Skip to Content

Sobredosis De Acetaminofeno

LO QUE NECESITA SABER:

La sobredosis de acetaminofeno es cuando se toma más de lo que es seguro tomar. También podría conocerse como intoxicación por acetaminofén. El acetaminoféeno se conoce como paracetamol en otros países fuera de los Estados Unidos. Cuando se utiliza correctamente, el acetaminofén es un fármaco seguro que reduce el dolor y la fiebre. Muchos medicamentos contienen acetaminofén, incluyendo algunos que se pueden comprar sin receta.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Es posible que usted necesite oxígeno adicional

si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.

Signos vitales:

Los médicos revisarán su presión arterial, ritmo cardíaco y respiratorio, y su temperatura. También le van a hacer preguntas sobre su dolor. Éstos signos vitales le proveen información a los médicos sobre su salud vigente.

Examen neurológico:

Esto también se conocen como signos, revisiones, o estado neurológico. El examen neurológico le puede enseñar a los médicos como esta funcionando su cerebro después de una lesión o enfermedad. Los médicos revisan su pupila (punto negro en el centro de cada ojo) para ver como está reaccionando a la luz. Podrían revisar su memoria y cuan fácil se le hace despertarse. También podrían examinar la fuerza con la que usted aprieta con la mano y el equilibrio.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Sonda nasogástrica:

Una sonda nasogástrica también se conoce como sonda NG. Se coloca en la nariz y va hacia su estómago. La sonda podría estar conectada a una succión para eliminar el acetaminofén de su estómago. Los médicos también pueden utilizar la sonda nasogástrica para administrarle medicamentos, como el carbón activado.

Un respirador

es una máquina que le administra oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por bien. Una sonda endotraqueal (ET) se coloca en su boca o nariz y se conecta al ventilador. Es posible que deban hacerle una traqueotomía si no le pueden colocar el tubo endotraqueal. Una traqueotomía es una incisión para colocar la sonda en la tráquea.

Exámenes:

  • Los análisis de sangre: Los exámenes de sangrepodrían usarse para revisar si la cantidad de acetaminofén en su sangre disminuye con el tratamiento. Se podrían necesitar exámenes para medir el funcionamiento de su hígado y riñones después de una sobredosis. Si su hígado o riñones están dañados, su médico podría ordenar más exámenes de sangre.
  • Una biopsia del hígado se usa para revisar una muestra y determinar si hay daño en su hígado.

Tratamiento:

El tratamiento depende de cuánto tiempo ha pasado desde la sobredosis. El tratamiento también depende de si la sobredosis pasó al mismo tiempo o durante un período de tiempo más largo. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Carbón activado ayuda a absorber el acetaminofén que todavía se encuentra en su estómago. El carbón activado lo hará vomitar.
  • Un lavado gástrico también se conoce como bombeo estomacal. Los médicos limpiarán su estómago para eliminar el acetaminofén.
  • Los eméticos son medicamentos que provocan que usted vomite.
  • Acetilcisteína es un antídoto. Si su cuerpo ya ha digerido el acetaminofén, este detiene el efecto de la sobredosis. También evita algunos de los problemas provocados por una sobredosis.
  • Cimetidina u otro medicamento estomacal podrían administrarse para retardar los efectos del acetaminofén.

RIESGOS:

  • Si usted toma 3 o más bebidas de alcohol cada día o fuma cigarrillos, una sobredosis de acetaminofén podría ser más grave. Las dosis más bajas de acetaminofén (menos de 4000 miligramos) pueden ser peligrosas si también está tomando otros medicamentos, hierbas o suplementos. Esto es debido a que algunos medicamentos provocan que el acetaminofén permanezca en su cuerpo más tiempo de lo normal.
  • Menos de 4,000 miligramos todavía son suficientes para intoxicar a algunas personas. Esto incluye a personas que toman acetaminofén todos los días o las personas que tienen enfermedad hepática. Si la sobredosis de acetaminofén no es tratada, usted podría sufrir daños en el hígado o insuficiencia hepática. La insuficiencia hepática puede ser mortal. Algunas veces, el hígado deja de funcionar por completo, y la persona necesita un trasplante de hígado. La insuficiencia hepática podría conllevar a una infección grave, daño renal, problemas de hemorragia, coma, daño cerebral o la muerte. El tratamiento para la sobredosis de acetaminofén podría salvar su vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide