliana. La condromalacia es un ablandamiento y descomposición del cartílago por debajo de la rotula. La rotula es un amortiguador de choque natural. Los síntomas pueden ser causados por un trauma, una lesión anterior en la rodilla, el uso excesivo o actividades como correr.

¿Qué aumenta mi riesgo de presentar el síndrome de dolor patelofemoral?

  • Aumento en la actividad física o deporte en exceso
  • Una cadera, rodilla y tobillo que no están alineados correctamente
  • Los músculos de la pierna que no están estables o están débiles
  • La falta de arco o pie plano o pie con arco alto
  • Obesidad

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome de dolor patelofemoral?

  • Sonidos como un chasquido o rechinamiento cuando mueve su rodilla
  • Dolor cuando sube o baja las escaleras, se agacha (en cuclillas), corre o monta en bicicleta
  • Dolor después de estar sentado por mucho tiempo con las rodillas flexionadas
  • Inflamación, rigidez o debilidad de su rodilla

¿Cómo se diagnostica en síndrome de dolor patelofemoral?

Su médico examinará su rodilla y le preguntará sobre sus síntomas. El médico le puede mover sus piernas en distintas direcciones para evaluar su dolor y para ver cómo se mueve su rótula. Es posible que también necesite lo siguiente:

  • Una radiografía o una tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar daños a su rodilla y al tejido circundante. A usted le podrían administrar un medio de contraste para que su rodilla se pueda observar mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
  • Una artroscopia se puede usar para observar el interior de su rodilla. Los médicos usan un endoscopio (un tubo flexible con una cámara y una luz al final) para examinar su rodilla.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

La meta del tratamiento es disminuir el dolor, mantener la rótula en la posición correcta para prevenir más problemas.

  • Cambie su actividad. Es posible que necesite darle reposo a su rodilla. Es posible que necesite cambiar su rutina de ejercicios por una actividad de menos impacto.
  • Aplique hielo en la rodilla de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Eleve la rodilla por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye la rodilla sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Apoye su rodilla al envolverla con una cinta o un vendaje elástico. Para mayor soporte podría necesitar una rodillera. La rodillera sirve para disminuir el dolor y para mantener la rótula en el sitio correcto.
  • Use plantillas en sus zapatos según le indicaron. Los zapatos o plantillas ortopédicas para el arco del pie pueden ayudar con la estabilidad y alineación de su pie y rodilla para disminuir la tensión en su rodilla.
  • Vaya a terapia física según indicaciones. Un fisioterapeuta le enseñará a hacer ejercicios para ayudar a mejorar el movimiento y la fuerza con el fin de disminuir el dolor.
  • Mantenga un peso saludable. Consulte con su médico cuánto debería pesar. Pida que le ayude a crear un plan para bajar de peso si usted tiene sobrepeso. La pérdida de peso puede ayudar a disminuir la presión en su rodilla.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome de dolor patelofemoral?

  • El acetaminofén alivia el dolor. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Cirugía podría usarse si otros tratamientos no funcionan. Durante la cirugía la parte posterior de su rótula sera alisada. También se podría necesitar que recorten un ligamento para permitir que la rodilla regrese a su posición normal. La cirugía se puede realizar con unas incisiones pequeñas como durante una artroscopia o podría necesitar una incisión más grande. Un corte en el hueso de la canilla también puede ser necesario para ayudar en la correcta alineación de su rodilla.

¿Cómo puedo prevenir otro episodio?

  • Use los zapatos apropiados para su actividad física. Aumente gradualmente la actividad.
  • Entre en calor antes de hacer ejercicio. Estire sus piernas antes y después de la actividad.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene dificultad para caminar.
  • Usted tiene fiebre.
  • Su rodillera o abrazadera está muy apretada.
  • Sus síntomas no están mejorando o están empeorando.
  • La inflamación y el dolor aumentan incluso después de tomar el analgésico.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide