Skip to Content

Síndrome Metabólico

CUIDADO AMBULATORIO:

El síndrome metabólico

es un grupo de afecciones que pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, derrame cerebral o diabetes de tipo 2. Se desconoce la causa exacta del síndrome metabólico. Su riesgo de tener síndrome metabólico aumenta si tiene resistencia a la insulina. La insulina es una hormona que ayuda al organismo a extraer el azúcar de la sangre y usarla para la producción de energía. Cuando una persona tiene resistencia a la insulina, el páncreas continúa produciendo insulina, pero el cuerpo no puede usarla correctamente. El riesgo de tener síndrome metabólico aumenta con la edad, si está pasado de peso u obeso, o si no hace ejercicio. Usted puede tener síndrome metabólico si tiene al menos tres de las siguientes afecciones:

  • Nivel alto de triglicéridos (un tipo de grasa en la sangre)
  • Bajo nivel de colesterol HDL, (el colesterol bueno)
  • Presión arterial alta
  • Niveles altos de azúcar en la sangre
  • Exceso de grasa en el abdomen

Los signos y síntomas

pueden no desarrollarse. Es posible que tenga más sed o hambre que de costumbre, orine más a menudo o tenga la vista borrosa o dolores de cabeza.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o pídale a alguien que llame si:

  • Usted tiene dolor o malestar en el pecho que se extiende a los brazos, mandíbula o espalda.
  • Tiene dolor de cabeza muy fuerte o se siente mareado.
  • Tiene dificultad para pensar, hablar o comprender lo que le dicen los demás.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su presión arterial es más alta de lo recomendado por los médicos.

Llame a su médico si:

  • Tiene más sed y hambre que de costumbre.
  • Orina con mayor frecuencia.
  • Usted tiene visión borrosa.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes, dependiendo de las afecciones médicas que tenga:

  • Medicamentos para la presión arterial ayudan a bajar su presión arterial. La presión controlada ayuda a proteger sus órganos como su corazón, pulmones, cerebro, y riñones. Tome su medicamento para la presión exactamente como se lo indiquen.
  • Los medicamentos para el colesterol ayudan a disminuir la cantidad de colesterol en la sangre. Este medicamento actúa mejor si usted también hace ejercicio y sigue una dieta saludable que sea baja en ciertos tipos de grasa. Algunos medicamentos para el colesterol, pueden causar problemas en el hígado. Es posible que deba hacerse análisis de sangre mientras toma este medicamento.
  • Los medicamentos para la hipoglucemia ayudan a disminuir la cantidad de azúcar en la sangre. También ayudan a su cuerpo a llevar el azúcar a sus células que es donde se necesita para producir energía.

Controle el síndrome metabólico:

  • Mantenga un peso saludable. Pregúntele a su médico cuál es el peso ideal para usted. Pídale que lo ayude a crear un plan para bajar de peso si tiene sobrepeso. La pérdida de peso puede ayudar a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos, la presión arterial y el nivel de glucosa en la sangre. Puede también aumentar el nivel de HDL (colesterol bueno).
  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos y la presión arterial. Su médico le dirá qué cantidad de sodio y potasio es segura para el consumo en un día. Él puede recomendarle que limite el sodio a 2,300 mg al día. Su médico o un dietista pueden ayudarlo a encontrar maneras de limitar el sodio. Por ejemplo, si incluye sal mientras cocina, no añada más en la mesa. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. Algunos alimentos bajos en sodio utilizan sales de potasio para añadir sabor. Demasiado potasio también puede causar problemas de salud.

  • Siga el plan de comidas recomendado por su médico. Un dietista o médico puede darle más información sobre planes de bajo contenido de sodio o el plan de alimentación DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión). El plan DASH es bajo en sodio, azúcar procesada, grasas dañinas y grasas totales. Es alto en potasio, calcio y fibra. Es alto en potasio, calcio y fibra. Estos se encuentran en las verduras, las frutas y los alimentos integrales.

  • Manténgase físicamente activo durante todo el día. La actividad física, como el ejercicio, puede contribuir a disminuir la presión arterial, el colesterol y el nivel de azúcar en la sangre. El ejercicio también puede contribuir a elevar su nivel de HDL y ayudarle a perder peso. Pida a su médico que lo ayude a crear un plan de actividad física. Apunte a hacer, al menos, 30 minutos de ejercicio 5 días cada semana. Puede dividir la actividad en cantidades más pequeñas que sumen 30 minutos. Incluya también entrenamiento de fuerza al menos 2 veces por semana. Sus médicos pueden ayudarle a crear un plan de actividad física.
    Familia diversa caminando como ejercicio
    Entrenamiento de fuerza para adultos
  • Tómese la presión arterial tal como le indicaron. Es posible que le pidan que tome nota de su presión arterial y que traiga esta información a sus consultas de seguimiento. Pregunte a su médico cuánto debería de tener de presión y cómo tomársela.
    Cómo tomar la presión arterial
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas. Las mujeres deberían limitar el consumo de alcohol a 1 bebida por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial y también provocar daño al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
    Evite la enfermedad cardíaca

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Su médico puede derivarlo a un especialista, dependiendo de otras afecciones médicas que tenga. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.