Skip to Content

Sarm (staphylococcus Aureus Resistente A La Meticilina)

CUIDADO AMBULATORIO:

El SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina)

es una cepa de bacterias estafilocócicas que pueden causar una infección. Por lo general, se usan antibióticos para matar las bacterias. Las bacterias del SARM son resistentes a los antibióticos que comúnmente se utilizan para tratar las infecciones estafilocócicas. Esto hace difícil tratar el SARM. El SARM causa más comúnmente infección de la piel o los tejidos blandos. Las bacterias pueden entrar en la piel o los tejidos blandos a través de un corte, una llaga o una incisión. El SARM puede propagarse a la sangre, los pulmones, el corazón y los huesos.

Los signos y síntomas:

  • Llagas en la piel
  • Protuberancias rojas y dolorosas en la piel
  • Una herida o incisión roja, inflamada y llena de pus
  • Ampollas llenas de líquido
  • Fiebre o escalofríos

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene nuevos síntomas, como tos o fiebre, durante o después del tratamiento para una infección por SARM.
  • Sus síntomas empeoran.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Sus síntomas regresan después del tratamiento.
  • Usted tiene preguntas e inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para el SARM

podría incluir lo siguiente:

  • Antibióticos sirven para tratar la infección bacteriana. Tome todos sus antibióticos hasta terminarlos.
  • Incisión y drenaje de una herida, una llaga o un absceso pueden ser necesarios. El médico abrirá y drenará el líquido infectado y el pus. Esto ayuda a eliminar las bacterias de la herida para que pueda sanar.

Programe una cita con su médico dentro de 2 días o según indicaciones:

Podrían derivarlo a un especialista en enfermedades infecciosas. Es posible que deba hacerse más pruebas o análisis para comprobar que su infección esté sanando. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Evite el contagio del SARM:

Haga lo siguiente si usted tiene una infección activa por SARM:

  • Lávese las manos frecuentemente. Pídale a las otras personas que conviven en su hogar que se laven las manos con frecuencia. Esto es lo más importante que puede hacer para evitar el contagio de una infección. Lávese las manos varias veces al día, especialmente antes y después de cambiarse los vendajes. Si alguien cambia el vendaje, debe lavarse las manos después. Lleve un gel antibacterial con usted y úselo para desinfectarse las manos cuando no tenga agua y jabón.
  • No toque las llagas. No toque ni apriete las llagas. Esto puede hacer que la infección penetre más profundamente en sus tejidos.
  • Cubra las llagas infectadas con un vendaje. Asegúrese de que la llaga esté totalmente cubierta durante las actividades que puedan provocar el contacto piel a piel con otra persona. Los ejemplos incluyen deportes como lucha libre o el fútbol. Ponga un vendaje extra en una llaga que está drenando líquido. Esto ayuda a mantener el drenaje infectado fuera de las superficies que otros pueden tocar.
  • No comparta artículos personales con otras personas. Esto incluye paños, toallas, uniformes, ropa y maquinillas de afeitar.
  • No utilice piscinas públicas, jacuzzis o piscinas de tratamiento hasta que su infección haya sanado. La llaga infectada puede transmitir la infección a otra persona a través del agua.
  • Informe a todos sus médicos que tiene una infección por SARM. Si lo hospitalizan, es posible que lo lleven a una habitación privada. Los médicos usarán guantes y batas cuando entran en su habitación. También se lavarán las manos con frecuencia y limpiarán su habitación bien. Es posible que a los visitantes también les pidan que usen una bata y guantes. Todas estas prácticas ayudan a prevenir la propagación de SARM a otros pacientes y médicos.

El SARM y su hogar:

La infección por SARM puede permanecer en las superficies durante varias semanas. Es importante que haga lo siguiente para proteger a los demás:

  • Limpie las superficies diariamente con un desinfectante. Siga las instrucciones en la etiqueta para saber cómo aplicar el desinfectante. Los elementos que utiliza a menudo deben limpiarse diariamente. Por ejemplo, las mesadas de la cocina o el baño, los teléfonos, picaportes y mandos a distancia. Limpie la ducha o la tina después de cada uso.
  • Lave los trastes y los cubiertos en la lavadora de trastes con agua caliente. No comparta los trastes o cubiertos sin lavar con ninguna persona.
  • Lave las sábanas, las toallas y la ropa usadas con agua y detergente para ropa. Ponga la ropa sucia de inmediato en el lavarropas. Póngala en una bolsa plástica si no puede lavarla de inmediato. No es necesario que lave esta ropa por separado de las demás prendas. Use el agua más caliente posible para el tipo de ropa. Lávese las manos después de tocar la ropa sucia y antes de manipular la ropa limpia. Seque la ropa por completo en una secadora con aire tibio o caliente.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide